Glup 2.0

 photo pru_zps6q1y7vh3.jpg



26.10.15

Sobre la inspiración, una teoría.




Escribir sobre cómo escribir, o de qué.

Buscar una teoría sobre la inspiración o cómo conseguirla.

Influencia de la letra L.

Seguir el contorno oscuro del recuerdo.

Pretender mirar el mar desde el fondo de un clavicordio.

Buscar un color que sea una suma de colores espirales.

Representar a un personaje que representa a un personaje que solo sabe representar a un personaje que se obstina en trabalenguas.

Dormitar con un frágil poema entre los dedos.

Envidia de un gato soñando ser perro que quiere ser hombre.

Mercadear una premonición mineral con un diablo semidormido en una esquina del imperio.

Avaricia de la letra T.

Pasar páginas hasta llegar al capítulo cinco y saber que ni con el soplo de un ángel clandestino se puede conseguir la inspiración literaria de Cortázar cuando escribió Rayuela.

Por ejemplo.

Seguir, seguir.

Obstinación en la letra I.

Sin embargo la S…




La persona que cree que un hombre es un hombre, un árbol un árbol, el cielo azul y la hierba verde, un metro cien centímetros, y un minuto sesenta segundos, que se puede conocer la esencia de las cosas pesándolas, midiéndolas; para quien es absurda la afirmación de Hesíodo de que la mitad es mayor que el todo; en resumen, el hombre pragmático de sentido común para quien las cosas son lo que parecen, está en un estado de visión singular o sueño de Newton, en la prisión de sus sentidos, de su razón o de ambos.
Harold Goddard

1 comentarios :

Maribel Gs dijo...

La inspiración puede ser casquivana, traviesa, perezosa, etecé. Iluminación. Como decía el genio malagueño, …existe pero ha de encontrarte trabajando, o aquel que pronunciaba que el genio es diez por ciento inspiración y el 90 por ciento transpiración. Quién usa su/un ritual para invocarla y no la consigue, quien sin proponérselo su mente vive su momento de lucidez. La página en blanco llena de inspiración silenciosa.
Otra cosa es el estilo y esto para mí es lo más difícil de conseguir. Que leas un libro, un artículo, un relato, un poema, escuches una canción, veas un cuadro, una foto o cualquier manifestación artística y rápidamente la identifiques con un autor, con una tendencia, con una época histórica. Y en resto de ámbitos podría ser equivalente a tener personalidad, carisma.
Y el estilo ya no solo depende de musas con iniciales en mayúsculas. Sino que es fruto ya no solo del oficio de escribir (en el caso que nos ocupa) sino de ser diestro en el oficio de vivir. Tener referentes que nos enseñan cómo somos cuando los leemos. Curiosidad y ganas de aprender de los que saben.
Y yo no sé si Calíope, Erato, Melpómene, Talía, Urania, Euterpe, Clío, Polimnia (Terpsícore ignoro si te visita que no sé cómo se te da la cosa danzarina, fiu, fiu, fiu) acuden a ti cuando las evocas, Pedro, pero lo que es indiscutible es que has logrado tu estilo; además inconfundible.

Y para Harold la frase que me persigue en estos últimos meses No vemos las cosas como son sino como somos

Besets!

Traductor

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg