29.9.11

De sueños que no.

“Creía que anotaba los sueños que tenía: me di cuenta de que, muy pronto, solamente soñaba para escribir mis sueños.”.(Georges Perec)

 
Un mes con los días marcados por círculos rojos, verdes, con las horas vividas  en plenitud, con un inmenso horizonte detrás de la ventana, como un cuadro luminoso, niños que corren por la playa, recolectores de conchas, señoras que pasean por la arena mojada con un pañuelo en la cintura, el agua tan fría, las gaviotas que vuelan hasta las rocas cuando baja la marea, ahí, en el mar quieto.

Cada mañana me levantaba con los sueños resbalando por la nuca, con un revoltijo de lo que pasaba, de lo que no pasaba y de lo que posiblemente pasaba porque no pasaba.  Era tan feliz que no me importaba lo más mínimo.

Ahora sí me importa.

Porque todo pasa, el otoño ha llegado y con eso no contábamos.

Se acabó la fiesta aunque el sol siga como si nada.

Y ahora llegan los sueños como mastines fieros, negros. Me muerden los muslos de la ansiedad. Caigo por abismos sin fondo, me despierto. Me persiguen hordas de hombres oscuros, mal encarados, me despierto. Estoy en mitad de un desierto, angustiado, me despierto. Miles de ojos me miran, siguen cada uno de mis pasos, me despierto. Me afano, ansioso, sobre ella, sin llegar a nada, me despierto. Vuelven aquellos a quién amé y amo y no están, hablo con ellos, es tan real, lloro y me despierto. Ay.

Dicen los sabios, los científicos, que la velocidad de los neutrinos puede permitir viajar en el tiempo. No pido mucho ¿podría volver a l 1 de agosto? (de qué año es lo de menos). Gracias.




7 comentarios :

Arantza G. dijo...

Cuando nos sentimos felices no nos acordamos de los deseos, ni de los sueños, que incumplidos, golpean nuestra cabeza como martillo insistente. Pero habrá que seguir soñando....
Te beso, y te abrazo.

Anónimo dijo...

A eso yo le llamo rutina, jeje.
Y tú hoy has roto, durante unos minutos, la mía. ¡Gracias!
De eso se trata, de ir haciendo pequeños "agujeros" en los días negros del calendario.
Un saludo,
M.S.

Pedro dijo...

Arantza G., distinguiría entre sueños y deseos. Los sueños son eso por lo que luchamos, aquello que queremos conseguir. Los deseos…puff, esos sí que (al menos a mí) golpean nuestra cabeza como martillo insistente. En mi caso soy monotemático (soy hombre): siempre deseo lo mismo (que no quiere decir que a la misma). No sé si queda claro, es que muchas veces me lío, me meto en jardines que… abrazado y besado quedo.

Pedro dijo...

M.S., me alegra poder contribuir a pintar con muchos colores los días negros. Ahora te contesto. Saludos.

gaia07 dijo...

No me gusta, no.
Pues eso que me tiene disgustada.
Y es que yo pensaba que era al revés. Primero siempre despierta y anhelante, falta de respuestas, el no saber, todo te intimidaba… y ahora debía resbalarte todo, que pasase revuelto o que no pasase, que te importase todo nada y simplemente ser feliz.

Me parece a mi que la única manera que tienes de volver al 1 de agosto es que sueñes y lo escribas.
Un abrazo

gloria dijo...

Lo cierto es que yo prefiero el otoño al verano... supongo que porque he olvidado cómo gestionar mis propias horas...
Ojalá puedas volver donde (o mejor cuando) quieres. Yo te espero unos meses por detrás...
Abrazo para espantar hordas indeseadas y aliviar muslos.

Anónimo dijo...

amo leerte.

Mon

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007