29.12.14

Funeral.




Sé que no leerías un poema en mi funeral. 
No ahora. 
Tampoco dentro de treinta años.

Entre las violetas fui herido...

Un poema que se burlara del cielo y del infierno. 
Esas cosas no son habituales. 
No en damas como tú.

La deshora...

Sería un escándalo para mis amigos. 
Si aún quedara alguno vivo. 
Y para tus hijos.

Caído del caballo de la dicha...

Por eso léemelo ahora. 
Con voz queda. 
Luego me iré, despacio.

Y ella, suave, recita a Borges:

“Para siempre cerraste una puerta y hay un espejo que te aguarda en vano...”


JL David Les funérailles de Patrocle




0 comentarios :

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007