Glup 2.0


 photo ra1_zpsczgcmpzb.jpg


20.5.14

Los invasores.


Vengo de no sé dónde.
Soy de no sé quién.
Muero no sé cuándo.
Voy a no sé dónde.
Me asombro de estar tan alegre.

(Martinus von Binerach)




Nuestro pueblo trepaba por la montaña desde el pequeño puerto al fondo de la bahía, las casas de los pescadores abajo, las mansiones de los dueños de los barcos en la parte alta. Sira vivía arriba, yo abajo.

Desde la primavera, cada atardecer, ella volvía del pueblo vecino por la alameda. A su lado trotaba el negro mastín que me disuadía de cualquier intento de acercarme. La observaba desde el bosquecillo de la loma, escondido detrás de los matorrales. Tenía doce años, yo uno más. Nunca lo demostró, pero sé que sabía que la miraba, demasiada aspiración para un grumete, un aprendiz de marinero, el hijo de un pobre pescador.

Aunque madrugaba para embárcame y a esas horas me caía de sueño, pasaron los meses y nunca falté a la vespertina cita de la espera. Seguí admirando su paso firme, sus pechos que crecían, el borde de la falda barriendo el polvo, el lodo si llovía. Y llegó el invierno.

Aquella tarde hacía frío, estaba oscuro, ella no llegaba, me arrebujé en una manta y me quedé dormido. Escuché gritos, desperté, la bahía estaba llena de luces de barcos, el pueblo ardía. Corrí cuesta abajo, la casa de Sira estaba envuelta en llamas, ni rastro de ella, el mastín yacía bajo el olmo, degollado. En las estrechas calles de piedra pasé por encima de los cuerpos de alguno de mis vecinos, inmóviles, ensangrentados. Sin respiración me detuve en el portón del límite, habían vuelto, no era una leyenda, tantas veces me lo habían contado mis padres. Al llegar al puerto los vi, eran los invasores, con antorchas y gesto fiero, salvajes, con hachas y una determinación de llevarse todo lo aprovechable, de arrasar el resto, implacables. Aterrorizado di media vuelta y corrí, corrí hasta encontrar el refugio del bosque…

(no continuará)



2 comentarios :

bixen dijo...

No continuará... cómo lo habías planeado!

Pedro Martínez dijo...

bixen, no digas nada pero también le matan.

Traductor

Se quedaron

Lo que hay.

Algunas ilustraciones, fotografías, dibujos, etc, que acompañan a los textos han sido
tomadas de internet y puede que no conste su autor.
Si algún propietario no desea que figuren en este blog, me lo comunica y las retiro.

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com

counter to blogger