17.10.15

No es comodidad





Te lo digo otra vez, no, no es comodidad, ni ese sentido práctico impregnando los consejos del coro, ni esas miradas reprobatorias de los diferentes, ni ese cansancio nuevo después de cada caída. Todo eso es una  cruz liviana, un camino sin piedras o una lluvia de piedras o piedras lapidando nuestro amor. Ya salió la palabra, amor y piedra y miedo y tú y yo y los días separándonos y cada vez nos quedan menos refugios, menos agujeros sin ojos, cada vez hay más ojos, un océano de ojos. Enrolados en un barco de pescadores ciegos, navegando entre la niebla, gritando para no embarrancar, no vemos el faro, no vemos la línea de la costa. Temo llegar al final del mar y caer al vacío de ya no verte nunca más.

1 comentarios :

Maribel Gs dijo...

Amar a ciegas rumbo a lo desconocido. Quitarnos las vendas de los ojos y dejarnos mecer por el oleaje de caricias que vencen y doblegan a los miedos.

Cómodamente te beso, Sr. D. virtuoso de la palabra y de las emociones! Ufff elevado al infinito.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg