18.5.15

Alirón, alirón el Athletic campeón.



Érase una vez en un lejano país al norte de todos los reinos un club de fútbol que era la admiración de sus habitantes  y de los habitantes de países vecinos.

Alirón, alirón el Athletic campeón.

Resulta que este equipo era un habitual de las finales de Copa y aquel año también lo fue. Para dar color y animar a la población un directivo de la banca local, furibundo hincha rojiblanco, tuvo la brillante idea de alquilar en un zoo de Madrid un león de verdad, el rey de la selva, una fiera de colmillos y garras para pasearlo por todo Bilbao sobre una camioneta pintada de rojo y blanco.

Alirón, alirón el Athletic campeón.      

El conductor de la camioneta era “El Rubio”, hermano de Flor, la del bar de Anselma de Salces. Con valor y salero, rugiendo bilbainismo, paseó al león por calles y plazas, por avenidas y callejones, por el Casco Viejo y el Ensanche, por Rekalde y Deusto, por Castaños y Somera, por Matiko. El directivo de banca estaba encantado, el león no tanto aunque nadie se lo preguntó, el Rubio conducía, el bicho rugía y las gentes se enardecían.

Alirón, alirón el Athletic campeón.   



Pero conductor y animal tenía necesidades básicas, una de ellas comer. El Rubio lo hacía en su casa pero antes alimentaba al animal con  pollos y otras delicias que metía entre los barrotes de la jaula, el león las devoraba primero y dormitaba después sobre el camión aparcado en plena calle ante la atónita mirada de los niños del barrio. (En la foto dos deliciosas niñas que, al menos una de ellas, cuando sepa que su padre ha puesto en circulación esta foto montará en cólera. Aviso).

A todo esto: alirón, alirón el Athletic campeón.        

Pasaron los días y humano, bestia y camioneta siguieron su periplo bilbaíno entre los aplausos de los viandantes, los guardias de circulación, los niños, los curas, las señoras, las monjas de no clausura, los dependientes de ultramarinos, los empleados de banca, todas las profesiones cantaban y gritaban.  

Alirón, alirón el Athletic campeón.  

Llegó el día de la final, todos atentos a la radio, el Rubio conducía, la camioneta chirriaba en las curvas, el león estaba aburrido de tanta vuelta y el directivo, en la puerta del banco, se alegraba de las largas filas de nuevos clientes entrando al   establecimiento para dejar sus menguados ahorros.

El Athletic iba ganando.

Pero he aquí que a las 5 y 25 de la tarde comenzó a llover y al pasar por la Gran Vía la camioneta derrapó, la jaula cayó y se rompió, el león escapó y, hambriento, se comió al directivo de banca que estaba justo ahí, después escapó y algunos lo vieron a la altura de Pesetita. 

No se ha sabido nada más de él (del león digo), algunos dicen que vive entre nosotros, disfrazado (foto de abajo)

El Atletic, como no,  ganó la Copa  

Alirón, alirón el Athletic campeón.  




Nota: no sé si sucedió exactamente así. Me lo  contó Alfonso. Quizás deberíamos preparar una cena o similar para que lo cuente con más detenimiento.

1 comentarios :

Pedro Martínez dijo...

"Durante las celebraciones del doblete de 1983-84, al Banco de Bilbao se le ocurrió aportar a la caravana de la victoria nada menos que un león de verdad que saldría a la calle para acompañar con sus rugidos las celebraciones rojiblancas e, incluso, recorrería el Nervión en una gabarra especialmente acondicionada para este seguidor del Athletic tan "autentico". Pero ahí no quedó la idea del banco, ya que alguna mente despierta se le ocurrió vestir a la mascota con la camiseta rojiblanca y eso, naturalmente, iba a ser más difícil porque ¿y si al león no le gustaba el fútbol y se enfadaba con el encargado de vestirle?. Desde luego, lo que esta claro que el que tuvo la idea no iba a ser quien vistiera al "animalito", que no llego a acompañar a la caravana rojiblanca

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg