23.2.16

Problema del P.



Mi vida iba del 1 al 9, sin decimales. Hasta que descubrí el 0. Me descolocó, no sabía si iba al principio o al final. Optamos por dejarlo en la mitad. Creo que ella fue la que optó, la que me permitió entrar en su agenda primero y en su vida después. De mi perspectiva de 1 más 1 igual a 2, pasé al enigma del P, quise colocar el 0 en otro estante para evitar coincidencias no deseadas, aunque el deseo…

Perdón, ¿ella es el 0?

Ella era el 10 pero mi biblioteca tiene pocos estantes, mi conocimiento no abarca demasiadas materias, mis variables son apenas 2 y yo no sé si soy 1 o nada, si sé algo o he olvidado todo, si meterme en jardines hará de mí un jardinero o me convertirá en un aprendiz de parterres, riegos, abonos, gladiolos…

Quizás no hablas a tus plantas.

Se me está olvidando hablar y mi voz de cabra no ayuda al diálogo, por eso escribo, ensimismado, aunque nadie (del 1 al 0) me lee. Por eso sin estridencias, en silencio, así, como si nada, ha terminado una era y no se ha rasgado el cielo...

Ahora no te entiendo.

Ni yo mismo me entiendo. "Me siento acosada". Me quedé anonadado, acosada, nunca acaba uno de entender. Entre el microscopio y el telescopio me falta perspectiva y tanto colirio deja mi mirada turbia, borrosa, las letras retorcidas no me permiten entender, consulto enciclopedias y diccionarios, problema del P en julio, ya, un año galopante, mezcla de ignorancia, impotencia, insuficiencia, intolerancia, impaciencia, urgencia, ausencia, inconsciencia, resistencia al cambio y marzo tiene una bandera en la cima, una esperanza en el faro del fin de la tierra, un interrogante en el proceso de ordenar del 1 al 9 y si el cero desordena las sumas contaré con los dedos…

O sea, como siempre ¿no?

Pues eso, ya te digo. Hasta mañana.

(El post de hoy me parece muy triste pero no le diré nada porque le veo ausente, desorientado, quizás necesite cambiar de aires)

¿Decías algo?

No, nada, hasta mañana.


Problema del P (difícil de encontrar) contra el NP (fácil de verificar)

En el cálculo computacional pueden presentarse problemas en donde el número de alternativas posibles para una determinada condición de proceso es tan grande que ni siquiera con supercomputadores inexistentes aún en nuestra tecnología se podrían afrontar en toda la vida de un ser humano, pues no tendría para ello el suficiente tiempo (es el problema P). En cambio, la verificación de que una determinada alternativa verifica la condición de proceso es algo prácticamente instantáneo (es el problema NP).

Si, por ejemplo, queremos colocar 6.000 libros en 200 estantes, de modo que se cumpla la condición de que no estén juntos ciertos libros de diferente materia, nos encontramos que el número de alternativas posibles podría superar al número de átomos de la Vía Láctea, con lo cual, el determinarlas todas (problema P - difícil de encontrar) es precisamente eso, muy difícil. En cambio, el verificar una de estas alternativas como válida (problema NP - fácil de verificar) es inmediato

El desafío consiste en encontrar una respuesta, una ley, que permita generar todas las alternativas.

Más información: Stephen Cook, de la Universidad de Toronto


1 comentarios :

Ihintza H de L dijo...

Me encanta(S)
mua

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg