16.10.13

La tercera humillación.

"Soy una jarra llena de agua viva y agua muerta, basta que me incline un poco para que me rebosen los más bellos pensamientos, soy culto a pesar de mí mismo y ya no sé qué ideas son mías, surgidas propiamente de mí, y cuáles he adquirido leyendo, y es que durante estos treinta y cinco años me he amalgamado con el mundo que me rodea porque yo, cuando leo, de hecho no leo, sino que tomo una frase bella en el pico y la chupo como un caramelo, la sorbo como una copita de licor, la saboreo hasta que, como el alcohol, se disuelve en mí, la saboreo durante tanto tiempo que acaba no sólo penetrando mi cerebro y mi corazón, sino que circula por mis venas hasta las raíces mismas de los vasos sanguíneos."

Bohumil Hrabal
 (Una soledad demasiado ruidosa.)



…esperaba su paso sentado en la esquina extranjera, justo debajo de la farola, ridículo con aquel ramo de tulipanes entre los brazos, su primera humillación. Desahogaba la espera cantando algo de Beatles en un inglés inventado. Agotaba los minutos y mi paciencia hasta que las piernas se me quedaban rígidas y por dentro unos bichos impacientes murmuraban que hoy no vendrá, vete, qué haces aquí, ingenuo. Pero venía, siempre venía, me hacía un gesto y le seguía a cierta distancia como  un atribulado servidor de sus deseos para…

…no sé de quién era aquel ático, si lo alquilaba o pertenecía a su familia, estaba escasamente amueblado pero con las  paredes repletas de grabados de Doré, oscuros, temáticos, la Divina Comedia, el infierno, ángeles con espadas flamígeras, me daban miedo. Conectaba un pick up, escogía música, siempre Bach y sin mirarme me ordenaba, quítate la ropa, su segunda humillación y…

…el primer impulso era abrazarla pero me lo impedía con un gesto y decía, ya sabes, era el momento de hacer flexiones mientras ella me miraba y me insultaba y yo sentía que los bíceps se endurecían y me acaloraba y soportaba aquel castigo como un previo a una recompensa que no siempre se producía pero aquel día sí y su ven  era el comienzo…

…no sé cómo caí en aquel círculo asfixiante y erótico, quizás por eso..

¿Porqué me lo cuentas ahora?

Quiero ser sincero contigo, sigo viéndola, no con tanta frecuencia como entonces pero seguimos viéndonos de vez en cuando, ella está sola, tiene una edad y…

 Eres un estúpido, déjame en paz, estás enfermo, vete a la mierda.

Etcétera.








0 comentarios :

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007