31.3.13

Confuso y con alas (4)

Me gustaría que creyeras
que esto es el irrisorio juego
de las compensaciones
con que consuelo esta distancia.
Sigue entonces danzando
en el espejo de otro cuerpo
después de haber sonreído
apenas
para mí.


(Cortazar)




...el suicida nos apunta con un dedo acusador; una flor roja de odio creciendo en la noche; un pingüino sonriente me sirve un desayuno serio; la niebla entre los árboles de Urkiola; un gato persigue a un perro cobarde; un hombre cobarde persigue a un hombre pobre; leones, hienas, buitres, fauna de la selva en documentales de la N. G.; todo está en la televisión, antes estaba en los libros, antes no estaba, lo que no está no existe, lo que no conocemos no está; filosofía de cafetería; palabras para no estar callado; orquídeas para el frío; otra alfombra de pétalos de claveles; soledades de humanos en posición fetal; torres derribadas por la ira; tecnología de salón; cartas místicas - Gloria al Señor, Aleluya -; intervenciones aburridas, aburrimientos expandidos, bostezos comprimidos, insultos a la inteligencia; pulso gitano; aros en el lóbulo de la oreja derecha, como un pirata, como un corsario, la diferencia está en los papeles, en quien los firma, o en no tenerlos, si pagas eres bueno y puedes ir al cielo, si no pagas eres malo y te quedarás en la tierra, de promisión; Zabulón, José y Benjamín ¿dónde estáis?; ingenuidad a toneladas; montañas de violencia; la tierra tiembla; nubes llorando desconsoladas; cada uno habla de lo que sabe, yo tendría que estar siempre callado, no sé nada, cada día menos, no puede ser, como siempre; un león con una espina en la zarpa; una espina con un león en la punta; el cíclope miope; Jonás y Pinocho enamorados de la misma ballena; la joven estrella del cine que interpretaba a heroínas pálidas, se mete monja al cumplir los 25 años, una crisis de fe, en el sistema; santos con túnicas blancas, cabellos blancos, almas blancas porque estaban en el bando correcto, los que vencieron; veo películas de hace treinta años ¿estamos hablando de lo mismo?, poca memoria, pocas ganas de recordar; agua, rodeándonos, por todos los lados y tengo miedo de no ver nunca más amanecer, que decía el islandés centenario; símbolos en el cielo, el hechicero invoca a los espíritus, los fieles cantan al unísono; en Tarifa delfines saltando alrededor de la proa, los turistas les ametrallamos con las máquinas de fotografiar; hombres con turbante saltando alrededor de un coche, otros hombres con turbantes de otro color les ametrallan con sus armas ligeras; debo cerrar los ojos para concentrarme, esta es una ilusión de sábado; hay palabras que me gustan y recojo una pizca de sentimiento pellizcada y ahora mastica cada letra porque hoy es lo único que nos queda antes de llegar a ningún sitio, después de atravesar el rio Suchiate y luego en Ciudad Hidalgo esperar el tren a ninguna parte porque ya no queda donde ir, porque ya se han borrado los caminos y los planetas continúan girando y girando y a todo esto debes ponerle música y beber hasta que lo leas doble y aún así ni siquiera sabrás que no has empezado a leerlo ¿O si lo sabes?

Final



30.3.13

Confuso y con alas (3)


El poema que no digo,

El que no merezco.
Miedo de ser dos
camino del espejo:
alguien en mí dormido
me come y me bebe.


(Alejandra Pizarnik)




......mientras I está sentada entre las burbujas que suben del barro, una mano gigante desliza las nubes por el cielo negro con una sola constelación, con un ojo vigilante, eterno, dentro de un triángulo; mariposas, de todos los colores; termómetros que enloquecen y saltan en el hielo nocturno; una mujer teme volver a su casa para no encontrarse con ella misma sentada, esperándose; una mujer teme volver a casa para no encontrarse con su silencio; una mujer teme volver a casa para no encontrarse con un hombre y su rabia, su frustración, su violencia; un hombre delgado y gris se está fumando un pulmón mientras mide la distancia entre el sexto piso y el asfalto; una mujer mira por una ventana al joven subido a un árbol que a su vez le mira a ella; un hombre duerme debajo de un sueño transparente; teléfonos móviles sonando frenéticos; hombres airados blasfemando en el callejón; mujeres en el filo de la soledad; niños con relojes atados a los pies; niñas que nacieron a destiempo, les sobraron mil años; hombres que nacieron para morir, por otros, por una causa, por un error, por una idea, de otro, por un capricho, de otro, por una bandera, de otros, por odio creciendo como mala hierba en aquella pared del cementerio; hojas secas de alfombra, de cama, de suelo, de abrigo; cabañas que contienen suspiros y jadeos; amor saltando como un caballo lúcido entre la necesidad de estar solos o estar solos en compañía; cínicos poetas escribiendo versos a Satanás que, a su vez, canta baladas, al piano, Elton; ese hombre moreno hace años que no hace el amor, sólo se acuesta con mujeres, pagando, es grosero, ya, pero sincero; almas sensibles deshojándose en lágrimas como cebollas porque no llega el príncipe azul, ni el verde, ni un triste oficinista, ni un mendigo; volubles casados enamorándose de inconstantes solteras; infantes sobrealimentados con comida de plástico, infantes que no hace falta que te diga más; atletas corriendo contra sí mismos; sueños obsesivos con un sólo tema ¿tú también sueñas en eso?; los arcángeles prefieren gregoriano y yo te prefiero a ti, mujer vestida de caracolas;...(sigue)




29.3.13

El nadador

Veo "El nadador" en un canal de TV que descubro aquí donde estoy. Recuerdo que esta película me impresiono cuando la vi hace ya...ni se. Quizás ha envejecido mal. O yo. Pero aún me toca. Un día fui un buen nadador. Un día fui un hombre lleno de sentimientos. No se debe volver a lo pasado.Quizás una vez fui Burt Lancaster, no lo se, pero nadaba tan bien, tan armónico, tan lejos. Veo "El nadador" y me lleno de recuerdos...fuera llueve.




Confuso y con alas (2)

Los hombres que inventaron el tiempo han inventado después la eternidad como contraste, pero la negación del tiempo es tan vana como él. No hay ni pasado ni futuro, tan sólo una serie de presentes sucesivos, un camino perpetuamente destruido y continuado, por el que avanzamos todos. (M. Yourcenar).



...Me duele este ojo que me salió en la nuca, la mano que creció en mi frente, las nuevas piernas en el costado, pero sobre todo me molestan las alas, me golpeo con ellas por las esquinas, se me meten en la taza del café de la mañana, me impiden extender el periódico y además me tienen todo el día volando como un pájaro perdido entre los truenos y rayos de esta vida tan loca de puro cuerda que miro la puerta de mi celda y apenas puedo recordar cuantas cerraduras y candados deberé abrir para escapar, sin mirar atrás no vaya a convertirme en esa estatua de sal que preside el salón, no creas que divago, no creas que no te he visto perdida y temblorosa porque no te abraza ese amor que creció en ti, desde niña, ese amor como una catástrofe que llenaba cada hueco de tu interior, como esa marea de agua y lodo que arrasa algún pueblo perdido en Chile, el terremoto en China, siempre lejos, siempre les toca a otros, como antes de saber, que nos creíamos todo lo que nos contaban y si piensas que sólo escribo para mí no sabes que te quería antes de no conocerte porque desde antes ya te había regalado esta selva de anarquía controlada en cada punto que no uso porque no tengo tiempo más que para enviarte torrentes de amor vestidos de surrealismo cotidiano y no creas que eso excluye los besos y los abrazos, aunque ella me lleva de la mano entre la galerna que no pudo con el nosotros, entre el fuego que elude con sus pies desnudos como una salamandra bella que cada día se mete en la jaula de hienas que ríen y despreciamos en nuestra cama llena de ruidos gozosos, llena de cielo y almendras y porqué me tocó a mí esta locura que mido con mi metro arrugado bajo las cariátides y atlantes del edificio que construimos sin saber cómo o porqué empezamos o sí, un día, abandonaremos como a una torre de Babel inconclusa, habitada por reproches porque no dijiste, porque no supe que contestar, porque no sabemos qué, desde antes, todo está dicho o callado y agitando la mano cerrar la ventanilla antes que el polvo o una estrella se nos meta en un ojo y lloremos en este mediodía luminoso que te regalo en esta bandeja de oro... ...(sigue)




El graduado.


28.3.13

Confuso y con alas (1)

Durante toda mi vida busqué respuestas a unas preguntas que quizá no tengan contestación, y excavaba en el mármol como si la verdad se encontrara en el corazón de las piedras, y extendía unos colores para pintar unas paredes, como si se tratara de tocar simultáneamente unos acordes con un fondo de silencio demasiado grande. Pues todo calla, incluso nuestra alma, o bien es que nosotros no oímos. (M. Yourcenar).


Atravieso el río Suchiate con los otros, en silencio, no hablamos, somos tan pobres que no tenemos palabras que compartir. Concentro la mirada en el frente, sin desviarla, no puedo malgastar mis ojos, necesito acumular paisajes para luego, para cuando llegue. No sé de qué pueblo he salido, ignoro dónde terminaré. Continúo el camino. A mi lado alguien llora, alguien sufre, alguien me roza y se va. Sólo tengo preguntas, tampoco quiero compartirlas, cruzo mis brazos sobre el pecho y sigo. Hoy me tocó esta parte del río. Observo al pelícano, en escorzo pica su costado hasta hacerse sangre que beberán sus crías hambrientas, luego se aleja volando. ¿Lloran los pelícanos?. El uro se aleja, cansado. Estoy sólo, ahora voy a sentarme y leeré los enigmas mientras me inclino a la noche, ávido de entender, ansioso porque los huesos se me llenaron de tristeza, rabioso porque la noche ha llegado y las nubes no me dejan ver la luna.Pero no te preocupes ahora una palabra brilla, en otra se enciende el eco de un suspiro y las junto para que las bebas, para que las comas con pan, para que los caminos de la comunicación se pinten de tonos amarillos antes de la fiesta, antes de que cantemos otra vez la canción de nosotros. Tú me hablas de tanta gente que entra y sale en tu vida, privilegiados porque te ven y te disfrutan, ajenos a los que desde tan lejos pensamos en lo desconocido. Y tú no entiendes pero me hablas de cosas que tampoco entiendo y buceo bajo el agua de tu voz, de tus disculpas, de tus barcos siempre a punto de llegar a puerto y justo al doblar la calle te descubro con un vestido blanco y una flor en la mano, la calle se llena de una neblina que recuerda a una película italiana de los cincuenta, te llamo, parece que me escuchas, pero te alejas, corro tras de ti, entras en una taberna oscura, los borrachos te lanzan su soledad como monedas, no te alcanzan, te pierdes en esas calles que nunca recorreré porque han cerrado las fronteras, las sirenas se esconden bajo las rocas y un presagio de tormentas tiñe el mar que baila frente a mi ventana de luz y cebollas...(sigue)



Bad is better



27.3.13

Pirámide del sistema capitalista



¿Vacaciones?




Queridos/as míos/as, habitantes ocasionales de esta esquina del aire, ante el peligro de deserción de lectores por cualquier motivo, vacaciones o lo que sea, quiero anunciar y anuncio que a pesar de mi posible ausencia (viajes y esas cosas, aún a confirmar) mi corazón y mis escritos estarán aquí, puntuales a las 00 H, es decir atropellando el día, sin dejar que se estrene.

Si se van, sean felices, si no se van, también.

En cualquier caso lean cosas interesantes.

También pueden leer en esta página, algo encontrarán cada día.

Hasta la vuelta.

Abrazos.



26.3.13

No entiendo de constelaciones


Al otro pertenecen

Las escenas que guarda tu memoria:
Imágenes confusas
Que el óxido del tiempo deteriora.

Otro es el que las sueña

Desde un ayer de rabia silenciosa.

Muere con ellas una lengua exangüe

Y una causa llamada a la derrota.

Y tú envejeces lejos,

En el destierro de la tierra toda,
Entre voces ajenas
Y soledades próximas,
Perdiendo cada día y rescatando
Los colores, las líneas y las formas
De un mundo ajeno que creíste tuyo
Y alzando en torno de su ausencia torva
Gastados laberintos de palabras,
Una mansión decrépita y angosta,
Una torre, un brocal, quizá una vida.


Jon Juaristi.



No entiendo de constelaciones ni de meteoritos, eludo los arrecifes de la discusión, no sé tocar un caramillo, apenas caminar en línea recta, me duelen las encías al pronunciar según qué palabras, cuando llueve protejo mi cabeza con pañuelos de hierbas, un pez de dudas nada en mi laberinto, sé poco, de pocas cosas.  

Sé cantar al amor al menos de tres maneras.

Nunca había leído sobre tragedias marítimas, sobre imperios, el hambre era algo que soportaban otros, lo mismo que el frío o el desamor, mirar hacia atrás y no tener recuerdos de alegría, esquivando el albur, asomándome al futuro desde cada una de las dos ventanas de ajimez, aspirando aromas de trementina del terebinto desde la penumbra que no abarco, ay, no abarco este tiempo último, este que nos ha tocado.

Extenderé mis músculos y mi mente.

No sé del rayo de luz sobre el canal de agua bajo la ventana, allí donde los insectos se juntan al mediodía, donde la garza se erguía buscando cangrejos en la corriente. No sabía nada del cuerpo de una mujer hasta que una (ella) me mostró su espalda herida, la cicatriz del último parto, la desnudez del sufrimiento anterior

Hasta entonces tampoco sabía llorar, aprendí.

Amén.




25.3.13

Sobre libros.

Jimmy Lawlor 


Para Ana.

Lo confieso, no he leído todos los libros, es más, creo que no he leído ni una pequeñísima parte de los libros que he querido leer. Pero alguno he leído. Leyendo he sido Sandokán, D´Artagnan, Atticus Finch, seductor, traidor, estraperlista, capitán de un submarino y mil personajes y oficios a cual más interesante.  Una vez leí Rayuela y me transfiguré, fui otro, estuve en París y me enamoré de una uruguaya. Una vez leí y amé. Otra vez amé y no pude dejar de leer. Es muy curioso porque no sabía leer, es decir leía todo lo que encontraba, sin criterio. Esto fue así hasta que alguien, un amigo, Germán, me dejó un libro, -ten, lee esto- me dijo. Lo terminé con la cara brillante y mi amigo dijo –ahora este otro-. También lo leí y empecé a notar que aquello era muy interesante. Después mi amigo me dejó más libros, muchos, contra más leía era más yo y menos, no sé cómo explicarlo. Leía de noche y de día, concentrado. Mi madre me reñía –debes dormir,  te vas a quedar ciego. Lo de quedarse ciego era una amenaza o una advertencia para bastantes actividades. Para prevenirlo me compré un libro, luego otro, luego otro. Mi casa está llena de libros. -¿Los has leído todos?- me preguntan las visitas. Qué preguntas, pues claro que los he leído todos. Quizás alguno no me ha gustado, quizás alguno no lo he entendido pero, ay, los que sí, esos que te encadenan, te rompen los relojes, te dejan colgados de la historia, son un puente entre la realidad y algo más allá, una bendición. Ahora también escribo y no he prescindido de ninguno de mis vicios, uno de ellos es leer, amar los libros. Por si acaso mi madre tenía razón estoy aprendiendo Braille.


Jimmy Lawlor










24.3.13

Un error

No sé si sabes jugar al mus. Si no sabes no te lo voy a explicar ahora pero quédate con que para jugar al mus hay que saber mentir, poder conservar el rostro sin demostrar emociones.

Un suponer, estás de mano y te quedan cuatro puntos para entrar, te reparten tres reyes y un as, jugada ganadora pero tú como si nada, impertérrito, serio, a lo tuyo, profesional.

Pues bien, me ha entrado esa jugada y me he reído.

He ganado, perdón, hemos ganado, el mus se juega siempre en pareja (en pareja se hacen cosas muy interesantes) pero me molesta la falta de contención

Tantas partidas triunfadoras y fallo como un principiante.

Un momento, me flagelo un rato y vuelvo.




