8.7.15

Del miércoles.



Mi amada, mientras leo en el cuenco de tu mano, en los posos del café, en la sangre de gallos recién degollados, en los huesos de carnero lanzados al aire, me alivia tu paz en mi guerra y firmo todos los tratados de rendición, en el monte se enciende una hoguera que avisa, tus ojos me ven triste, yo te veo con mis gafas de cerca, de lejos ya no distingo que la tierra se mueve, tiembla, mata, ondula, hay lugares donde hace mucho frío, en otros no llueve, en algunos llueve demasiado, en todos los hombres se matan con entusiasmo, en el piso de abajo un hombre golpea con saña a una mujer, dos casas más allá una mujer apaga un cigarrillo en la espalda de su hijo que llora, en cada calle alguien está robando, en cada gobierno todos están llenando sus bolsillos, las iglesias nos prohíben, los sacerdotes esconden sus silencios detrás de una cruz mientras nos amenazan con infiernos eternos y demonios, y nosotros aquí, escribiendo sobre las dulces caderas de la mujer que jamás tocaremos, sobre el hombre que jamás nos tendrá entre sus brazos. Ilusos, mi amada, como tú y yo, ilusos, pero vivos.

3 comentarios :

LA ZARZAMORA dijo...

Hemos corrido en muchos encierros, Pedro.
Ya son años, y no, no diremos que salimos ilesos, pero aquellas cicatrices sólo son marcas hoy, y más nada. Esperemos en la orilla mientras echamos la toalla, las que están aún por venir.
Que la piel que nos abriga, sin pronunciar esos te quieros cuando son necesarios, sería como habitar una vieja carcasa en la que ya de nada nos serviría seguir conservando los órganos como la colección de todos aquellos ventrílocuos o ecos que nos llegamos a comer en días de hambruna y somnolencia.
Y que la indiferencia no te/nos roce, Pedro, saltemos, nademos, creemos, creamos, mientras seguimos viviendo...
Amén.

Y un beso iluso, o un beso, iluso, y sin embargo, tan beso.


Ning Jie dijo...

Cualquiera dice nada después de haberlo escrito la Zarzamora. Mira que es buena la tipa comentando.
Pero, ya que estoy, insisto. Insisto en que la ilusión es un don no de todos. Que para mí es el motor y la fuerza, la energía, las ganas, el alimento, la base y la ventana a la que asomarme.
Si eso desaparece, casi mejor que uno apague, y se vaya.

LA ZARZAMORA dijo...

Gracias, Ning Jie, por la parte que me toca.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007