27.11.09

Blogadicción.

Las palabras
brevísimas húmedas
interceden
rozan la superficie
como una serpiente
y la voz sabe que no sabe


Gloria Gervit



Con tantos millones de blogs pretender que entren en el tuyo está más cerca del azar que de una pretendida calidad.
Suponer que alguien lo lea está instalado directamente en la utopía.
Y, en el colmo, que alguien lo (te) entienda es la más delirante ciencia ficción.

Aun así, millones de ilusos seguimos a lo nuestro, ni más ni menos, intentando, con mejor o peor fortuna, dar lustre a nuestros ombligos, airear nuestras fantasías, compartir nuestras miserias, disfrazar nuestra realidad, repartir las cartas en este juego sin ganadores ni vencidos. Hasta que se rompa la baraja.

Escribo mirándome al espejo, no sé si soy el que soy o el que me he inventado para estar en esta ventana. Y más, no sé qué falta me hace esta invención en mis atareados días (ay, el día que lo sepa…).

Pero aquí estoy, insistiendo, un blogadicto sin remedio ¿tendrá cura?



Artículo 12.

• Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.



21 comentarios :

Ventana indiscreta dijo...

Continuar con la plena convicción de airearte mientras acabas harta. Pero palabra e imagen me pueden. De momento tiran de mí.

Besos.

Pedro dijo...

Ventana indiscreta, ¿mande?

Mayte dijo...

La cura dicen es la misma causa...asi que adicto-adictivo siga-mos mientras dure. :p

Bikiño y salgo de puntillas y corriendo.

virgi dijo...

En la consulta médica:
_ Si no le produce malestar físico, fiebre, desgana, inapetencia, melancolía, dolores de cabeza, insomnio, vómitos, molestias en las articulaciones, malhumor...siga con la misma medicina.

(y yo aprovecho y te abrazo fuerte)

Tinta de aterrizaje dijo...

Bloga como comienzos, como ocasos.
Blogs para una ocasión, perecederos, sin duda.
Blogs para dar a la palabra un interior.

Besos.

Tempero dijo...

La suerte de ser un epígono tuyo, un brazo transversal de palabras, una espina dorsal de tu blog. Esa es la suerte que tengo, hablo en singular, cada uno que hable en plural, si quiere. Otros blogs llegaron a su fin y el alba continúa, y todo continúa, y no me gusta la palabra blogs porque en ello vertemos la tinta imaginaria de nuestros glóbulos rojos. Tu blog y nuestro sistema inmunitario: no nos queda más remedio que aprender y reaccionar.
De todo corazón, muy agradecido, Pedro.

Camille dijo...

Hay blogs que tienen su propia ley de atracción y acabas llegando a ellos aunque no quieras. Irremediablemente. Aunque se entre de puntillas [en ocasiones]. Yo no sé si te entiendo, Pedro, pero sí te puedo decir sin miedo a equivocarme que eres el dueño del blog al más tiempo he dedicado en lograr entender.

Pues eso...

P.D. Para qué quieres curarte?

gaia07 dijo...

Es verdad ¡leches!.
Y con tantos millones de escritos saber que no tienes tiempo suficiente para leerlo todo, es angustioso.
Y si lees alguno que no te convence o no te interesa lo que dice, un fastidio. Has perdido un tiempo precioso.

Por fortuna, aquel que siente la necesidad de escribir, lo hace.
Por fortuna, aquel que tiene algo que contar, lo cuenta.
Por fortuna, aquel que sabe, escribe. Y hasta el que no sabe ¡qué le vamos a hacer!, aunque tan solo sea para demostrar a los que saben que mejor escriban ellos.

Espero que no se curen nunca, que no exista vacuna jamás, aunque no pueda leerlo todo saber que al menos duraran miles de años reconforta, mis genes convertidos en energía o en otro cuerpo tendran nueva oportunidad de alumbrarlos o leerlos.
Solo queda la esperanza y el ingenio para no terminar cabreada todos los días ;-P

Un beso enorme Pedro Glup, escritor al que el azar ampara, la utopía distingue y la delirante ciencia ficción acaricia.

PS. Y me vanaglorio en que además de leerte, también te he abrazado.

Aldabra dijo...

no quiero que te cures, sino no poremos leerte.
bicos,

Mirada dijo...

Y por favor, no se olviden, todas, de que a la belleza hay que alimentarla, darle de beber, de comer, cariñitos, mimitos, para que se desarrolle y se extienda...

mabel g. c. dijo...

¿Subrayado en rojo, querid@? En la fiesta de disfraces, ¿no? Sé valiente y cuéntame...

El planteamiento, cuestionamiento de tu afición, a la que prefieres llamar adicción -por castigar(t), supongo, a quienes pueblan la blogosfera-, me parece absurdo. Sería lo mismo que cuestionarle la afición al futbol a Manolo Lama, por ejemplo, que después de tantos años, ya semeja adicción. O recriminarle a los adictos a la FÓRMULA 1, ser causantes de conflictos tan voceados entre cadenas de TV. O que los aficionados al teatro dejen de asistir al espectáculo, porque jamás se subirán a un escenario y menos participar en grupos amateurs...

En fin, se me ocurre, que si nos pasamos por aquí, dejamos nuestros comentarios, aquí y no en otros miles de blogs, estos cuestionamientos, al menos, deberían ser algo de tu privacidad. Merecemos un poco de respeto. En lo que se refiere a nuestra participación en tu blog y en cuanto blogueros que somos AFICIONADOS, NO ADICTOS.

Qué quieres que te diga, prefiero escribir en un blog al que tal vez no llegue nadie, que ir a dejarme 80 euros en una entrada para una CORRIDA, además de que no podría, con todo el respeto que me merecen los ADICTOS A LOS TOROS Y LOS TOREROS.

Lo siento, me he cabreado. Me pensaré si vuelvo a pasar por aquí, no sea que me cuelgues a mí también el CARTEL DE ADICTA. ¡Hay que jorobarse, manda narices con tus sutilezas! Somos tod@s tont@s, ya.

De cenizas dijo...

Yo, de curas no quiero saber nada... que luego me excomulgan.
El blog es un vicio, sí, ¿y qué?

un abrazo, vicioso

Tesa dijo...

Hola a todos.
Me llamo Tesa
...y soy ...blogadicta

mabel g. c. dijo...

¡Glup! Vengo de nuevo porque me he leído, como si me hubiera o hubiese escuchado, y me parece que he elevado el tono un poco más de la cuenta. Además, tienes derecho a decir lo que quieras en tu blog, lo siento.

Un beso con "re-mordimiento" (caray, cómo me duele la lengua, no acerques la yugular por si acaso).

ana p. dijo...

y como toda adicción la amas y la odias al mismo tiempo, la dejas y vuelves, te das razones que después disculpas, subes y bajas.
Lo sorprendente es que lo escrito deja de ser de uno para convertirse en algo de los demás que comentan desde puntos de vista totalmente fuera de la inicial intención (pa muestra un botón.... Ese es su encanto y su detestabilidad. Una dialéctica constante entre lo pretendido y lo encontrado. Un besote majo

Pedro dijo...

Vamos a ver, que uno no se mete con nadie, que escribe lo que se le ocurre y lo deja en una esquinita por si a alguien le apetece leerlo. Por supuesto a partir de ese abandono en el torno de Blogger mi criatura ya no es mía. Que cada uno la acune como quiera.

Admito de buen grado todo tipo de comentarios, faltaría más. Agradezco igual todos ellos.
Recibo aquí tanto cariño, tanto, que cada día me emociona descubrir los nombres que conozco e intuir los que sé que leen y no comentan. El día menos pensado os invito a todos a unos vinos y nos descubriremos afinidades tan naturales, tanta amistad que sabremos que estos contactos sin nombre nos hacen mejores.

Esto es lo que es y da lo que da, pero lleva su curro, qué os voy a contar. Aunque, qué cosas, cuando alguien encuentra agravios en mis jardines me siento bien. Pienso “coño, qué bien lo hago que ni yo mismo me entiendo”. Este sentido del humor es bueno ya que llevo una temporada con tanto trabajo y con tanta presión que, la verdad, vuestra compañía y vuestras palabras me ayudan mucho. Os lo agradezco sinceramente. Amen (leches, me leo y parezco un cura).

Un abrazo.

De cenizas dijo...

Ayyy...no digas esas cosas...que se me escapa la lagrimilla...

:)

Eso de los vinos....

El peletero dijo...

Buenas noches, hace tiempo que no visitaba tu casa. Hoy lo hago gracias a una extraña coincidencia que no viene al caso, puro azar “austerino”. Era algo que tenía que ver con África, con un autocar incendiado, con una maleta perdida para siempre y una cama vacía. Con una montaña de silencios y una eterna soledad que me roba el nombre. Con una mujer sin sexo, con una que tiene dos lenguas y con otra que no tiene boca. Puro azar. Pero yo pasaba por aquí solamente para decir hola y decir que sí, decir que tienes razón y decir algo más que, desgraciadamente, ya no recuerdo.

ybris dijo...

La eterna tentación de no pararse.
Para el que escribe.
El vértigo implacable de asomarse.
Para el que lee.
Sólo el azar los une en un momento.

Un abrazo, amigo.
Un abrazo amigo.

Arantza G. dijo...

En mis brazos hay una cuna, con mi pecho de almohada, donde se mece cada día tu entrada diaria.
Besitos

freyja dijo...

yo me apunto a lo del vino.
FELICES FIESTAS

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007