13.10.09

Leyendo el capítulo cuarenta.




En esta hora del crepúsculo cuarenta, rodeado de máscaras, busco tu paraíso vestido de blanco y soledad y la calle se llena de relojes desbocados. Desde que te conocí mi vida es otra. Si no fuera porque tengo tus suspiros colgados de mi oreja diría que lo nuestro está inventado. Añorándote, me he convertido en un caníbal que se come sus propios días mientras preparo bebedizos con corteza de laserpicio para librarme de otros recuerdos. Solo conozco los enigmas, del resto nada sé, estoy atrapado por el cruel manipulador que impaciente mueve las fronteras, tú eres la piedra de Rosetta que descifra mis jeroglíficos de siempre. No me olvides, no me borres, no me dejes sentado en un estante de tu biblioteca. Luchemos, estamos aquí así, para enriquecernos, para ver los días con los ojos nuevos de siempre. Escribirnos ahora es recordar que estamos vivos, anhelar el momento de encontrarnos, disfrutar de este musgo en la garganta, humedad de saber que nos pensamos. Y ahora me doy cuenta que no quiero escribirte sino hablarte, borrar esa sombra triste de tu voz, demostrarte que estoy aquí, que existimos. La historia real camina, respetuosa, por la acera. Las historias que me invento invaden el centro de la calle, esquivando a los carruajes, burlándose de los pasajeros, indiferente a los gestos del guardia de la circulación, con su casco risible, y es inútil que levante los brazos, estas líneas van a parar donde yo quiera y me como la manzana, tu corazón ya me lo he comido, con gusano y todo. Quiero saber de qué oculto pozo de tristeza salieron tus sollozos, de qué negrura brotó tu llanto mientras nos amábamos anoche. Soy culpable por no haber llorado contigo. Quiero yacer en un surco de tu cerebro, ver pasar tus pensamientos, espectador preferente de esos rayos diminutos que te circulan, que te llenan de emociones contrapuestas, ahora ríes, ahora lloras, ahora me dejas en la puerta de un bar, bajo la lluvia, ahora me presentas a tus íntimos enemigos, ahora brincas a mis brazos mientras en el cielo se mueren cincuenta estrellas y un tren descarrila en el jardín desde donde quiero sentirte en cada pálpito, cuando la luna pinte los tejados, cuando sueñe que te sueño y sueño que somos demasiado mayores para morir, otra vez, de amor. Y sin embargo no puedo parar de pensarte, amor, amante, veneno dulce que me corre sin descanso por las venas de las horas.


(dibujo: Luis F. Sanz)

36 comentarios :

eva-la-zarzamora dijo...

Aún nos quedan muchos capítulos por leer, soñar, adivinar y escribir.

No hay nada inventado, ni escrito. Ni siquiera susurrado. Sigue soñando, Pedro, es gratis.. Yo te leeré.
Bs

Pedro dijo...

eva-la-zarzamora, bien, entonces no nos demos prisa, tranquilos, hoy es martes 13 y sin embargo está amaneciendo.
Lo comenzamos con optimismo, lástima que no haya lugar para los sueños, no hasta la tarde, no hasta que las obligaciones hayan sido cumplidas.
Soñar no es gratis, se compensa con la tremenda realidad.
Allá vamos
Bs

Ventana indiscreta dijo...

Sir Peter, que te hayas desabrochado en llanto por ella me importa un comino (Umbelífera), porque hay más y el amor es tan inoportuno como mujeres somos, tan oportuno como un trago de Laserpitium latifolium. Desde luego tienes más descorches que un mueble bar, como dicen en Andalucía. ¡Corteza de laserpicio! Adiós, pero si es una umbelífera ella sin corteza, con un tronquito de na. Ten cuidado no te confindas con la Conium Maculatum la próxima vez. Conium, conium. ¿A qué me suena esta pronunciación?

Pedro dijo...

Ventana indiscreta, abrumado por tu sapiencia botánica te digo que sí. Lo mismo te puedo decir que no. Y es que en eso de las peras y las manzanas estoy hecho un experto. Es decir que me pronuncias conium y entiendo primavera, o dices eso del descorche y digo ¡salud! Pues eso. Buena semana.

Arantza G. dijo...

Te sueño al pasar las hojas de un libro deseado...tanto, que lo he hecho mío y lo llevo siempre a mi lado.
Un beso dulce

Pedro dijo...

Arantza G., esto...
Qué cosas tienen los textos de amor ¿eh?
Ay.
Besos.

Tinta de aterrizaje dijo...

Crepúsculo es una palabra que me amenaza.
Ahora que atardece con la sonrisa puesta en la sangre.
Capítulos de la vida, de la de otros, al fin y al cabo de la nuestra.

mabel g. c. dijo...

"Desde que te conocí mi vida es otra. Si no fuera porque tengo tus suspiros colgados de mi oreja diría que lo nuestro está inventado. Añorándote, me he convertido en un caníbal que se come sus propios días mientras preparo bebedizos con corteza de laserpicio para librarme de otros recuerdos".

Importa un comino si la vida es soñada, seas un ángel o no, el caso es que está bien dicho, como una amalgama de realidad amenazada y ternura onírica.

Estaré esperando a que leas el capítulo cuarenta y uno, cuando caigan cincuenta y una estrellas en medio de la fuente noctámbula.

Besos.

Aldabra dijo...

Me encanta todo el texto en su conjunto pero sobre todo, me gustan los textos que como este me enganchan en la primera frase: es perfecta. También su final.

Me permito destacar algunas cosas de tu texto y hago con tus propias palabras un poema, y te lo regalo.

"los relojes desbocados,
tus suspiros colgados de mi oreja...
diría que lo nuestro está inventado.

no me olvides, no me borres,
no me dejes sentado en un estante de la biblioteca,
luchemos,
la historia real camina,
respetuosa, por la acera.

soy culpable por no haber llorado contigo,
y sin embargo mo puedo parar de pensarte,
amor,
amante, veneno dulce
que me corre sin descanso
por las venas de las horas."

¿te gusta?

biquiños,

Pedro dijo...

mabel g. c., te puedo asegurar que está escrito con tanto amor que miedo me da que se derrita con otras miradas.
Pero me arriesgo.
Besos.

Pedro dijo...

Mira tú, Tinta de aterrizaje, que comentario tan poético y tan majo. Gracias.

Pedro dijo...

Aldabra, varias cosas.

Primero mi agradecimiento por tu comentario.

Segundo mi sorpresa porque hagas un poema con mis palabras y me lo regales.

Tercero, te voy a contar un cuento. Érase una vez una linda joven que me corrigió un poema. Dado que estaba lejos no me la pude comer pero me quedé con las ganas. Le dije cosas que no se deben decir a las lindas jóvenes. Pero hablamos y hablamos y pasó el tiempo, un día nos vimos en persona y nos hicimos amigos. Alguna vez recordamos cómo nos conocimos y nos reímos (ella sabe que estuvo en peligro de muerte, brrrr, qué miedo). *

Cuarto, disculpa la inmodestia pero me gusta más mi texto que tu poema, pero te agradezco –mucho- el detalle.

Besos.


• Es una historia real

mi nombre es alma dijo...

Pensarte es quizás la forma más hermosa que he visto de decir que se quiere.

Un abrazo

virgi dijo...

Te dije que eras como un manantial...no, no, más bien como un río caudaloso que me lleva a la orillas del diccionario de la RAE. Y encuentro "laserpicio". Y me trae aromas de latín, hierbas, hechizos, antorchas, pasadizos, pergaminos...

Besos, artista, me ha encantado...normal!

gaia07 dijo...

La historia real sabe que no podría ser lo que es sin los sueños.
Ese sueño en el que ella es capaz de mostrar su congoja mientras la amas y que además de espectador preferente te hace cauce de su melancolía

Pero cuantísima belleza eres capaz de desgranar en unas cuantas frases.
Un abrazo gigante.

Pedro dijo...

mi nombre es alma hoy tengo dentro tantas emociones que apenas puedo pensar. Y lo que ha escrito me ha hecho sentir aún más. Gracias. Un abrazo.

Pedro dijo...

virgi, este río, hoy, tiene las aguas turbulentas.
Algún día se me acabarán las palabras. O las ganas.
Pero mientras tanto las mezclo con las tuyas. Muchas gracias. Un beso.

Pedro dijo...

gaia07, solo te dejo este suspiro.

Lo sueños, sueños son.
Y la historia real es terca.
Afortunado de saber que sabes, que entiendes, que sientes.
Anda, ven, te abrazo. Muchas gracias.

elena clásica dijo...

Y eso es amar, de repente la comprensión en la intimidad de la otra persona. De repente se vislumbra lo que uno o una ha sentido y ni siquiera lo sabía. Beber el néctar del otro, entonces es válido y ducharse con sus lágrimas también.
¡Cómo eres, ¿no? ¡Te habrás quedado tan ancho!!
Admiro una voz masculina con tanta sensibilidad y capacidad de fundirse en otros ojos y en otros sueños.
Felicidades. Un besazo.

Tesa dijo...

Nos dan vida ...las dudas y las incógnitas.

Shandy dijo...

Recojo todo el texto. Pero me llevo tres palabras para la siembra. Corteza de laserpicio ( lo he buscado y se parece a los fiunchos desgranados o desflorados), Rosetta y musgo. No me pregunten por qué... Mmmm enigmas, tactos, pálpito.

Tú también eres una piedra Rosetta: leyenda y literatura.
El desentablicuadrillador que te desentablicuadrillare, buen desentablicuadrillador será.

Te dejo un par de abrazos II ._.

Magnolio dijo...

Leo, releo, requeteleo tu capítulo "cuarenta" y me asombro de asombrarme como si fuera la primera vez, como si nunca te hubiera leído, como se lee a un desconocido y no, claro que no hay mirada que derrita este texto que derrite miradas: lo harás tú cuando amanezca, tal vez antes de que estas líneas hagan cola en comentarios y lo cambies por otro y no hay derecho, no señor.

Tempero dijo...

Toma cuarenta y uno:

Qué film ni qué leches. Ya te dije que subirnos al monte para ver el sol ordeñar su sangre no nos traería nada bueno. Mejor hubieran sido unos cubatas en el bareto aquel y unas risas, y unos desajustes de palabras. Sabes, siempre, después de los desajustes vienen los reajustes, o las nuevas palabras, o palabras distintas, claridad de ideas al fin y al cabo. Pero no, el crepúsculo, ese insensato proceder con la vista, ese devenir de poéticas retinas, ese surcar el horizonte que no tiene nada más que ponzoña poética. Ni mi amor por ti tiene ya poesía. Ni leches.

Pedro dijo...

elena clásica, es algo elemental. Escribir es fácil. También imaginar. Lo difícil es vivir. No soy capaz de definir el amor pero debe ser algo así como mirar más al otro/a que a ti mismo. Y cuando salimos de los tópicos y entramos en la esencia, en lo esencial, en lo que de tan natural hemos olvidado lo que es, es justo ahí donde disfrutamos del íntimo placer de ser.
O así. Muchas gracias. Un beso.

Pedro dijo...

Tesa y sin embargo a otras personas les dan la muerte...las dudas y las incógnitas.

Pedro dijo...

Shandy me quedo con los abrazos antes que nada. El resto es literatura (me refiero a la mía) pero si la literatura no está basada en la vida mal negocio hacemos (los que escriben y los que leen). Por eso voy a vivir este miércoles. Un beso.

Pedro dijo...

Magnolio estás leyendo a un desconocido. Esto funciona así. Alguien escribe (dibuja, pinta, imagina), lo deja en una página y otros lo comparten, lo leen, lo interpretan.
Entre lo que uno escribe y otro lee está la distancia de la creatividad.
Por supuesto que no hay derecho, pero hay lo que hay.
Y contentos.

Pedro dijo...

Tempero
Estoy triste, tengo miedo.
Mi terreno abarca desde aquellos árboles a lo lejos hasta el cercado
Hoy me siento tan mal.
"En muchas ocasiones he afirmado que nuestra búsqueda de la felicidad es con frecuencia desgarradora, porque estamos movidos por dos deseos contradictorios: el bienestar y la superación. Necesitamos estar cómodos y necesitamos crear algo de lo que nos sintamos orgullosos, y por lo que nos sintamos reconocidos. Una actividad que dé un sentido a nuestra existencia, por muy ilusorio que sea ese sentido. Tenemos, pues, que armonizar anhelos contradictorios. Necesitamos construir la casa y descansar en ella. Necesitamos estar refugiados en puerto y navegando. Aspiramos a huir de la angustia y a enfrentarnos a ellla. La búsqueda obsesiva del bienestar fomenta el miedo, nos convierte a todos en sumisos animales domésticos, y la sumisión es la solución confortable - y por eso amnésica - del temor. La valentía, en cambio, nos libera pero - molesta contrapartida - nos hace perder parte del bienestar. Hace despertar en el gatito modorro al felino libre que vive, sin duda, menos cómodo sin calefacción, sin destino, sin comida puesta, y sin arrumacos. Nos lanza al descampado, que es el territorio de la libertad y de la creación." Marina, J.Antonio
Jo, estoy hecho polvo.
Calla, coño, y sigue remando
Pues eso.

eva-la-zarzamora dijo...

