17.12.15

Mordisco.



No sé dónde vamos a parar que esto es como comer cerezas en un cucurucho, tiras de una y salen cuatro, que voy a una charla de Txani (Rodríguez) y habla de lo suyo (Agosto) y de Manuel Jabois, entusiasmada, que voy a una cosa de la risa, lo de Juan Bas (el de "Pájaros quemados") y allí está, sonriente, hablando, el Jabois, un maestro, que luego lees el Culo de Leila Guerreiro y habla bien (creo, no lo sé fijo) de los periodistas para defenderles de los que hablan mal (de los periodistas) que para mí está clarinete que muchos periodistas hablan bien, incluso escriben bien y que comen y que saben y que es una muy digna profesión y que, como en todos los lados, dependen (a veces, muchas veces, demasiadas veces) del que paga, el que paga manda, se decía antes, ahora ya no se dice, se sabe, es (muchas veces, demasiadas veces) y leo prosas magníficas enredadas en “ay, cómo hemos cambiado”, que sí, todos tenemos una hipoteca, unos plazos, un capricho de comer con alguien en el Mordisco mientras el sol de diciembre calienta dulcemente  a los turistas que en Barcelona se  arremolinan frente a una Pedrera decorada por un concejal al que no le gusta la Navidad (aaah) y a lo que íbamos, que las cerezas ya no son lo que eran y que no saben cómo en tiempo normal, en mi casa, de niño, se hablaba mucho del tiempo normal, he crecido entre añoranzas del tiempo normal, un día pregunté sobre el año exacto de tanta normalidad y mi abuelo, que en gloria esté,  me miró como a un marciano y dijo solemne “antes de la guerra, siempre estás en Babia”, los periodistas, algunos periodistas, escriben bien, incluso muy bien, incluso en Babia, firman con salero y acuden a clases de equilibrismo, de tercero de funambulismo, de trucos de magia, mire usted, pienso así y digo/escribo asá, que es más duro de pedir que de robar, oiga, lo entiendo, por eso he dejado de comprar periódicos y me jode porque los crucigramas del País, por ejemplo, eran buenos y lo de Forges y sabías qué peli daban en el Capitol pero ahora que han tirado el Capitol no soporto leer crónicas mientras imagino al periodista comiéndose un sapo en la cocina de su casa y me miro al espejo para comprobar si ya se me ha quitado la cara de tonto (no) y el día 20 votaré para que todos esos que escriben de puta madre (una expresión) puedan hacerlo sin el fétido aliento en la nuca del que paga. Nos vemos en el Mordisco, que se mueran los feos qué cojones.  

    


Manuel Jabois.

Ferlosio 

(click aquí para leerlo)


      

0 comentarios :

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007