(Unas horas después)  

Ya flagelado hay un momento en la vida de un hombre, etcétera, un momento para y otros momentos para, hay momentos en el los que uno no está para nada y otros en los que está para todo, momentos vacíos de pájaros de Jerusalén, llenos de comensales del silencio, tres envido a mayor, vestido de amarillo limón, comiéndome vocales y miedo, incertidumbre, urdimbre de futuro enroscado en el cuenco del que brotan bailarines con vestidos estampados con flores del cerezos del Jerte, paso a chica, poemas de  Sophía de Mello Breyner

En el punto donde silencio y soledad
Se cruzan con la noche y con el frío,
Esperé como quien espera en vano,
Tan nítido y preciso era el vacío.


en la enramada de a media voz (gracias a Graciela Henao Londoño, descanse en paz), que ahora podía dejar el link pero ¿para qué?, no llevo pares, colecciono piedras de tantas riberas, cantos rodados que pinto de amarillo y señores con grandes narices y nado desnudo en el frío mar gallego y me dejo mecer por las olas sin vestigios del Prestige o sí o el camino de regreso a los cálidos brazos de las ausentes, una encrucijada de vientos, de puntos cardinales, de luz que ilumina este inicio de primavera y tengo juego y órdago, treinta y uno de mano.

Sin embargo…  


Si todo el ser al viento abandonamos
Y sin miedo ni compasión nos destruimos,
Si morirnos en aquello que sentimos
Y podemos cantar, es porque estamos
Al desnudo, el propio dolor meciendo en sangre
Frente a las madrugadas del amor.
Cuando la mañana brille otra vez floreceremos
Y el alma beberá ese esplendor
Prometido en las formas que perdemos.

(Versión de Diana Bellessi)




23.3.13

My Generation


 



My Generation
«My Generation» (Mi Generación) es una canción del grupo británico de rock The Who, que se convirtió en un éxito y una de sus canciones más reconocidas. La canción fue nombrada #11 por la revista Rolling Stone en su lista de Las 500 Mejores Canciones de Todos los Tiempos, y #13 en la lista de las 100 Mejores Canciones del Rock & Roll por la cadena de televisión VH1. También es parte de las 500 Canciones que Formaron el Rock and Roll en el Salón de la Fama del Rock y está incluido en el Salón de la Fama Grammy por su valor «histórico, artístico y significativo». En 2009 fue nombrado la #37 Canción Más grande del Hard Rock por VH1. La canción, compuesta en 1965 por Pete Townshend a la edad de veinte años, fue dirigida a la juventud rebelde británica llamada «mod», expresando su sensación de que las personas mayores «sólo no la entendían».
La canción fue lanzada como single el 5 de noviembre de 1965, alcanzando el puesto #2 en el Reino Unido, el más alto puesto en las listas de su país, y #74 en Estados Unidos.  «My Generation», apareció en el álbum debut de la banda del mismo nombre (The Who Sings My Generation en los Estados Unidos), y en forma muy extendida en su álbum en vivo de 1970, Live at Leeds. The Who regrabó la canción para el EP de 1966 Ready Steady Who!??, pero esta versión fue lanzada solamente en 1995 en la versión remasterizada del álbum A Quick One. La principal diferencia entre esta versión y la original es que en el instante caótico del final de la canción, la banda pasa a tocar «Land of Hope and Glory» de Edward Elgar. En los créditos del álbum, la canción se le atribuye tanto a Townshend como a Elgar. Un video musical con un montaje de clips en vivo de la banda, actúa como video oficial de la canción en las cadenas musicales de televisión.
Inspiración
Townshend reveló que escribió la canción en un tren, inspirándose en la Reina Madre, de quien acusó de tenerle su coche fúnebre Packard, remolcado fuera de una calle de Belgravia, por sentirse ofendida por la visión que tenía durante su ruta diaria a través del barrio. Townshend acreditó a «Young Man Blues» de Mose Allison como la inspiración de la canción, expresando: «Sin Mose yo no hubiera escrito My Generation». También, dijo a la revista Rolling Stone en 1985 que «"My Generation"» fue mucho más que encontrar un lugar en la sociedad». En una entrevista posterior para Good Morning America en 1989, la banda estaba hablando de la próxima gira de aquel año para celebrar el aniversario número 20 de Tommy, y Townshend habló de la famosa frase «I hope I die before I get old» («Espero morir antes de envejecer»). Para él, cuando escribió la letra, la palabra «old» significaba «muy rico».
Composición
Tal vez el elemento más llamativo de la canción es la letra, considerada una de las declaraciones más destilada de la rebelión juvenil en la historia del rock. El tono de la pista solo ayudó a hacerla un antepasado reconocido del movimiento punk rock. Una de las frases más citadas en la historia del rock es «I hope I die before I get old» («Espero morir antes de envejecer»), interpretada por el cantante Roger Daltrey.
Como gran parte del sonido inicial de The Who, la canción cuenta con claras influencias del rhythm and blues americano, más explícitamente en forma de llamada y respuesta de los versos. Daltrey cantaba una línea, y las voces de respaldo, Pete Townshend (armonía baja) y John Entwistle (armonía alta), respondían con el estribillo «Talkin' 'bout my generation» («Hablo de mi generación»):
People try to put us d-down (Talkin' 'bout my generation)
Just because we g-g-get around (Talkin' 'bout my generation)
Things they do look awful c-c-cold (Talkin' 'bout my generation)
I hope I die before I get old (Talkin' 'bout my generation)
La gente intenta humillarnos (Hablo de mi generación)
Sólo porque somos conocidos (Hablo de mi generación)
Las cosas que hacen se ven mal (Hablo de mi generación)
Espero morir antes de envejecer (Hablo de mi generación)
En la parte instrumental, la canción posee mucho énfasis en los solos, alternando la guitarra de Townshend con el bajo de Entwistle y viceversa. Otro de los aspectos más destacados de «My Generation» es el tartamudeo -enojado y frustrado- con el que Daltrey interpretó la canción. Existen varias historias sobre el motivo de esta pronunciación. Una de ellas es que la canción comenzó como un lento blues hablado, sin el tartamudeo (en algunas ocasiones en la década del '70, se interpretó de esta manera pero con el tartamudeo, como en «My Generation Blues»), pero después de ser inspirado por la canción de John Lee Hooker «Stuttering Blues», Townshend reelaboró la canción en su forma actual. Otra versión, señala que Pete le sugirió a Daltrey que tartamudera para que la canción llegara a sonar como un mod británico drogado. También se dice, aunque con menor frecuencia, que la tartamudez se introdujo para enmarcar al grupo la frase: «Why don't you all fff... fade away!» («¡Por qué no desaparecen todos!»). Sin embargo, el productor Shel Talmy insistió en que era simplemente «uno de esos felices accidentes» que él creía que debían seguir ocurriendo. Roger Daltrey también ha comentado que no había ensayado la canción antes de la grabación, y que no pudo oír su propia voz a través de los monitores. La tartamudez se produjo cuando trataba de encajar las letras de la música lo mejor que pudo, y la banda decidió que funcionó lo suficientemente bien como para mantenerlo. La BBC se negó a tocar «My Generation», porque no quería ofender a las personas que tartamudean, pero revirtió su decisión después de que la canción se hizo más popular.
Al igual que el concepto de la letra, los instrumentos también se atañen a un ritmo rápido y agresivo. De manera significativa, en «My Generation», también aparece uno de los primeros solos de bajo en la historia del rock. Este fue interpretado por Entwistle en su Fender Jazz Bass, en lugar del bajo Danelectro que quería usar (John compró tres Danelectros con cuerdas demasiado delgadas que se rompieron con facilidad, por lo que volvió a usar su Fender). La coda de la canción cuenta con la enérgica batería de Keith Moon, como también, con el característico sonido de la guitarra Rickenbacker de Townshend. Hay dos pistas de guitarra en la canción: la que sirve de base (tal como se refleja en la versión instrumental de la edición Deluxe de «My Generation»), y otra que acompaña con notas más limpias.
En las versiones en vivo la canción se ampliaba hasta a los 15 minutos, como en Live at Leeds. Grabaciones en vivo en 1969-1970, incluyen fragmentos de Tommy, como «Underture» y «See Me, Feel Me», y de otros trabajos, como «Naked Eye» del disco Odds & Sods.

Personal
·         Roger Daltreyvoz
·         Pete Townshendguitarracoros,
·         John Entwistlebajocoros
·         Keith Moonbatería



(De Wikipedia)

Prestige

El desastre del Prestige se produjo cuando un buque petrolero monocasco resultó accidentado el 13 de noviembre de 2002, mientras transitaba cargado con 77.000 toneladas de petróleo, frente a la costa de la Muerte, en el noroeste de España, y tras varios días de maniobra para su alejamiento de la costa gallega, acabó hundido a unos 250 km de la misma. La marea negra provocada por el vertido resultante causó una de las catástrofes medioambientales más grandes de la historia de la navegación, tanto por la cantidad de contaminantes liberados como por la extensión del área afectada, una zona comprendida desde el norte de Portugal hasta las Landas de Francia. El episodio tuvo una especial incidencia en Galicia, donde causó además una crisis política y una importante controversia en la opinión pública.
El derrame de petróleo del Prestige ha sido considerado el tercer accidente más costoso de la historia; la limpieza del vertido y el sellado del buque tuvieron un coste de 12.000 millones de dólares, según algunos documentos, el doble que la explosión del Challenger pero por detrás de la desintegración del Columbia y el accidente nuclear de Chernobyl (De Wikipedia)



La información de esta página (en este link -click-) es de obligado conocimiento.




Vanesa Martín.





22.3.13

O qué será.




Asociacion Cultural BJC-Bilbaina Jazz Club Kultur Elkartea

www.bilbainajazzclub.org


XXII AUDITORIO

jueves 21  Marzo:

                Sala La Bodega. Jose Mª Olabarri s/n
Hora:        22:00 h 

ALBERT SANZ trío

Albert Sanz            piano & teclados

R. J. Miller               batería

Javier Colina         contrabajo


Con el paso de los años, el joven pianista Albert Sanz (Valencia, 1978), formado en elConservatorio Superior de Valencia, Taller de Músics de Barcelona y Berklee College of Music de Boston se ha convertido en uno de los referentes más sólidos del jazz en nuestro país. 

Ya en 1999 el reconocimiento de Albert Sanz fue público, cuando le otorgaron el Premio Tete Montoliu al mejor pianista revelación. Y fue una capacidad moldeada en el resultado de un íntimo y reconocible fraseo la que llevó al veinteañero a encontrar un hueco en la garganta del jazz. Nueva York le permitió entenderse sobre un escenario con grandes como Joe Lovano, Kurt Rosenwinkel, Larry Grenadier, Jeff Ballard, Mark Turner, Masa Kamaguchi Chris Cheek. En España, Albert Sanz ha conseguido perfilar una diversa carrera profesional. La vida de sus manos se bifurca en distintos trabajos de iniciativa personal, o se proyecta para acompañar a sólidas figuras de aquí- que también han llegado allá- como Javier Colina, Perico Sambeat, Jorge Rossy, Javier Vercher, y Antonio Serrano.





Apache de Pigalle 1938 Émile Savitry.


 Llego ahora a casa de este concierto, magnífico, estoy rodeado de arte, de vida, de lo vulgar y lo sublime, sé unos siete, hay quién sabe cien, aquí dejo uno coma dos, o así, es igual, casi todo es igual, me he tomado tres gin tonics y sonrío como un lelo, no tengo sueño, en nada me iré a la cama a seguir leyendo este “Apuntes de un vendedor de mujeres” (Giorgio Faletti) que me tiene enganchado, ventajas del ebook, no puede uno tener todo lo que quiere, ahora no quiero más que todo siga como está, o así, esta mañana he visto en Elorrio la decadencia, la realidad de la vejez, los ancianos en fila esperando yo qué sé, como aún no lo soy (anciano) quiero comerme los días, quiero que nos comamos ella y yo como dos animales heridos, como dos bestias furiosas (ella es una utopía)(creo que “yo” también), Corrina, Corrina canta Bozz Scaggs en una de las canciones de este blog, una de muchas, de las que escojo para los que aquí vienen, “me gusta tu música”, qué cojones, esta es una página de literatura, ¿no sabes leer?, esta es una página de un ser vivo que sabe siete y solo puede expresar uno coma seis, más o menos (tampoco es una cuestión de porcentajes, de números), lo que importa, ahora, es el sentimiento, qué coño, mira, ¿qué ves?, ¿ves?, bostezo, me voy a dormir, mañana más, es gratis, pasen y vean, seguro que otro día será mejor, o no, yo qué sé (o sí). Buenas noches que durmáis bien, todos (menos uno). Besos.      

   
(Este libro es de los que se leen sin poder dejarlo.)

The Beatles - 12 Hours To Please Me - BBC4 [02-15-2013]


"Please Please Me" de los Beatles regrabado.

Diez horas de grabación dedicó la legendaria banda en la grabación de su disco ‘Please Please Me’. Como festejo del 50 aniversario del disco, muchos artistas se han reunido para emular dicha sesión y obtener un resultado idéntico.

Hace 50 años, el 11 de febrero de 1963 el cuarteto mantuvo diez horas seguidas de grabación en uno de los discos más rápidos grabados en la historia. El resultado: uno de los discos más vendidos del grupo de Liverpool.

BBC Radio 2 pidió a distintos músicos que tocaran en vivo y en directo la sesión, recreando los diez temas de antaño en una forma original y única de homenajear a la banda. Según palabras del cronista de The Beatles, Ian McDonald: ‘Cuando intentaron grabar una segunda toma, Lennon ya no tenía voz y la sesión finalizó allí, pero el ambiente era fantástico’… ‘nunca se ha grabado en un estudio de pop británico algo de tanta intensidad’.

Pueden disfrutarla aquí.
http://abbeyroadcostaazul.blogspot.com.es/2013/02/12-hours-to-please-me-una-remake.html

21.3.13

Aburrimiento.

La lucha por la vida 

Presiento que no soy el mejor yo 
de todos los que quise ser y he sido. 
He conocido otros más hermosos, 
mejor amantes y mejor vividos. 
-Todos, sin excepción, mucho más jóvenes, 
prometedores y atractivos-. 

No soy el mejor yo. 
Pero, al menos, aguanto y sobrevivo. 
Los demás, con sus sueños 
-cansados, derrotados, aburridos-, 
fueron cayendo 
uno tras otro en el camino.


Javier Salvago.

 Ansel Adams at 683 Brockhurst, c.1932, by Williard Van Dyke.


No recuerdo cómo se llamaba, bebía.
Todos bebíamos.
Él se quedo en eso.

Caminaba por la calle dando tumbos, desastrado, hablando solo, mirando al suelo.
Era una pena ver así a una persona tan inteligente y tan echada a perder.
Su familia lo llevaba con resignación.
Durante mucho tiempo dejé de verle.

Aquel día estaba tomando con café con Eva en un bar del Kasko, era al principio de nuestra relación.
Aún no nos habíamos acostado, intentaba poner en juego todos mis recursos.
Hablaba de Rimbaud, de Jacques-Alain Miller, tatareaba algo de Händel, Radamisto creo, de Crumb y de Vanesa Martín por ver si por ahí.
Pero nada.

Me tocaron el hombro. Me giré. No recuerdo como se llamaba me miraba desde una cara arrasada, con ojeras, los labios trémulos, una sonrisa tonta
–Hola, Pedro, te he reconocido por la voz, ¿me recuerdas? – preguntó.
–Sí, hola, claro, tiempo sir verte –contesté, con fastidio, me estaba estropeando la actuación.
La conversación, breve, siguió por lugares comunes y terminó cuando me pidió dinero.
–¿Le conocías? – preguntó Eva… 




Puedo continuar con esta historia de hoy pero no me apetece.
Me paro porque este absurdo empeño de estar aquí cada día me obliga a escribir sobre tantos temas que al final ya no sé lo que me invento y lo que sucedió, lo que puedo dejar en el blog o lo que no pasa el filtro.
Alguien que aprecia mi trabajo y que me quiere bien me da consejos sobre cómo debo llevar la página o más bien cómo debo administrarla. Me dice que insista en escribir, que lo deje reposar, que lo organice, que lo pula, que no tenga la presión de venir cada día al balcón.
Estoy de acuerdo pero si me bajo del tranvía igual nadie recordamos esta parada y me da miedo descarrilar o que suba el revisor malo y me encuentre sin billete.
Pues eso, que me quedan ideas pero desarrollarlas y terminarlas me lleva más tiempo del que dispongo.
Y hay días que me aburro.
No sé si…     


Astronomer Edwin Hubble peers though the eyepiece of the 100-inch Hooker telescope at California’s Mt. Wilson Observatory. 1937


Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007