Si quieres que te sea sincera, pensaba que pasarías a tomarte una copita conmigo, ayer mismo.

Pero todavía quedan muchos prejuicios, y barreras, y pajillas mentales por rebasar. Y va a ser que tal vez haya gente que siga soñando, y le cuesten caro los sueños... La realidad es lo que hay y no hay más. ¿O si? Pocos son los que la viven.

Bs, Pedro.

eva-la-zarzamora dijo...

Suprimí yo el comentario pues salió repe y me corrijo.. le cuesten "caros" los sueños.
Bs

Pedro dijo...

eva-la-zarzamora, no, si pasé. Tenias las ventanas cerradas y pensé que estabas ya dormida. Quizás estabas soñando y no quise despertarte.
Me fui a vivir la realidad.
Ahí sigo, afincado en lo real,
Como siempre.
Besos

Aldabra dijo...

Primero: a mí también me gusta más tu texto, que el poema que hice de tu texto, sólo fue un guiño literario.

Segundo: lo que me cuentas de tu amiga, supongo que te habrá hecho comprender que hay que contar hasta 10 antes de dejarse llevar por "los nervios" (dígase ganas de morder).

Tercero: soy una mujer muy osada y no me intimida lo que me cuentas de tu amiga. no sé si en alguna ocasión me permití corregirte algo, puede ser que sí o que no, no tengo ni idea y tampoco importa. Fuera lo que fuera lo que hiciese lo hice con el corazón y con el cariño (a priori siempre quiero hasta que se demuestre lo contrario).

Cuarto: disculpa la inmodestia pero seguro que te encantaría ser mi amigo.

biquiños muy traviesos y retadores.

Pedro dijo...

Aldabra biquiños cariñosos de este tentador tentado.

Cuarto: disculpa la presunción pero ya me considero tu amigo.

Tercero: soy un hombre muy tonto y lo que te cuento de mi amiga me lo demostró. Contesté con prepotencia y cierta chulería a la carta que me envió con mi poema corregido. Después nos conocimos y eso se convirtió en una anécdota pasada ( de la que nos reímos con ganas). Hubo un tiempo en el que me ayudó mucho ( y me parecía una cría y soy un hombre hecho y derecho y etc) y así pude aprender a ser mejor persona, a olvidar prejuicios, a ser más humilde, a crecer.

Segundo: ya ves que lo he comprendido. Y no muerdo, nunca (perro ladrador…), solo demuestro miedo.

Primero: ya entendí que era un guiño literario. Lo que no fui capaz es de transmitirte que mi contestación también era un guiño, amistoso, de complicidad. Disculpa, a veces fallo en lo elemental.

Principio de todo: estoy aquí para sumar, nunca para restar, no quiero malos rollos, bastante soportamos cada día.
Me agrada mucho ser tu amigo aunque no tengamos ni idea de cómo somos, o poco más de un nombre. No importa, sé que detrás de ese Aldabra hay una persona sensible y que en persona, los dos, ganaríamos mucho (bueno, tú más que yo, pero que le vamos a hacer)

Un beso, ahora sí. Gracias.
(Leches, me he emocionado)

Aldabra dijo...

me gusta emocionar, que le voy a hacer, soy asi de presumida...

y todo era un guiño, pedro, comprendí tu complicidad primera pero quise seguir la broma... me encanta "guerrear" que no es lo mismo que "hacer la guerra"... y claro que sí que eres mi amigo, hasta que no se demuestre lo contrario

¡caray (no digo leches porque es muy fuerte para una chica tan sensible como albdabra (no yo) je je je) me ha encantado esta especie de "seducción literaria"!

y no disimules, ni te hagas el humilde, de tonto no tienes ni un pelo, eso seguro... je je je.

biquiños y que pases una buena tarde.

p.d.: me gustan los jueves.

Aldabra dijo...

y también los viernes:

http://congoyyo.blogspot.com/2009/03/viernes.html

eva-la-zarzamora dijo...

¡Qué bien Pedro! Sigue durmiéndome mientras yo vivo...
Peor pa ti, si te pasaste del champamcito.
Bs ;)

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007