1.1.15

Canción para una mujer que no canta.



 Fotografía: Jane Evelyn Atwood



Chirrían las bisagras de mi celda y ella no canta, nunca canta, ni cuando mi aliento toca el musgo de su nuca, ni cuando la soledad se le cuela entre las piernas.

No estoy down, no, no creas a la mano aletargada sobre el candil, ni a la luz que ilumina los mechones del silencio. Escucha al extranjero que maldice entre dientes de plata y ventanas cerradas a la flor del tiempo.

Rumores de poetas transeúntes en el quicio de la catedral, voces habitadas por mentiras y geranios, por perros ciegos, por nostalgias detenidas en la esquina del camino dónde da la vuelta el viento.

Ella abre la boca, canta y no me llega su canto, película muda detrás de sus gestos de actriz de un género pasado de moda.

Cierto, no debo suponer sentimientos amorosos allí donde solo hay educación, cortesía y un cuchillo al final de esa mano que llevaba el candil, que iluminaba el silencio, que aún palpa los intersticios de la distancia y solo me queda ya rebuscar en la estela del recuerdo y pegar en la pared todas las cosas que de ella me hicieron feliz.



No todas las mentiras son verdad y por eso me inventé en otro, enamorado.


Y estos versos.

4 comentarios :

Sofía Serra Giraldez dijo...

No te imagino no enamorado, no "en amor".

Feliz año nuevo. Con todas las palabras.

Pedro Martínez dijo...

Sofía Serra Giraldez, vivir sin amor debe ser muy triste. Te deseo lo mejor para este año que ahora comienza.

Encarna C dijo...

El 2015 te lo deseo lleno de alegria y que cumplas el sueño que te propongas. Un abrazo muy fuerte Pedro..

Pedro Martínez dijo...

Encarna C te deseo lo mismo. Un abrazo.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007