17.11.15

Erupción en la isla Reunión (III)



Reunión es un intento de ser al lado de Madagascar, un rincón  donde viven los viejos guerreros de oficinas de la City, los antiguos descargadores del muelle de Hamburgo, las secretarias jubiladas de Manhattan, una isla de viento donde quise ensayar el futuro.

Nadando me olvidé del encuentro con el hombre del iPad. Mis músculos se adaptaban al movimiento de crawl. A esto había venido. Disfruté deslizándome durante vueltas y vueltas a lo largo de la piscina. Sentía mis brazos entrando y saliendo del agua, las piernas batiendo con energía. El tiburón negro pasó a pocos centímetros de mi nariz. Al pasar me guiñó un ojo. Salí espantado. Muchos chiquillos riendo, jugando, felices. Las madres bronceándose dentro de sus mínimos bikinis floreados. Los padres yendo y viniendo al bar con un botellín de cerveza en cada mano. Al parecer nadie había visto al tremendo bicho. Ahí empecé a pensar que una de dos, o se me había ido la cabeza o aquel hotel tenía algo extraño.




Desde unos labios amarillos se anunció fuego en el volcán Pitón de la Fournaise y los turistas corrieron a buscar el último barco del invierno. No sé si por valentía o por inconsciencia decidí quedarme al menos hasta que la sombra de la catedral se alargase sobre el jardín familiar de la esperanza.

Es curioso, el hombrecillo que musitaba “aún no es tarde, aún no es tarde” se quedo sentado bajo una parra, mirándome.


1 comentarios :

Maribel Gs dijo...

Empieza a preocuparme tu momento oigo voces, veo hombrecillos, hasta el tiburón me vacila ¡A qué me subo a la parra! aviso. (Guiño).

Besets!

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007