13.5.12

W. H. Auden



Los intereses de un escritor y los intereses de sus lectores jamás coinciden y, si alguna vez lo hacen, no es más que un golpe de suerte.
En relación con un escritor, la mayoría de los lectores creen en una suerte de Doble Moral: ellos pueden serle infieles tan a menudo como quieran, pero él nunca debe serles infiel a ellos.
W.H. AUDEN

5 comentarios :

bixen dijo...

Es una premisa básica, que si no fuera por ti, la seguiría intuyendo sin saber de ella.
El escritor no se debe a sus lectores, pero sí a lo que esperan de él. La zorra se reconoce por la cola.

Nikté dijo...

Abogo por la infedilidad del escritor, al menos en lo que demandan de él los lectores.

"Libre te quiero como arroyo que brinca de peña en peña, pero no mío..."

Pedro dijo...

bixen, yo qué sé de zorras y de colas. Háblalo con Auden.

Pedro dijo...

Nikté, infidelidad no es igual a infelicidad.


(¿lo publicaste?)(¿se puede ver?)(¿dónde?)

Nikté dijo...

Te refieres a lo nuestro? Ya lo envié. Tiene que pasar por los pasos de maquetación, imprenta...ya sabes. La revista saldrá a la calle dentro de unos meses. Te pondré al tanto.
No sabes lo feliz que me siento en lo de aprecer juntos en una publicación de una revista literaria, galardonada como una de las mejores. Un lujo tenerte y un placer para mí.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg