9.7.18

Para eso escribo.


Escribo para que me quieran, dicen algunos.

Se esfuerzan en contar los pliegues de un murmullo, el suave susurro de las sábanas sobre el desnudo cuerpo que aman. Nos hablan de experiencias y anhelos, nos mienten, nos enseñan una mano y en la otra, cerrada, esconden la realidad del tedio y la ausencia, del bostezo atroz sobre una playa de piedras y recuerdos, carabineros vigilando las negras mercancías que flotan sobre el fielato, el límite que traspasan las aldeanas que bajan del monte con leche y manzanas, con nueces. Solo una vez estamos perfectamente equipados para amar.

No quiero mentirte,  esto no es lo que parece, no es la fragante oscuridad donde dormitan las altivas musas, la inspiración en el ábside, las palabras remansadas en relatos sobre amores tempranos, decepciones tardías, el corazón en un zapato, dolor en varios colores, una gama de sufrimientos del uno al nueve. Esto es trabajo en la zanja, balbucear, musitar, gritar, borrar, intentar, seguir, decir lo de antes y esto.

Escribo para que te quieras.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007