27.9.11

Seductor.


Prueba formal

Sabes tú morir sin el permiso del nadador
si respondes sí
tú eres el hombre anunciado por la ley
el hombre audaz de labios de elefante
el mentiroso puesto a prueba por el hierro y el fuego
el sabio demoníaco que convertirá el mundo en hilos de sangre
el infierno de pez en donde caerán los seres milagrosos
que encuentras cada tarde al salir del teatro
minas de sal
avenida decorada con flores silvestres
tormenta sexual
para disuadir a los conquistadores de la Gran Rueda

(De "Le grand Je"
Versión de Manuel Álvarez Ortega)

Benjamín Péret.

Me miraba a los ojos tan cerca que casi podía leer sus pensamientos. Mejor no, mejor no leerlos, mejor no saber qué podría esperar de un tipo tan feo aquella mujer, que me había quitado las gafas y apenas distinguía sus facciones, que me sentía embriagado por su turbadora presencia, que no sabía qué hacer con las manos y estaba sudando como un pollo mientras ella seguía con un dedo cada una de las rayas blancas de mi camisa. 

No recordaba cuando había estado antes así, a tan poca distancia de una señora tan femenina, tan estupenda, tan Chanel. 

Me susurraba, apenas podía entender qué decía, adiviné algo así como vamos, chato o no puedo más, rey

Estaba empezando a marearme, aquello no le podía estar pasando a un hombre tan corriente como yo. 

Jorge, te deseo, vámonos a la cama –me dijo.

Perdone,  no soy Jorge, me llamo José Antonio –repliqué.

Coño, pero ¿tú no eres ese de la bonoloto, el que ha salido en el periódico? –preguntó.   
  
No, soy electricista y trabajo en la Naval –dije, azorado.

Y se marchó, sin más, sin mirar atrás, dejándome con la camisa empapada, con la frente marchita* con alteraciones en la entrepierna, desorientado, desasistido, acomplejado, desubicado, con la moral por los suelos. **

Fui a casa y me duché con agua fría, más de media hora.

Joder, no somos nada.
 

 *  (…las nieves del tiempo platearon mi sien)
** Tanto que me la pisé.


6 comentarios :

De cenizas dijo...

Me pasó algo parecido cuando me confundieron con un tal Pedro Glup; pero encima me dio una bofetada al grito de: ¿Será posible? ¿Ya decía yo que tenía que ser más guapo!
(Y también me la pisé(la moral))


un abrazo

Pedro dijo...

De cenizas, era Mari Carmen, seguro. No me extraña, hay atracciones que duran y duran y duran. No era por la belleza (que también), era por la pasta. Todo por la pasta. La bofetada está dentro de un ritual –al erotismo por la violencia- , si vieras como tengo los muslos (chato).
Me la piso frecuentemente (es el inconveniente)
Saludos, campeón, artista.

Magnolio dijo...

Puestos a confidencias: ayer iba por Bilbao, me abracé a un tipo estupendo por detrás: ¡Glup, Glup!

No eras, claro.

Aún me dura el sofocón.

Pedro dijo...

Magnolio de hojas inmarchitables, eso me ocurría mucho (se me abrazaban, pero por delante) cuando vivía en Hollywood, en Bilbao me ocurre menos.
Y sí, a veces no soy.
Besos, sofocada.

Arantza G. dijo...

Un abrazo equivocado es como un beso en la frente. Cachis.......
Besos

Pedro dijo...

Arantza G., un abrazo equivocado es, a veces, el inicio de una buena amistad. .-

.- Uy, perdone, le he confundido
.- Siga, siga, ya que estamos.


Y menos besos en la frente hay de todo.
Que no digo que me haya pasado, pero nunca se puede decir de esta agua no beberé.

Por cierto, la frente no es de las zonas más erógenas pero todo es empezar (también depende de lo grande que tengas la frente, a un amigo mío le llega hasta la nuca).
Besos en diversos lugares (opcional)

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007