10.3.15

Orden y concierto (2)

 Pequeño y triste petirrojo.
Oscar Wilde llevaba
una gardenia en el pico.
Color gris, color malva en las piedras y el rostro, 
más azul pedernal en los ojos, más hiedra
en las uñas patricias, ebonita en las ingles de los faunos. 
No salgáis al jardín: llueve, y las patas
de los leones arañan la tela metálica del zoo. 
Isabel murió, y estaba pálida, 
una noche como ésta. 
Hay orden de llorar sobre el bramido estéril de los acantilados. 
Un violín dormirá? Unas camelias?
Y aquel pijama rosa en pie bajo la lluvia. 

Pere Gimferrer. 




Un mal día la empresa quebró por saturación de líneas, me quedé en el paro. Con tanto tiempo por delante me aburría, echaba en falta la pantalla de cristal verde, mis gafas reflejadas en ella.

En mis paseos por el parque me presentaron a una señorita, Maria Eugenia Julia, paseante como yo, con la que inicié una hermosa amistad. Una tarde le invité a subir a mi piso y allí, nos conocimos carnalmente. Aquí empezó el problema, su respuesta sonora estaba llena de ays, uff, ooooh, ahhh, asíiii, sigue, sigue e incluso me recitaba poemas de Neruda durante el coito. Cuando se marchaba, me miraba al espejo, desnudo, y no advertía ningún cambio apreciable en mi anatomía por lo que no entendía el porqué de aquel derroche de expresividad. A pesar de repetir nuestros encuentros dos veces más, corté mi relación con aquella exagerada.

Poco después logré un empleo como portero informático y volví a las relaciones fijas con profesionales qué, chico, te sale más caro, pero evitas sorpresas.

Hoy es el día en el qué, dado que mis ingresos económicos han aumentado, mis relaciones sexuales son quincenales, es decir de 73 ah, ah, ah anuales. Así estoy feliz.



Pues eso.



0 comentarios :

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007