24.2.16

La Hipótesis de Riemann.


 La Hipótesis de Riemann.

La función zeta de Riemann ζ(s) está definida para todos los números complejos s ≠ 1 y posee ciertos ceros "triviales" para s = −2, s = −4, s =


Conversación con Juan (30.01.2015)

Es bella, tanto que cuando paseamos por la calle soy invisible.

No solo eso, es inteligente, simpática, dulce, buena compañera, sabe, ella sabe, más que yo por supuesto.

Me envidian mis amigos, los vecinos, los desconocidos con los que nos cruzamos. Una vez escuché “¿qué hará una mujer tan guapa con un hombre tan vulgar?”. No me ofendí, qué sabrán ellos.

Está enamorada de mí, soy afortunado, tanto como lo es ella.

Llevamos cuatro años juntos, quizás son ya demasiados. Parece perfecta pero hay un problema en nuestra relación, la cama.

La verdad es que al principio me interesó por su cara, por su cuerpo. Después me cautivaron sus muchas cualidades, pero en la cama, ay, creo que le pesa la educación de las monjas, el tiempo que estuvo en el internado. Es una sosa ¿qué quieres que te diga? Hace demasiado tiempo que me deja frío, que no me atrae.

Bueno, bueno, creo que estás exagerando…

Pero Juan, ¿qué sabrás tú? Vaya amigo que estás hecho. Calla que no te cuento nada más.

Resulta que sí lo sé.

¿Cómo dices?

(Nos empujamos, no llegamos a las manos, pero desde entonces no nos hablamos.)


Reflexión (06.09.2015)

Jamás se lo pregunté a ella.
Sobre todo porque se convirtió en una amante perfecta.



Conclusión (15.01.2016)

Se marchó con Juan.
No he vuelto a saber nada de ninguno de los dos.
Mejor.

 Postdata.

¡Soy un gilipollas!
¡¡¡Vuelve!!!


Los números primos son algo caprichosos. En determinados intervalos se juntan y en otros, apenas hay alguno. Así, predecir cual es el siguiente número primo es algo que para los estudiosos de la teoría de números es inalcanzable hasta la fecha. 

Los números primos son aquellos que únicamente son divisibles por sí mismos y por 1. Encontrar un patrón que los pueda predecir es algo que se lleva buscando mucho tiempo.

Pese a todo, la respuesta podría estar escondida en una simple función, una que parece ser enormemente complicada de entender correctamente. La función (zeta) de Riemann, contiene la clave para hallar la distribución de los números primos. Pero los matemáticos llevan trabajando en resolver sus entresijos desde 1859, año en que Bernhard Riemann formuló su famosa hipótesis sobre ella (Ueber die Anzahl der Primzahlem unter einter gegebenen Grösse) y hasta ahora, nadie ha sido capaz de demostrarla.

La función de Riemann tiene una expresión relativamente sencilla:
Esta función, expresada mediante una serie infinita, es convergente y analítica en la región .En cambio, la función en general está definida en el campo de los números complejos, y es aquí donde reside su potencial. La hipótesis de Riemann es una proposición sobre la distribución de ceros de la función .

0 comentarios :

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg