4.4.16

Devaluación del poeta.


George Tooker 
“Niños y espásticos / Children and Spastics

En 1946, casi al principio de su carrera, Tooker pintó esta obra. El trabajo muestra un grupo de muchachos amenazando a un trío de homosexuales. Es una de las pinturas "más crueles" que hizo Tooker, dice el historiador del arte Robert Cozzolino. El artista comentó que eran "cosas de las que había sido testigo, o que sentía que había gente capaz de hacerlas."





Excepto en D.F. a un poeta se le coge por el cogote y se le saca a la ventana, al viento, se le sacude el polvo de las alas y ya, que hable solo.

Total es igual lo que diga, la rima, el ritmo, la piel, lo de dentro, el hueso del albérchigo, la descripción exacta de la agonía de un mirlo, versos de hombres brutales y mujeres silenciadas, flores de papel amarillo, a quién le importa.

Un poeta apenas roza las altas lilas de primavera, no se baña en el rocío que cubre los sepulcros, salpica luz en los corazones equivocados, apaga las zarzas que arden en el atardecer de Elantxobe, con un estilete corta las sábanas que ocultan la alameda.

Pero.

Nadie ha visto a un poeta comiendo espaguetis en un bar de la plaza Catalunya; nadie ha compartido con el poeta ese momento en el que es penetrado por Erato, por la inspiración, el zumbido o la onomatopeya; nadie sabe que en el piso quinto derecha de su misma casa vive un poeta; nadie ha matado a un poeta con sus propias manos ni lo ha desollado después con una navaja de cristal comprada en Albacete; nadie sabe en realidad para qué diantres sirve un poeta.  

Que siga en la ventana, que le den.



Erato.

0 comentarios :

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007