29.7.13

Lejanía

Cuando te quería, me quería y el corazón, el alma, no se, algo aquí dentro brillaba como el traje de neopreno del submarinista que parece vivir bajo el agua en esta playa de Langosteira que paseo y voy y vengo y te añoro y a ratos soy feliz y la incertidumbre de tu  regreso, algo así como estar desterrado y es una prueba - nos dijimos- y van para dos meses y no me llamas y creo que las gaviotas se ríen a mis espaldas y la panadera, el pescadero, el carnicero, la del bar donde  ceno, que ¿no viene? y cuándo nadie me ve lloro y escribo tu nombre en las paredes como un niño asustado y te aviso que se han secado los geranios del balcón, que yo mismo me estoy secando como un pulpo despanzurrado en el puerto de marinos erguidos en la proa de barcos azules y no son ciertos los rumores que lleva el,viento, no es verdad el olvido, ni lo de esa Carmen que ni siquiera conozco, tu hermana es una correveidile y las vecinas y tanto tiempo solo me hace hablar con las paredes y los gatos, con Lagun al que paseo por tardes y que aúlla cuando pronuncio tu nombre, son listos los perros, más que yo que sigo atado a tu promesa aunque estoy a punto de romperme, de pena, de soledad. Ah, no he dejado,de beber pero casi. Vuelve , por favor. 




2 comentarios :

Magnolio dijo...

"Cuando te quería, me quería y el corazón, el alma, no se..."

Sencillo, precioso.

Creo que leo para leer cosas así.

Besos desde el otro extremo.

Pedro dijo...

Creo que escribo para sentir cosas así.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg