Glup 2.0


 photo tumblr_ojfw7teKmt1rx0l7qo1_540_zpsxymni51m.png


30.9.13

Cloro



Recordé los consejos, las enseñanzas como tatuajes en la ceguera, las banderas temblando con heridas emboscadas en deberes y fortunas, deshojadas en contar hasta tres.

Quise volver a la victoria de cadáveres, peces boqueando sobre los mapas y números temblando en lo oscuro. Tenía una estrella bordada en la bocamanga. Tenía también un abismo y hambre, un nombre y un sol dolorido.

Luego se fue la luz y no tuve nada.

29.9.13

Flúor.



El índice apuntaba al futuro y el cielo se llenó de ángeles embozados justo cuando aliviaba las cicatrices de las olas.


Tanteo el idioma, los abrazos resignados, un poema que no lo es y los días se cierran como un párpado amarillo sobre las migajas de aquello, del pájaro clavado en el abedul, del zorro que vi con Elena, de los secretos que guardé en el puente, del cementerio de grúas, de la fotografía del salto acrobático en Laga.

Y no aparece el augur.


28.9.13

Wittgenstein 3.



La locura de los otros como una pared obscena ante los desatinos que crecen, se agigantan dentro del Actor, su trágica obsesión por esa mujer espiritual y ajena, ausente, entregado a la hamartia de cercarla con un amor que jamás será correspondido. Lo deja claro Wittgenstein: “La forma general de una función de verdad es: [p, ξ, N(ξ)]. Esta es la forma general de una proposición”.

Ha pasado el tiempo, subido en la escalera absurda que ha fabricado, el Actor  otea un horizonte que ya no existe, no hay más allá que el recuerdo de un cuarto oscuro donde se veían sin verse, donde se tocaban como silenciosos amantes que no querían turbar a los que dormían sin saber, un pacto con un demonio cruel que fijó límites, una derrota ante un ejército de sentido común y papeles firmados antes de la luz.

A quién un dios quiere destruir antes lo enloquece.

Esto es.

El Actor.

27.9.13

Wittgenstein 2


La función debe continuar, el Actor vuelve al escenario y recita: “yo soy mi mundo”*

Donde antes hubo navegantes, con lentitud, la ciudad se ha transformado en un espacio de caminantes, transitan los atentos vigilantes de mensajes entretejidos en la niebla de no verse. Los ausentes se hablan con los ausentes, intercambian coloquios con desconocidos de lejos o cerca, lectores de tabaquerías en fábricas que nada fabrican, solitarios farfullando soliloquios, ilusionistas que lloran cuando mueren las palomas.

El Actor sabe, lo sabe ahora, que acariciar aquel cuerpo no era un pasaporte a su alma, no un visado, no un pase de pernocta, no un permiso indefinido, tener su cuerpo era un trabajo, un purgatorio, una obsesión, la condena del ejercicio desnudo de besar una y otra vez la anorgasmia irreparable de una mujer sin lengua. Sin embargo volvía los miércoles, aún antes de amanecer, cuando mataron al juez y en primavera. Ella escribía en una nube “ven” y él, obediente, iba.

Actuación sin espectadores.

*Wittgenstein (Tractatus (5.63)


26.9.13

Wittgenstein 1.



El acto creativo mantiene la vida, es un baile lascivo ante la cruel muerte.

Llueve, hay gorriones en una ventana simulada, los espectadores entran con lentitud, dejan los paraguas goteando sobre la madera del vestíbulo, se sientan sin dejar de hablar.

Solo en el escenario, el Actor se lleva un dedo a los labios y recita: “los límites de mi lenguaje significan los límites de mi mundo *.

Los espectadores hablan y hablan, miran a todos los lados menos al escenario, uno solo, alguien entre las sombras del fondo de la sala, aplaude.

Después todos se van.

Al terminar la sesión, con el alma alborotada el Actor espera la pálida tarde, el preludio de las horas transitadas por hombres con problemas de melancolía, es el momento para mezclarse con aquellos qué como él arrastran su dolor entre alcohol y risas fingidas.

Lo de ayer, lo de hoy.

*Wittgenstein (Tractatus (5.6)



Ludwig Josef Johann Wittgenstein (Viena, Austria, 26 de abril de 1889 — Cambridge, Reino Unido, 29 de abril de 1951) fue un filósofo y lingüista austríaco, posteriormente nacionalizado británico. En vida publicó solamente un libro: el Tractatus logico-philosophicus, que influyó en gran medida a los positivistas lógicos del Círculo de Viena, movimiento del que nunca se consideró miembro. Tiempo después, el Tractatus fue severamente criticado por el propio Wittgenstein en Los cuadernos azul y marrón y en sus Investigaciones filosóficas, ambas obras póstumas. Fue discípulo de Bertrand Russell en el Trinity College de Cambridge, donde más tarde también él llegó a ser profesor. Murió cerca de Elizabeth Anscombe, quien se encargó de que recibiera los auxilios de la Iglesia

25.9.13

Palabras.



Madre, perfecto, zanahoria, crisantemo, hoy, espesor, alubia, 11M, rascacielos, ciprés, polaridad, extravagante, caridad, símbolo, origen, papagayo, estornudo, ciclotímico, psiquiatra, original, obviedad, playa, arenal, micrófono, universo, círculo, zoom, revuelta, viento, pañuelo, yegua, cerco, hierba, ironía, alma, mentira, locura, conducta, gloria, fe, cajón, luz, Isabel, delicadeza, mejor, sadismo, ceremonia, suplicio, ilusión, malentendido, procurador, tarot, rectángulo, mulo, industria, solemnidad, brebaje, escribir, fútbol, difícil, escapar, copa, felicidad, caridad, excusa, lástima, terror, pelo, iglesia, arder, torre, quemadura, escalera, tres, superioridad, cinco, crisis, ataque, puntilla, segundo, mental, ceremonia, suplicio, burro, novela, tesis, nunca, felicidad, excusa, justificación, sobrio, matanza, hijo, realidad, pedazo, nada, ausencia, arreglo, perfecto, mosca, azul, sol, espárrago, sinfonía, Roxana, étnico, martingala, municipal, inyección, lacrimal, vinagre, limón, exento, albérchigo, sopa, brutalidad, sauce, exiguo, concreción, pus, soledad, interjección, obispo, contabilidad, banderillero, reina, ortopedia, semilla, distribución, sal, padrón, martirio, inserción, natalidad, japonés, trampa, verdugo, barranco, embargo, naranja, innovación, confianza, integridad, agilidad, sencillez, fealdad, madre, autenticidad, sorgo, rodar, olmo, conserva, melón, toro, panificadora, absorto, soneto, influencia, mosquito, clausura, ensimismado, ciego, ajeno, metro, cuadrado, ventana, patio, vallado, frente, sílaba, fatal, respetar, luna, arañaz0, solitario, acodado, balcón, aire, enroscado, ombligo, armadura, abollado, estigma, abuelo, apilar, acera, nostalgia, arrugado, cartel, pared, amarillo, angostura, dedo, enhebrar, aguja, sudario, temor, jirafa, desgarbado, alondra, ala, placidez, niño, carcajada, guitarras, palma, desnudo, vengador, puntual, madrugada, mexicano, uruguaya, plato, cocinero, lavavajillas, máquina, dinamita, tranvía, infierno, regreso, calor, otoño, oscuro, fronterizo, buitre, comienzo, dirigible, estético, indio, exterior, aprensión, sacerdote, olvido, publicidad, letras, tipógrafo, aurícula, pulmonar, gramática, espiritualidad, confort, chalet, comparación, referencia, diseño, simultaneo, madrileño, estupor, síntesis, rectángulo, soberbia, juego, sorprendente, persona, principio, pasmo, vez, extremo, mundo, menos, arte, día, siempre, mejor, invento, todo, respetable, problema, ocurrir, temas, próximo, alguno, invención, realidad, creíble, gente, estupendo, peculiar, maravilloso, estimado, compañero, interés, lesbiana, laboral, actual, restructuración, personal, cierre, capullo, modificación, delegación, diferente, organizativo, duda, provocar, situación, inseguridad, garrote, insistente, falta, delicados, cualquier, existencia, compuesto, atildado, sucio, afiliación, diferente, comentario, realizar, consideración, momento, control, pornografía, Bilbao, reunión, votación, democrático, posterior, escoger, sindicato, propuesta, candidatura, enlace, sindical, mayoría, comisión, obrero, plazo, legal, rico, marchador, empresa, notificación, gobierno, octubre, ocupar, plaza, miembro, comité, sigla, informe, puntual, inmediato, noticia, transmitir, tramitar, cuestión, consulta, correveidile, abanico, homosexual, solicitar, favor, inquina, quinina, ruinoso, excitación, pene, laboral, cometido, comedido, competitivo, arquitrabe, sudor, plazo, apoyo, disposición, suripanta, alcahuete, niñería, ayuntamiento, insoportable, nómina, zapatería, tribulación, plus, nadie, sagrario, elixir, AMOR, validez, maleta, restricción, emisora, proceso, billete, electrónica, código, estadillo, septiembre, validez, bebedizo, almena, teórico, meteoro, constelación, embarazo, zumbido, sinsorgo, cuñado, disponibilidad, rol, barco, bicicleta, cordillera, estupefaciente, mochila, caminante, director, onomatopeya, pasional, introducción, puta, santidad, María, gracias, sonsonete, herida, currusco, súbito, soñador, lápida, monumental, circunloquio, balonmano, información, pasajero, destino, intermedio, escalafón, efectuar, parte, todo, convención, modismo, aplicación, transportista, convalecencia, derecho, envés, oficinista, planificación, insoportable, ilusión, futuro, aeroplano, rana, documento, protección, comandante, idioma, traducción, destinatario, etiqueta, soplo, gaita, combinación, error, factor, barquero, ría, catarata, juzgado, puzle, referencia, notable, bibliografía, titulación, ingeniería, caminante, cruzado, autoridad, alcaldía, conserje, visión, zoom, anchura, mensaje, diseño, ventanilla, mecánico, obrero, técnico, sombreado, recalificación, tiburón, teléfono, impresora, onda, océano, martirio, museo, estatua, taladradora, almohadilla, cama, tumbado, indígena, apóstol, cacique, ron, combinado, plasma, llave, ofidio, orificio, simpático, masajista, bribón, instalación, proxeneta, renal, oleaje, socorrista, perruno, caballista, salterio, normalidad, marcaje, entrada, brusco, excursionista, calculadora, nube, tormentoso, ay, quejumbroso, no, vasco, mirada, comentario, sello, sector, sicalíptico, enajenado, botellín, cambiazo, paraguas, pote, comunidad, anunciación, arroyo, abrevar, papelera, invento, intento, incesto, imperioso, cerradura, cafetera, viaje, ordenador, ventorrillo, playero, toalla, infección, bolígrafo, chaquetero, carpeta, compañero, amistad, copa, copla, bandeja, bolsa, comparación, compadre, tío, profesor, insinuación, golpe, zarzamora, alguna, Elena, vez, vidrio, zas, sangre, nariz, tragedia, minuto, contento, comprar, figura, papelería, siete, correr, sobre, amiga, abogado, nombre, nórdicos, desparramar, país, increíble, gato, león, máquina, vivir, relámpago, única, culpa, haber, encima, bastante, combustible, calentar, gusto, mano, pies, zarza, ardiente, correr, jarro, agua, pescuezo, Atocha, señora, golpe, edificio, parque, guardia, cordillera, damasquino, exotismo, Juana, lectura, monja, lejos, verificar, momento, visita, samaritano, costumbre, acción, reír, historia, montaña, golpear, escupidera, mano, irrigador, café, llorar, contagio, mujer, deshidratación, Elisa, perdón, gota, belladona, catástrofe, veinte, gris, levedad, ser, somnolencia, hábito, saber, melena, estoico, santidad, circuncisión, ceniza, cabeza, cifra, Roma, sombra, juego, inquisidor, epitafio, blando, amarillo, seis, Carmen, figura, chico, demasiado, medusa, solapa, arena, estrella, fondo, piedad, sémola, hoguera, obvio, chulo, querencia, póker, club, salvación, guerrillero, frío, río, canadiense, Begoña, puente, excursión, atónito, ronda, curiosidad, debajo, cuello, aclaración, frase, absurdo, borborigmo, deseo, pasional, falo, orquídea, paquidermo, asentamiento, rincón, ejemplo, farsa, colonia, andar, resumen, eso, bastante, hermético, vuelta, ahí, elección, alzar, tienda, final, aire, cara, tiempo, mundo, cristalización, encuentro, parapeto, ronquido, montón, diario, arpillera, vez, penoso, ceder, melancolía, nuevo, cigarrillo, calor, fondo, deplorar, distancia, insalvable, contrario, aprovechar, refrigeración, nocturnal, sentir, lucidez, precisión, descarnada, sistema, búsqueda, culo, incierto, fracaso, victoria, digno, hora, concepto, espécimen, humano, arma, guante, fabuloso, alma, Occidente, espíritu, potencia, gastar, mentira, también, coartada, onagro, condominio, suegro, irreversible, definición, incomprensible, presente, activo, error, salto, adelante, totalidad, inseparable, encuentro, incesante, carencia, robar, poeta, nostalgia, vehemente, territorio, pastilla, balbucear, brújula, muerte, esquina, escoba, alto, mapa, sociedad, geografía, certificado, auténtica, Norte, comprender, vislumbrar, fugaz, tribu, meritorio, vistoso, epíteto, revés, gente, malo, conciencia, diablo, libreta, enrolamiento, hueco, abrigo, espiritual, temporal, llegar, allí, lejos, hijo, representación, sardinas, topo, fumar, amanecer, edición, sopa, tarea, sobretodo, negro, Sonia, tobillos, extrovertido, aureola, Gloria, sucesión, polvo, promesa, postura, postrero, gancho, punto, dos, tú, beso, cohabitación, autobús, restaurante, rueda, tachuela, repertorio, blusa, simpatía, edición, aleccionar, litro, pan, vinagre, rejilla, vestido, muelle, codo, turbación, anomalía, formal, carnicero, fruta, bollo, serpiente, furia, virtud, hipopótamo, nalga, manga, corneta, soldadesca, fabricante, volante, respeto, Marie, Vino, caja, paz, enamoramiento, distancia, láudano, tinto, ejercicio, contrapelo, bolsillo, cadena, untar, Silvia, cadera, cartera, inconcebible, circunstancia, oxígeno, profundo, diploma, dominio, autómata, viril, humo, excelente, charlar, elemental, satisfecho, maligno, apelmazado, lloviznar, galería, escalera, confiar, parte, trato, generalización, celos, sutil, tortura, llover, sauce, suspendido, aire, húmedo, cambio, usted, polvo, rosa, dedo, negruzco, lana, raya, bufanda, metro, altura, pretil, latón, palomas, diálogo, espera, blando, fuerza, sémola, aplastado, seguro, siempre, grito, algo, fósforo, desconfiado, ajo, coliflor, labios, resbalón, rincón, pared, resoplar, satisfacción, nariz, aceptar, peor, mugre, humana, minuto, aprendizaje, náusea, cuello, saliva, oscuridad, acuciar, saque, cuarto, litro, hombro, humillar, gacha, pensar, solemne, discurso, hipo, amonestar, maternal, fantasma, inventariar, ejército, enemigo, placas, sangre, mugre, diadema, eterna, franja, mear, senos, mutilación, payaso, arrodillado, aclamación, erecto, caída, mármol, esperma, oficial, piedra, entreabierta, humillación, ofrenda, olvido, natural, anverso, reverso, signo, contrario, sobrevivencia, ebriedad, astuto, cómplice, genital, anhelo, urraca, zambullida, galante, comprender, entrelazado,  carencia, exceso, anhelo, uso, costumbre, reseña, ruido, traqueteo, complot, artificio, astucia, engañar, lance, apuntar, simultáneo,,albur, restante, calzas, arma, quijote, trabilla, adorno, posterior, abrigo, proceso, estocástico, escolástico, fin.

24.9.13

Clavicémbalo.


«Soy partidista, estoy vivo, siento ya en la consciencia de los de mi parte el pulso de la actividad de la ciudad futura que los de mi parte están construyendo. Y en ella, la cadena social no gravita sobre unos pocos; nada de cuanto en ella sucede es por acaso, ni producto de la fatalidad, sino obra inteligente de los ciudadanos. Nadie en ella está mirando desde la ventana el sacrificio y la sangría de los pocos. Vivo, soy partidista. Por eso odio a quien no toma partido, odio a los indiferentes». (Antonio Gramsci )




Me voy a comprar un clavicémbalo, lo anclaré en el salón para acariciarlo cuando pase a mi cuarto por las noches. Una vez nos tengamos confianza, en la fase posterior, el tuteo y eso, aprenderé a tocarlo en humedad y profundidad (en octubre estoy apuntado a unos cursos en la catequesis de mi parroquia).

Desde pequeño he tenido ilusión de saber tocar un instrumento (risas del público). Un tío por parte de mi padre me regaló una armónica pero no me gustaba el sonido y la tiré a la ría, un acto simbólico, premonitorio. Por eso opto por el clavicémbalo, para evitar tentaciones.

Esta tarde/noche firmo el primer pago, la primera letra, un pulso con mi incapacidad para la música, conocimientos acumulándose en mi cabeza como el agua de lluvia en un canalón obstruido, amontonándose con otras artes en actividades absurdas, nadar en un mar de helechos, surcar de este a oeste el desierto de la espalda de la mujer que amo, sumergirme en el palpitante y oscuro mapa de su deseo (o en el del mío, a veces), amar por no dormir, hablar por no callar, escribir para no decir excepto que el martes es un día soleado, apropiado para comprarme un clavicémbalo (no sé si lo tendrán de mi talla, preguntaré).

Estoy en un momento de cambio (llevo en ello un año menos nueve días) y aún no termino de creérmelo.  Esta es la conquista de mi libertad, la prisión del ocio, envejecer mientras camino por las orillas de una ría de peces ciegos y recuerdo de ahogados, el límite entre lo que era y lo que soy (me lleno de suspiros, si alguna vez he sabido, se me ha olvidado escribir, y de qué).  

A lo mío, empezaré con Bach, qué menos.



23.9.13

Abrazos.


Mi pasado en una caja de cartón,
el destino es origen
el presente confusión
y el futuro no existe:
la mitad de la vida para abrir la caja,
la otra mitad para cerrarla.

(Marina Oroza)


Sólo para decirlo 

Qué hijos de una tal por cual
qué bestias
cómo decirlo de otro modo
cómo
qué dedo acusador es suficiente
qué anatema
qué llanto
qué palabra que no sea un insulto
serviría
no para conmoverlos
ni para convencerlos
ni para detenerlos.
Sólo para decirlo.

(Idea Vilariño)



Casi 

Quisiera quedarme cerca,
pero no junto.

Acercarme al roce,
pero no tocar nunca.

Moverme en los contornos,
como un muchacho tímido.

Que mi voz sea un susurro.
Mis ímpetus un vale.
Mi resultado un casi.

("Rodrigo Manzuco")




"Apago la lámpara y, por debajo de mis párpados cerrados, siempre mis ojos abiertos. Por debajo de mis ojos cerrados, siempre mi mirada abierta. Por debajo de mi mirada cerrada, siempre mi alma abierta. Algo mira desde mí cuando ya no miro nada. Cuando ya nada, en mí mira.

"Mortal y rosa (Francisco Umbral) 



Hija, si en algún momento,
mientras estás ocupada en crecer,
-dura y lícita tarea-
puedes mirarme a los ojos,
hazlo.

No te dejes las preguntas
para cuando sea la misma voz
la que cuestione y la que responda.

Mira que en esta familia
tenemos la dolorosa costumbre
de conocernos mejor de muertos.

Ana Pérez Cañamares 



(...)
Queda el recurso de andar solo,
de vaciar el alma de ternura
y llenarla de hastío e indiferencia,
en este tiempo hostil, propicio al odio.

Ángel González


Este empeño mío
de nacer cada mañana,
me costará caro.
El mundo no soporta,
así como así,
que alguien se resista
a unirse a los adultos,
a los que saben más,
a los que dirigen mejor,
a los que “crecen”,
a los que medran,
a los que pueden.
No soporta
a alguien que se resista
a esa especie de muerte
que ellos llaman vida.

(Begoña Abad)


22.9.13

Antes de una despedida.


Descender por el tacto a la raíz
de ti, memoriahúmeda de mi transito. 

(
Valente)




Desde el puerto roto por un huracán de estraza, con gaviotas, agitando labios y párpados, con un pie en lo negro y otro en las nubes, queriendo morder una despedida trabada en el paladar. La nave va si recuerdas mi sonrisa y mi voz -lo que tú sientes como mi voz- acaricia esos filamentos hambrientos del interior de tu pecho. No hay olas, no las ves, se deslizan por tu quilla, inofensivas, invisibles. Pero si una pluma fría, solo una, cae sobre tu vigía atenta, siempre encaramada en la frontera, entonces, ay entonces, los ejércitos de la tormenta se alborotan, se levantan en armas las normas que siempre han servido -¿o no han servido?- y se debilitan los cimientos con la humedad, dudamos de los oasis y los escarabajos del cambio te muerden los dedos del alma.

Hay realidades simbólicas como la ausencia de alfombras, la coincidencia de fechas, los espejos ahumados, la inquietud por la salud mental, transgredir la rutina tan nuestra, pero cien perros que no nos dan miedo aúllan, y con él su propio miedo, y solo puedo enviarte mis cartas que tratan de ser diferentes, mis sentimientos, que tratan de ser los mismos, mis caricias y besos, que tratan de ser balsámicos para tus otras necesidades y qué, pobre de mí, no puedo o no sé o no debo proporcionarte.

Al despedirte, justo en el umbral de un mar de chipi chapla de jibiones, me llamas amigo. Sería un tanto sarcástico que acabásemos siendo amigos, hasta cruel. Me rebelo, respeto demasiado la palabra, no soy digno, lo siento, me pesaría como una losa. Puedo ser un mal amante pero no podría ser un mal amigo. Podemos ser amigos- insistes- y se cierran los tragaluces, se enfangan los caminos, las escaleras se convierten en torrenteras por las que me deslizo remojado y confuso, alterada mi percepción, ejércitos de enanos amarillos golpean la delgada línea de la esperanza de dormir a tu lado, digo dormir y quiero decir amar, digo amar y quiero decir morder tus labios, abrazar tu cuerpo añorado y al cerrar la puerta se me ha quedado pillada la gabardina y aquí estoy, en la escalera, de pie, esperando que vuelvas.

Que duro es el oficio de amante en estos tiempos de crisis.

21.9.13

Ayer comentaba a Marie



Ayer comentaba a Marie que hay una evolución desde la elipse hasta la espiral, desde aquí (aquí) o allí (allí), hasta el no (ni aquí ni allí). 

Por eso la relación Mt1 – p3 = no! es una visión desde el balcón, parcial, el alzado queda oculto.

Pero es la mía.

Es una percepción desde el tálamo, unilateral, misionera, el contraste no se produce –now-, pero es lo que es, lo que no es.

No recuerdo qué día es hoy, mucho menos que día fue ayer, no recuerdo quién seré mañana, de momento me voy a pasear la playa. 


19.9.13

Tú en Gata y yo en Finisterre.





Entre la piel y el alma hay una playa donde languidecen jardines que se ahogan mientras pasan los días –quién lo diría- incluso pasan los años y aún no estamos en foto fija, tenemos bordes, olores entre los dedos, miradas táctiles, química de antimonio y remordimientos, de ácidos delineando los contornos de la coincidencia, análisis de aceros o de mentes, minuciosa evaluación de carbono o de dolores, porcentajes implacables que dibujan y definen, oxígeno que respiramos desde las riberas, tú a un lado, yo a otro, la vida en medio con su carga de realidades, río implacable, sin sitio para peces soñadores, sin pescadores melancólicos, huraño el conductor de este autobús que me lleva a Finisterre, cunetas interminables con paisajes de bosques quemados, no hay espacio para la esperanza de lo verde, ya llegará la primavera mientras tu lucidez, tu disciplina, París y este tiempo de verdades  – también tu conductor- te sitúan en el cabo de Gata, -ay, septiembre- lejos, estamos lejos, ya no somos y sólo queda aferrarse al faro y soportar el viento, ser viento, acariciar las rocas y gritar ahora que nadie me oye, inútil desgañitarse, es igual, la lluvia ha inundado los caminos de regreso, los caminos, no podemos estar más separados y esos corteses besos en la mejilla, cuando nos vemos, cuando nos despedimos, son una educada muestra del terremoto, un rescoldo del incendio aquel, la evidencia de tus piernas y las mías, evocación de tus muslos, generosidad de noches amándonos en un insomnio apasionado, cartas en el altillo, testimonio de cicatrices y tatuajes, toboganes encerrados detrás de la puerta, flores y cenizas, no recuerdo si te traje caracolas de mis viajes, si pinté tu nombre en algún mármol de Roma, si te herí de norte a sur, si aún vivo en el destierro de palabras huecas, si me perdí frente a la frontera de señales despintadas, si solo quiero quitarte la ropa, escalar el vacío de tu espalda, vestirte de suspiros  y comerte como a una fruta, mujer manzana, beber tus jugos, fuente en una esquina de mis calles, morder tu resistencia y despeñarme en tu cuerpo de miel, anciana que miras y ves y ya no eres y cabeceas en esa barca sin remos, navegante de cala en cala de nombres curiosos, en las que no nadaré, en las que no me sumergiré, aguas prohibidas, azules, pastores de rebaños perdidos en esos desiertos, prestidigitador de palomas y pañuelos de seda, de voces en madrugadas de viernes, con resquicios de miradas ausentes esmerándose en la conciencia avivada, en la desazón del misterio fugitivo, transbordos en trenes nocturnos, en estaciones en penumbra, en túneles sin final, no se pueden saldar las viejas deudas con suspiros, no me acostumbro a esta intemperie sin fin y todo se ha vuelto negro desde esta mañana. Dame luz.

(No sé como terminar.)




18.9.13

On/Off



Un año que nos vimos,
un año ya que no vivo
y no pasa nada.

Mi niño en la cuna,
mi marido en la cama,
yo en las nubes.

Tu ausencia se me clava
entre el esternón
y el alma.

Un año estéril,
un año vacío
porque no pasa nada.

Y te odio,
te amo,
 tú, tú, tú.



17.9.13

Perfil.



Escribo desnudo (por dentro) hasta en invierno.

Los que leen mis escritos se quitan la ropa y se tiran de cabeza a la metonimia, a la poesía, dentro, por eso se resfrían.
Entonces no, entonces nos hablamos entre olas, en la resaca, con las cabezas juntas, confundiéndonos de corazón, de boca, de muslos, entonces es tan bello que podemos vernos de ventana a ventana, tocarnos, ahí, en los espejos, donde se forman los sueños, tan lejos.

No sé escribir (es evidente).

Algunas personas creen que los que escriben saben algo. 
Y no, por ejemplo yo no sé nada. 
Algunos escritores comprenden ya que no comprenden nada. 
Por ejemplo, yo no sé nadar. 
Algunos mares son más difíciles que otros y en esos crece el número de ahogados en proporción alarmante. 
No sé, está feo decirlo, pero tampoco sé volar, estas alas están pintadas. 
Pero ahora es el momento perfil y no tengo perfil. 
O no sé definirlo.

Haber empezado por ahí.



16.9.13

Marie




La niebla hiere con guantes de raso nuestra memoria.
¿Es sólo un rayo de luna quien a lo lejos solloza?
Tras la campana del viento, tras el túnel de las rosas,
en el murmullo del agua y la hierba, alguien nos nombra.

Pere Gimferrer.





He olvidado la mayoría de las palabras, cada una que escribo deja de tener sentido, ¿qué es una esfera?, ¿qué es un triglifo?, escribo para no saber.

He olvidado escribir, una mano guía mi mano torpe, antes decía cosas interesantes, decía excitación, decía descripción, he leído varios miles de libros, antes sabía, antes es nunca.

He olvidado todos los rostros, incluso el mío, no sé distinguir un animal de un jodido ser humano, escribo para no tener que recordar, para no saber nada de nada.

He olvidado amar, ni siquiera conservo el sentimiento de piedad por mí mismo, Marie nunca alcanzaba el puñetero orgasmo, dejaba los ojos en blanco y gemía, como si no me diera cuenta de su fingimiento, no sé quién es Marie.

He olvidado llorar, no recuerdo siquiera si tengo ojos, una lágrima es un absurdo, mi dolor se pierde en un territorio negro, ponzoñoso, Tony me lo ha dicho, la madre que lo parió,

He olvidado comer, ni siquiera voy al retrete, no meo, eso que es para lo único que usaba mi pene, no me lavo, no duermo, tres veces, me lo dice ahora que Marie se ha ido.

He olvidado andar, no quiero salir de la cama, no quiero pisar el suelo, no quiero pisar mi dignidad, Tony me lo restregó, se acostó tres veces con Marie, que les jodan a los dos.

He olvidado ser, no sé qué es la vida, no sé usar un arma, es más fuerte que yo, tan joven, es todo lo que ya no soy, seguro que Marie se retorcía de placer, que daba alaridos de gusto cuando este bastardo se encaramaba sobre su cuerpo que he olvidado, soy un viejo, que se mueran estos dos cabrones




15.9.13

Es tu cumpleaños.



Es tu cumpleaños, es tu cumpleaños, es tu cumpleaños, repetirlo para que tanto tiempo amistoso, amoroso, ambicioso en el recuerdo, no se pierda en lo mismo, tú sabes, miradas desde una tapia con cristales rotos en el borde para que nadie traspase los límites, lo tuyo, tuyo, lo mío, lejos, sentimientos doblados como servilletas en un armario del sótano de una casa vacía, hablar/escribir para que no se duerma el milagro de no saber, sabiendo, la adolescencia recuperada, lo que nunca fue, lo que ahora es, pasear por una carretera flanqueada por árboles de nostalgia y presente y hojas de casi otoño, antes del invierno de ramas desnudas y viento y entender que vivimos en ciudades diferentes a pesar de vivir en la misma y que todo es exactamente lo que parece, que hoy cumples años y te deseo lo mejor que, dadas las circunstancias, no tengo idea de qué es lo mejor para ti, lo que no quita que este deseo se llene de flores y pájaros amarillos y voces cantándote desde tu jardín que antes tenía un sauce, creo, y ahora tiene el eco de una confidencia y canciones de Francoise Hardy, por ejemplo, de solistas italianos y todo es tan enrevesado y tan sencillo que hoy es tu cumpleaños, es tu cumpleaños, es tu cumpleaños. Felicidades.  


14.9.13

Deliquio.



L
a palabra nos hace.
Al hablar, somos.
Aunque digamos deliquio y escuchen zzzh, o nada, aunque la voz quede tendida y se la lleve el viento, aunque la picoteen entre las piedras los andarríos y se pierda bajo el agua al segundo siguiente de salir de nuestra boca.

Puede ser que escribamos un poema, lo guardemos bajo el mantel y al leerlo meses después nos invada el mismo sentimiento, que recordemos, añoremos, suspiremos. Puede ser que nos invada otro, diferente, con aromas nuevos, con los viejos caminos, los miedos. Puede ser que nos haga temblar.

No recuerdo qué palabras susurré al oído de la que amaba.
Hoy leo una carta que (me) escribí hace meses, cuando se (me) rompió el sentido de la vida. Hoy (me) leo la intensidad de aquel momento.

La palabra nos hace, el espejo nos miente, no somos ese que mira.
El tiempo no existe y sin embargo es diciembre y el invierno está aquí.

13.9.13

Desanimo

Inclinado sobre la tierra removida
Me asomo al borde
Del sentido de las cosas

J. I. Besga Zuazola


...espero que sea un momento puntual, que pase pronto, que no deje marcas, quizás el frío que viene, las expectativas no cumplidas, el día a día, los errores, qué sé yo, pero ahí está, sentado en el centro de la habitación de al lado, serio, mirando a través de la pared con cara de pocos amigos, sé que me ve, lo sé, me asusta ese semblante que imagino, le escucho golpear repetidamente el suelo con el pie, -clap, clap, clap- temo que de un momento a otro se levante, venga y la emprenda a golpes conmigo, estoy acobardado, la puerta de la calle está abierta pero temo salir, temo que lo de fuera sea peor, en otro tiempo me hubiera enfrentado, ahora me siento débil, ni siquiera me atrevo a pedir ayuda, espero que pase pronto este momento, quizás si cierro los ojos, si me duermo, si no lo veo no existe, tiemblo, se ha levantado, puedo oír su fuerte respiración, ahora sus pisadas por el pasillo, ay, aquí viene...




12.9.13

Los hombres mejoran con los años.


Men improve with the years.

I am worn out with dreams;
A weather-worn, marble triton
Among the streams;
And all day long I look
Upon this lady's beauty
As though I had found in a book
A pictured beauty,
Pleased to have filled the eyes
Or the discerning ears,
Delighted to be but wise,
For men improve with the years;
And yet, and yet,
Is this my dream, or the truth?
O would that we had met
When I had my burning youth!
But I grow old among dreams,
A weather-worn, marble triton
Among the streams.

William Butler Yeats



El acto creativo mantiene la vida, es un baile lascivo ante la muerte. Hay un gorrión en la ventana y llueve. Noches iguales que siguen a días estudiando el desollamiento de Marsias, literatura china, la poesía de Yeats, noción de la escritura, escribir como forma de amar. Noches de bar en bar, solo, tomando un vino tras otro.

-Me estás mirando.
-No.
-Sí, ¿qué miras?

Terminar a golpes en un callejón cercano. Volver a casa con un labio tumefacto, con andar vacilante, sin haber encontrado la belleza. Un perro de raza indefinida se desangra atado por una cadena a una argolla en una pared negra. Buscando historias en los delirios, buscando qué esparcir aquí en los días impares, cuando la imaginación se estanca, matar al padre antes que muera, versos dilatados henchidos de dolor. Beber, solo, como búsqueda, como descenso, como experiencia, para ver, para saber. Violencia de los solitarios.

-Te dije ayer que no volvieras.
-Sácame tú, si tienes huevos.

No saber defenderme, los brazos torpes, las patadas se pierden en el aire, caer, no ser. Me repugna decirles quién soy, que escribo para ser otro, sin saber que ya soy otro, que no soy este enamorado de todo lo que acontece, con el reto del papel blanco, albergando mezquindad y ternura, recolectando apuntes de un gesto, una frase al azar, un insulto.

-Te lo dije ayer, ¿recuerdas?

Esta vez ha sido duro y duele, creo que me ha roto una costilla, este patán que jamás leerá a Yeats, que no escribirá otra cosa que su firma, al que hace solo unos años le hubiera partido el alma, que no sabrá jamás que para escribir un buen poema hace falta desilusión, insatisfacción, dolor, un corazón al borde de entrar en el infierno. Esto son solo palabras, juntas, inútiles, no saben bailar, no cantan, no te saltan a los ojos, no te hacen ver universos, estrellas, otra dimensión, no te transportan.

-¿Quién es?
-Uno del centro, viene cada noche, no sabe beber, se mete con los clientes, me tiene aburrido, un venido a menos, ¿qué se creerá?

Metáfora de mi ceguera: he visto y todo lo que buscaba en otros mundos lo tenía delante de mi nariz.



Los hombres mejoran con los años.

Estoy cansado de sueños;
Un tritón de mármol, gastado por el clima
En los riachuelos;
Y durante todo el día observo
La belleza de esta dama
Como si hubiese hallado en un libro
Una belleza imaginada,
Satisfecho de tener repletos mis ojos
O mis oídos que perciben,
Encantado de no ser más que sabio,
Pues los hombres mejoran con los años;
Pero aún así, aún así,
¿Es ese mi sueño, o la verdad?
Oh, ¡cómo quisiera que nos hubiésemos conocido
Cuando yo tenía mi ardiente juventud!
Pero envejezco entre sueños,
Un tritón de mármol, gastado por el clima
En los riachuelos.

William Butler Yeats



11.9.13

Voz.

"Deseo que hoy experimentes paz dentro de ti, que confíes, que te encuentras exactamente donde debes estar, que no olvides las posibilidades infinitas que nacen de la confianza en ti misma y en otras/os, que utilices los dones que has recibido y que transmitas a otras/os el amor que se te ha dado. Deseo que estés feliz contigo misma por lo que eres. Deja esta sabiduría asentarse en tus huesos y deja a tu alma cantar, bailar y amar libremente. Está ahí para cada una de nosotras".

"Mujeres que corren con los lobos" Clarissa Pinkola, 





La voz como catalizador, con ternura en suspensión, remover con una varilla de vidrio y emulsiona la nostalgia, de tus brazos, de la curva de tus caderas, de tu corazón en radiografía, de tus anhelos como hilos dorados temblando con el rocío, punto de distancia, aquí nos vemos, desde aquí, lejos, cerca, imposible irse, atrapado, hoy el día es gris pero el sol está detrás de las nubes, soplo las nubes, soplo el polvo acumulado en esta semana sin, en tantas horas huecas, nos fotografío con una polaroid imaginaria y salimos tan bien que la enmarco, míranos.

Mi recuerdo pasado en huevo batido, rebozar con harina y pan rallado y freír en fuego fuerte. Me como los recuerdos, nos devoro, los que éramos, aquellos, tú y yo, no vencidos, no ausentes, brillantes, apasionados, otros, aquellos. Ahora nos congelamos en nuestros frigoríficos, entre la mantequilla y la leche pasteurizada, entre un tomate y los albérchigos, tiritando, esperando que alguien abra la puerta y nos libere.

El beso va tal cual, o sea fiero, dulce, posesivo, apasionado, tumultuoso, precursor, el beso. Se abre paso kilómetro a kilómetro –qué lejos estamos- aunque mis piernas no son lo que eran y camino por el borde de los caminos, para evitar el barro, mancharme mis zapatos de ante, mis alpargatas de aldeano ausente, mis pies desnudos de romero…

Desvarío, nena, cuelgo la ropa y voy. 
Te espero donde siempre.

Traductor

Se quedaron

Lo que hay.

Algunas ilustraciones, fotografías, dibujos, etc, que acompañan a los textos han sido
tomadas de internet y puede que no conste su autor.
Si algún propietario no desea que figuren en este blog, me lo comunica y las retiro.

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com

counter to blogger