28.3.16

Carta al Norte.




E, no (te) escribo no por nada, no, ocurre que no sé qué decirte, qué contarte, qué inventar, ocurre que mirando a los estorninos (qué espectáculo) se me ha ido el santo al cielo y me he quedado aquí abajo huérfano de palabras, sin ideas y lo que  es peor, sin impulso, sin ese hala vamos que a veces permite que empieces y después todo sale solo, E, E, E, resulta que estamos vivos y yo al menos, me he refugiado en el ombligo y me miro de forma circular, quién era, quién fui un tiempo, quién soy y a veces me confundo hasta que me entra el cansancio por las piernas y soy capaz de mirar una biblioteca sin ver los libros, me refiero a uno a uno, me refiero al poema XXI del libro cuarto por la izquierda de la segunda balda, no recuerdo quién lo escribió, a veces se me olvida leer, a veces se me olvida quién eres tú y no te contesto porque aunque tú escribes tan bien, con esa letra redonda y ágil y dices lo que dices, lo que te duele, lo que sientes, lo que vistes de verde y me lo mandas para aquí sin saber si mi estrabismo emocional será capaz de leer todo junto o si tu horizontal se convierte en mi vertical e incluso siento que me agarras de la solapa y no me abofeteas porque estamos lejos y me he vuelto indolente, perezoso pero a propósito, E, no creas, que escribirte es pensarte y debo decirte que un día bajé a mis sótanos y liberé a los fantasmas, después me tragué la llave, que me lo dijeron los médicos cuando lo de las úlceras en el estómago, “tiene usted una llave ahí” y sí, “la cornada es fuerte. Tiene al menos dos trayectorias. Una para allá y otra para acá. Abra todo lo que tenga que abrir y lo demás está en sus manos” que te digo, solo para tus ojos y luego me pregunto ¿quién eres?, y sobre todo ¿de dónde salen estos correos del aire?, o ¿nos necesitamos?, hasta que se me acumulan las preguntas y me agobio y digo ¿ahora qué digo? y no digo y me quedo como un animal que inverna, así, encogido sobre mí mismo, esperando no sé qué primavera que a estas alturas vaya usted a saber si vendrá o se ha quedado prendida en las ramas de un olivo, va, E, tres envido a pares, ¿se juega al mus en el norte?, fui campeón de mi barrio pero estoy retirado del azar, solo intento un impar pasa rojo a veces y, como cuando voto, siempre pierdo ¿viste? pero todo esto no es el tema, el tema es quienes somos tú y yo y qué sentido tiene una carta sin sello y qué porvenir tiene un hablar detrás de la tapia, uno a cada lado, claro, hablando claro, E, que la última vez que me levantaron la mano me rompieron el alma y no está uno para trotes, que camino mucho pero piano, camino por calles que no y veo, escucho música, me entero del que va y del que viene y para contártelo deberías estar interesada pero ya se me ha ido el santo al cielo y creo que viene una estampida de bisontes y apenas me quedan balas ¿ves? se me va la onda y puede ser que esta sea otra petición a doña Elena porque, cariño, no puede uno estar en tantos sitios a la vez y se me acumulan las obligaciones y esto ha sido pura devoción de este bilbaíno mudo que sigue preocupado por tu salud aunque parece que vas poco a poco y no sabes lo que me alegro y que este beso lleno de deseos de que tu integración al 100% sea rápida, inmediata. Va por ti, E.


3 comentarios :

LA ZARZAMORA dijo...

Sonrío.
Y yo que pensaba que lo de tozudo sólo era para los maños...
;)
Sólo que para mi gusto, a esta carta, le falta esto; aquí te lo dejo:

https://www.youtube.com/watch?v=7cSAKlu0OlU

Con un par de besos : dos por mejilla, perfumados van por esas rosas.

P.D. Eres leal, como bandido, trilero, mago, encantador de serpientes,funámbulo,ventrílocuo, vasco del Norte con boina de lao, y es que cuánto y cómo sabes/sabías de antemano que antes de enfadarme ya te habría perdonado, ¿verdad?.






Pedro Martínez dijo...

LA ZARZAMORA

Love me, love me, love me, love me,
say you do
Let me fly away with you
For my love is like the wind,
and wild is the wind
Wild is the wind

A una carta siempre le falta algo, por ejemplo poder ver la sonrisa o la lágrima del otro, su reacción, las cejas enmarcadas o la lectura atropellada o la indiferencia o el ya estamos otra vez o la boca en O o yo qué sé.
A estas cartas aéreas les falta siempre la complicidad del beso, de la caricia en la madrugada, del sexo con música de Bowie y olvidarnos de lluvias y peligro en los aeropuertos, del miedo y de una habitación en semioscuridad, cálida, con flores sobre la repisa y la ropa esparcida por el suelo.
La vida va y nosotros dentro con el perdón de los pecados (este es venial) la resurrección de la carne y la muerte eterna ¡Amén!
Ego te absolvo ¿y tú?, ¿me absuelves? (Sí)
Sabes varias cosas, mi cariño por ti, mi respeto, mi admiración y la complicidad.
Ah y de una mentira suelen salir muchas verdades, de incumplir promesas pueden salir nuevas realidades.
Te abrazo como el náufrago que soy.


Give me more than one caress
satisfy this hungriness
Let the wind blow through your heart
Oh wild is the wind, wild is the wind

You touch me, I hear the sound of mandolins
You kiss me
With your kiss my life begins
You're spring to me, all things to me
Don't you know you're life, itself!

Like the leaf clings to the tree,
Oh, my darling, cling to me
For we're like creatures of the wind,
and wild is the wind

Wild is the wind

LA ZARZAMORA dijo...

Ya sabes, mi Muso con bigote, que lo fácil de las promesas es hacerlas, pero lo difícil es cumplirlas...
;)
Cómo no perdonarte, y que quien libre esté de pecado que (nos) lance la primera piedra.

Gracias, y es que mentir/o mentirnos a ti y a mí, es algo que se nos da tan bien... como ese Wild is the wind.

Yo también te quiero.
Y que conste en acta, letrado, vaya redactando... que luego se lo firmo.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg