18.5.17

Parker y el corazón volador.




Parker siente que el corazón  se le sale del pecho, vuela y se detiene en un punto no demasiado lejano desde donde contempla el destierro,  sus movimientos torpes, erráticos, buscando con tics y manías, indecisos en una frontera que mueve a voluntad, la parte roja es lo bueno, la verde el peligro, cambia los colores, las definiciones, empieza de nuevo, el corazón ahí, observándole.

Cúbreme,  le decía  déjame sentir tu peso sobre mí.

Parker extendía su cuerpo sobre el de ella como una plaga de langostas apretadas en su piel, un grito en cada poro, una llave en los párpados, la voluntad encadenada al deseo, el tiempo como un cuchillo que les urgía en el placer.

No lloresdecía mientras con dedos hábiles, amantes, enjuagaba sus lágrimas.

Parker lloraba, no sabía, no podía armonizar aquella fuerza, la ciega atracción, el enigma, su abandono, la helada voz le recordaba la luz, otra luz. Se asfixiaba en la pasión. Su corazón, desde arriba, miraba.

1 comentarios :

Encanta C dijo...

Muy bueno el escrito. Hace muy bella la piel de una dama Parker. No es tan sencillo...pero sí lo consigues con letras. Que bonito de verdad.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg