15.2.11

Lejos.


Mejor pasar au­daz al otro mundo en el apogeo de una pasión que marchitarse consumido funestamente por la vida. James Joyce


La distancia depende del lugar de partida, no del destino.
Lo recto del camino influye.
A lo lejos alguien espera.

No insisto.
En la distancia ha muerto un sueño.

Sonreíamos en la orilla desafiando al viento que profanaba nuestras peticiones, cada rincón preservado, los caballos desbocados entre los dedos, la bruma rebelde, los confines, su soledad de princesa agraviada, la errática búsqueda de un nosotros, la estéril ceniza, nuestros cuerpos desnudos, la respiración contenida, la intuición del llanto, la sangre iluminándonos, la enseñanza de ser lo que nunca fuimos, la piel nueva, la mirada imposible, mi voz contando, cantando, alargando lo imposible.

No insisto.
En la distancia ha muerto un sueño.

La casa se ha llenado de ancianos que miran con ojos suplicantes, la distancia depende del destino, no hay camino, alargamos los brazos para espantar el miedo, las sombras nos visten sin remordimiento, se marchitan las alas en las sienes turbias, el dolor no cabe en mi costado, he perdido la armonía, la alegría, bebo tristeza como una leche agria, un líquido oscuro de serpientes, no hay caracolas, no hay bestias copulando en la selva, han muerto siete estrellas, amarnos fue un sueño dentro de otro sueño, geometría atroz de no ser nada.

No insisto.
En la distancia ha muerto un sueño.

Nadie espera a lo lejos.
Se ha borrado el camino.
La distancia es el destino.



10 comentarios :

Alas dijo...

Hoy me mataste.

Te abrazo, Pedro.

Mayte dijo...

En la distancia esta el sueño encontrado en la sonrisa y el abrazo lejano que se abre despierto de madrugada, de brazos largos como el bosque que lo habita, que espera y muere...enraizado al recuerdo.

Pura belleza lo tuyo, Pedro.

Joselu dijo...

La verdad que si.
Haces ameno el camino. Haces paisaje.
Así da gusto viajar.
Un beso.

Anónimo dijo...

Hoy tus palabras me traducen el sentimiento, o más que eso...Cambiando de tema, te añoro Pedro.

Anónimo dijo...

El anónimo era by Hechi ;)

gaia07 dijo...

Vida en las distancias supeditadas a lo cerca que estemos del destino. El sueño ¡ay, el sueño!, el único que nos arrullará cuando ya no haya camino y hasta es posible que no nos deje darnos cuenta de nuestra inevitable llegada.
Como esta lectura vívida provocadora de sensaciones grandiosas, estemos a la altura que estemos del camino.
Un besazo.

Nikté dijo...

Lo malo, es que dejamos siempre que llegue el final, supongo porque a los amores apasionados, por serlo, no se pueden dejar a medias.
Y lo peor de todo es si se te ocurre la peregrina idea de volver y no hallas nada de lo que hubo.

La mocos

armadecasa dijo...

Algunas veces la muerte nos persigue con más intensidad. Josélu me trajo... una pequeña distancia y me alegra haber llegado.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Nadie espera nunca... ni siquiera tú...
Una espera que no está... una desesperanza en la espera... una... de tantas...
Me gusta no entender mientras comprendo que no hay nada que aprender.

Anónimo dijo...

...... o sí... jejeje

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007