Glup 2.0


 photo tumblr_ojfw7teKmt1rx0l7qo1_540_zpsxymni51m.png


30.11.12

La ONU acepta a Palestina

La ONU acepta a Palestina

La Asamblea General de Naciones Unidas concede a los territorios palestinos la condición de Estado "observador"


FOTOGALERÍA
Una mujer israelí se manifiesta en Tel Aviv a favor de la resolución de la ONU de admitir como "Estado observador" a Palestina. / AMIR COHEN (REUTERS)
Por una abrumadora mayoría, la Asamblea General de Naciones Unidas admitió este jueves a Palestina como “Estado observador” tras una votación en la que 138 países se pronunciaron a favor, solo nueve en contra y 41 se abstuvieron. De esta manera, la organización más representativa de la voluntad internacional reconoce implícitamente la soberanía de los palestinos sobre el territorio ocupado por Israel desde 1967. Esta decisión abre un nuevo capítulo en un conflicto que se prolonga por más de seis décadas y deja a Israel y a Estados Unidos en el mayor aislamiento diplomático que han conocido jamás.
La votación no supone la admisión de Palestina como miembro de pleno derecho de la ONU, un paso que corresponde al Consejo de Seguridad, ni tiene consecuencias inmediatas en cuanto a la creación efectiva de un Estado. Pero da a los palestinos renovada legitimidad en su lucha contra la ocupación y llama la atención mundial sobre la urgente necesidad de poner fin a un problema que explica en gran medida el clima permanente de inestabilidad y violencia en Oriente Próximo.
Israel y Estados Unidos se encontraron solos en la Asamblea General de la ONU frente a un amplísimo bloque de países de todos los continentes, tanto con gobiernos democráticos como autoritarios, de derecha como de izquierda, que se pronunciaron a favor de la reclamación palestina. Únicamente la República Checa, Canadá, Panamá, Nauru, Palau, Micronesia y las Islas Marshall votaron junto a ellos.
La mayor parte de los países de Europa, incluidos España, Francia, Italia o Portugal, votaron a favor de la resolución, patrocinada por trece naciones, que iguala el nivel de representación de Palestina al del Vaticano. Otros, como Alemania, el Reino Unido y algunos países del Báltico, optaron por la abstención. La suma total da un número de votos afirmativos algo menor que el que esperaban los palestinos, que cuentan ya con el reconocimiento bilateral de 132 naciones y confiaban llegar a los 150, y un número de votos negativos menor que el que esperaban Israel y Estados Unidos, que confiaban en el respaldo de algún miembro de mayor relevancia que ese grupo de islas del sur del Pacífico.
En la presentación de la resolución, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, aseguró que esta iniciativa “no pretende deslegitimar a Israel sino legitimar a Palestina”. Aseguró que este paso ha sido dado no para obstaculizar las negociaciones de paz con Israel, sino “porque Palestina cree en la paz y porque su pueblo está desesperadamente necesitado de ella”.
Israelíes en las calles de Tel Aviv celebran el anuncio de la partición de Palestina el 30 de noviembre de 1947. / JIM PRINGLE (AP)
En su respuesta, el embajador de Israel ante Naciones Unidas, Ron Prosor, manifestó que los palestinos nunca habían reconocido “la existencia de Israel como el Estado del pueblo judío”, afirmó que su país quiere “acabar de una vez y para siempre con este conflicto”, pero advirtió al líder palestino que “no es con resoluciones en Nueva York sino con conversaciones en Jerusalén como se conseguirá”.
Abbas recordó que, así como esta misma Asamblea General emitió hace exactamente 65 años “el certificado de nacimiento de Israel” —en la resolución sobre la partición de la colonia británica de Palestina—, ahora “debe emitir el certificado de nacimiento de la realidad de Palestina”.
La embajadora de Estados Unidos, Susan Rice, fue la primera en tomar la palabra tras la votación para recordar que “esta resolución no crea un Estado que no existe ni cambia la situación sobre el terreno”, lo que únicamente ocurrirá mediante negociaciones entre palestinos e israelíes. Rice prometió que su Gobierno hará todos los esfuerzos para reanudar el diálogo.
Pese a todo su esfuerzo por reducir la trascendencia de esta votación, el resultado deja claramente en evidencia la posición insostenible en que Israel se encuentra para continuar la ocupación y la difícil situación de Estados Unidos como su único e incondicional valedor. Para EE UU el problema es doble, puesto que sus intereses en la región son múltiples y está obligado a jugar un papel decisivo en la promoción de las negociaciones de paz.
Ahora solo les queda a ambos un intento de contención de daños. Poco antes de la votación, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, hacía “un llamamiento urgente a las dos partes para que eviten acciones que, de alguna manera, pudieran dificultar la reanudación de negociaciones”. Washington pretende evitar que los palestinos acudan, como pueden hacer con su nuevo estatus, al Tribunal Internacional de Justicia de La Haya contra Israel, lo que, definitivamente, alejaría cualquier posibilidad de diálogo, e intenta evitar también que Israel tome represalias, en forma de sanciones económicas o nuevos asentamientos, contra los palestinos. Al mismo tiempo, la Administración procurará que el Congreso norteamericano no congele la ayuda económica a los palestinos, lo que será difícil porque el apoyo a Israel en el Capitolio es mucho más categórico que en la Casa Blanca. Ayer mismo, un grupo de congresistas, tanto demócratas como republicanos, anunció su propósito de cesar los fondos para la Autoridad Palestina.
Si los escenarios más catastróficos no se producen, si nadie trata de aprovechar este momento en su particular beneficio, no es imposible que la votación en la Asamblea General abra el paso a nuevas negociaciones de paz. Pocas veces como en esta jornada en la ONU se habrá visto con tanta nitidez que Palestina está ahí, soberana o no, y que la solución de dos Estados vecinos y pacíficos es la única que beneficia a ambos.
Pero esa evidencia, tan solemnemente corroborada en Nueva York, no ha hecho más fácil en el pasado el diálogo palestino-israelí ni tiene por qué, necesariamente, hacerlo ahora. Múltiples factores conspiran en estos momentos contra las negociaciones: la proximidad de las elecciones en Israel, el reciente ascenso de Hamás, la interinidad en la que vive la Administración de EE UU —especialmente su política exterior— la debilidad de Europa para convertirse en agente promotor de la paz. Todo eso se podría superar si los principales protagonistas, Israel y los palestinos, tuvieran voluntad de llegar a un acuerdo. Como se demostró en Oslo en 1993, ambos son capaces de entenderse, por encima de cualquier adversidad, cuando quieren hacerlo.
Sin embargo, Israel considera que el reconocimiento obtenido por Palestina en la ONU supone una violación de los acuerdos alcanzados en Oslo, por cuanto equivale a la ruptura del compromiso de hacer las cosas de forma bilateral, sin tener en cuenta los numerosos asentamientos judíos construidos unilateralmente desde esa fecha y lareciente negativa del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de aceptar las fronteras de 1967, aceptadas por Barack Obama, como la base para negociar el estado palestino.
Para Obama esta votación de la Asamblea General es, en cierta medida, una frustración y un fracaso personal. Obama llegó, en la presión a Netanyahu, todo lo lejos que puede llegar un presidente de EE UU que quiera conservar su puesto. Es sabido que el primer ministro israelí no respondió a esa presión. Ahora, también los palestinos desatienden sus recomendaciones y acuden a un foro con larga tradición de proporcionar largas sesiones de aplausos pero muy pocos resultados tangibles.
Un poco de historia.


Lo de mañana, con Vittorio.



Vendrá la muerte y tendrá tus ojos
esta muerte que nos acompaña
desde el alba a la noche, insomne,
sorda, como un viejo remordimiento
o un absurdo defecto. Tus ojos
serán una palabra inútil,
un grito callado, un silencio.
Así los ves cada mañana
cuando sola te inclinas
ante el espejo. Oh, amada esperanza,
aquel día sabremos, también,
que eres la vida y eres la nada.

Para todos tiene la muerte una mirada.
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.
Será como dejar un vicio,
como ver en el espejo
asomar un rostro muerto,
como escuchar un labio ya cerrado.
Mudos, descenderemos al abismo.

(Cesare Pavese)


Cada día preparo lo de mañana, pero nadie sabe si habrá mañana. Aún así me aplico y busco entre aquello que fue y entre lo que es, algo sale. La memoria. La curiosidad. La constancia. El absurdo de creer que sirve para algo (no te rías). El absurdo de creer (aún, con todo). El absurdo (y sin embargo).

Cada día es diferente y el mismo, vivimos como si no pasara nada pero pasa, sí, usted y yo lo sabemos pero miramos para otro lado y así avestruces y nosotros podemos seguir, atentos, claro, por si acaso. Hubo tiempos mejores, va, peores, bueno, ahora hay lo que hay y aquí seguimos, a pesar de todo, de tanto.



Al lío, que recordaba hoy a Vittorio Gassman, il Mattatore, en aquellas Rufufú, Il sorpasso, Profumo di donna, magnifico actor y director de teatro y cine, rapsoda,  hombre culto, uno de los mejores actores italianos. No sé porqué hoy le recuerdo, últimamente tengo una tendencia a recordar a los muertos e ignorar a los vivos, yo qué sé. Pero, escuchen, escuchen que bien recitaba a Pavese  (otro que tal, qué triste, qué señor más triste)  





Verrà la morte e avrà i tuoi occhi-

questa morte che ci accompagna
dal mattino alla sera, insonne,
sorda, come un vecchio rimorso
o un vizio assurdo. I tuoi occhi
saranno una vana parola,
un grido taciuto, un silenzio.
Così li vedi ogni mattina
quando su te sola ti pieghi
nello specchio. O cara speranza,
quel giorno sapremo anche noi
che sei la vita e sei il nulla



Per tutti la morte ha uno sguardo.

Verrà la morte e avrà i tuoi occhi.
Sarà come smettere un vizio,
come vedere nello specchio
riemergere un viso morto,
come ascoltare un labbro chiuso.
Scenderemo nel gorgo muti.


(Cesare Pavese)



 ¿Le ha gustado?, pues mañana más. Encantado de conocerle. Póngame a los pies de su señora, de su señorito o de aquel/la con quién comparte.    

29.11.12

Menos mal.

El diablo anda suelto


     
Fotograma de 'El exorcista', de William Friedkin (1973).
El diablo anda suelto. Aunque sus métodos evolucionan, el viejo Satanás regresa de vez en cuando a sus números de siempre. Y el clásico entre los clásicos es el de meterse en el cuerpo de una criatura de Dios y obligarla a echar espumarajos por la boca. El caso es que monseñor Angelo Scola, arzobispo de Milán y uno de los más firmes candidatos a sustituir a Benedicto XVI en la silla de Pedro, no está dispuesto a permitirlo. Ha multiplicado por dos la plantilla de exorcistas de su diócesis —de 6 a 12—y ha instalado una centralita para atender a los posibles endemoniados. El número, huelga decirlo, no contiene un triple seis…
En cualquier caso, no se trata de un asunto —advierten desde la diócesis de Milán— para tomárselo a broma. Los casos verdaderos son raros, pero haberlos, haylos. De ello da fe monseñor Angelo Mascheroni, obispo auxiliar y responsable desde 1995 del Colegio de Exorcistas. A través de una entrevista en la web oficial de la archidiócesis, ha contado que cada vez son más las llamadas de fieles que solicitan un nombre, una dirección, un teléfono, algún lugar seguro donde poder aliviar el sufrimiento de algún familiar o amigo que consideran poseído por Satanás.
Muchos de ellos ya han sido víctimas de personas sin escrúpulos que, bajo el disfraz de curanderos o brujos, les han sacado los cuartos a cambio de aliviar su sufrimiento. "Por esto", dice monseñor Mascheroni, "hemos activado una centralita en la Curia de lunes a viernes de las 14.30 a las 17.00. Quien tenga necesidad puede llamar y encontrará a una persona que le indicará un contacto en su zona para evitar que hagan largos viajes". Eso sí, el obispo les ha pedido a sus exorcistas que, tratándose del asunto que se trata, se lo tomen con calma y no se sobrecarguen de trabajo. Además de luchar eventualmente con el diablo, tendrán que seguir diciendo misa, confesando, ejerciendo de párrocos…
Monseñor Mascheroni dice que la función principal de sus exorcistas será la de escuchar, atender con serenidad a quienes sufren y dejarles claro que “el Señor siempre es más fuerte que el diablo”. Aunque no hay un retrato robot de quienes reclaman los servicios de un exorcista –hay personas jóvenes y ancianas, sin y con estudios--, sí se da la circunstancia de que muchos suelen ver al maligno detrás de simples malas rachas —"el chico no va a la escuela, toma drogas, es rebelde"— o problemas más propios de la consulta de un psiquiatra. El obispo dice que, a veces, llegan jóvenes asustados que, tras participar por diversión en ceremonias de espiritismo, creen que Satanás se enfadó y se les metió dentro. "Si lo hicisteis por divertiros", les tranquiliza monseñor Mascheroni, "el demonio no os tomó en serio. El demonio es una persona seria".
http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/11/29/actualidad/1354186675_631297.html


Parusía.



