5.3.14

Nada cambia




Mastico sardonia para imitar la risa.

Me infamo al degollar al colibrí.

Remedo la iridiscente música del frío.

Después, sin vértigo, salto desde la grúa del puerto a esparcir bajo el agua secretos de aquel mayo, los de junio, estos de ahora.

Confío en los peces, suscito su mirada sin párpados y regreso, cansado, hasta la playa.

En la arena aún se escucha el infinito sonido de su noche.

Nada cambia, nada cambia.




sardonia.
(Del lat. sardonĭa, cosa de Cerdeña).
1. f. Especie de ranúnculo de hojas lampiñas, pecioladas las inferiores, con lóbulos obtusos las superiores, y flores cuyos pétalos apenas son más largos que el cáliz. Su jugo aplicado en los músculos de la cara produce una contracción que imita la risa.

2 comentarios :

bixen dijo...

Estaba tentado a informarme, pero me atrevo a decirte que es de la familia del perejil y del cilantro, con origen asiático.

Pedro Martínez dijo...

bixen, jejeje (risilla sardónica, claro)

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007