Ahora que ya no soy más joven

Ahora que ya remonto la mitad del camino de mi vida,
yo que siempre me apené de las gentes mayores,
yo, que soy eterna pues he muerto cien veces, de tedio, de agonía,
y que alargo mis brazos al sol en las mañanas y me arrullo
en las noches y me canto canciones para espantar el miedo,
¿qué haré con esta sombra que comienza a vestirme
y a despojarme sin remordimientos?
¿Qué haré con el confuso y turbio río que no encuentra su mar,
con tanto día y tanto aniversario, con tanta juventud a las espaldas,
si aún no he nacido, si aún hoy me cabe
un mundo entero en el costado izquierdo?
¿Qué hacer ahora que ya no soy más joven
si todavía no te he conocido?"

Piedad Bonnett




Durante mucho tiempo hice lo que debía, con disciplina, era lo que era, no sé si fui afortunado o estúpido. Ahora, dentro de lo que puedo, intento hacer lo que quiero, aprendo en el ocio y en la contemplación, en el intercambio y el diálogo, en la escucha atenta de la naturaleza. Por ejemplo. 

Un momento, mi psiquiatra (que no era mío/a) decía que lo absurdo lo dominaba bien (yo) y que me dejase de malabarismos ideológicos y filosofía de manual, que me centrase en el surrealismo. Pues bien, aunque he dejado las sesiones voy a seguir sus sugerencias, que no consejos, que me leía en la forma y el fondo le parecía bah, un porqué mal puesto, o un acento, las comas, un/a pelma, ciego/a, sin sentido del humor (tampoco me extraña, vaya trabajo, tampoco le falta, está el personal muy necesitado de que le escuchen y le digan y le salven). Por eso necesitamos la parusía. 



Y la memoria, que encuentro esta joya de hace 50 años (usted no había nacido, ni usted, ni usted, ni yo). Gillian Hills canta C'est bien mieux comme ça junto a Eddy Mitchell and Les Chaussettes Noirs en la película Les Parisiennes (1962):



También esta mágica escena de “La ragazza con la valigia”, una magnífica película de obligada visión entre otras cosas por la deslumbrante belleza de Claudia Cardinale (ay, como baja por esas escaleras mientras suena el Aida de Verdi). Lástima que al ser de 1961 ni usted ni yo la hayamos visto, no habíamos nacido.





Perdonen la interrupción, estábamos en lo del surrealismo, sí, que me veo vestido de reno o de Santa (Claus) tocando la campana frente a Macy´s, sacando unos dólares para el pasaje de vuelta, Ticket to ride cantaban unos Beatles en la nieve




como quizás nieve este sábado en NYC (llego por la noche) y me pierda en ese Manhattan post huracán, pre Navidad, siempre con gente y gente por sus calles iluminadas, búsquenme allí. 


Lo sé, debo escribir con más sentido, no me sale, ya ven.

Thomas Jeferson, 1802



28.11.12

Reggae.



POEMA DE INVIERNO


Así fue como acabó el undécimo mes, Noviembre:
Con el canto de las ocas salvajes
que marchaban hacia el Sur.



Y tú miraste hacia aquel cielo, para decir:
Si tuviera alas, también yo me esforzaría
en busca de nuevas tierras,
también yo levantaría mi campamento
en una playa llena de banderas amarillas;
quizá entonces trabajara mejor el tiempo,
quizá entonces olvidara para siempre
las murallas y la gente de esta ciudad.



Y, recuerda, yo sólo te hice una pregunta:
¿Por qué somos tan infelices?
De morir un mes más tarde
habría visto nieve
en nuestro jardín.



Seguíamos hablando
cuando los oscuros ángeles
que se lo llevaron
se llevaron también la tarde.



Así fue como acabó el undécimo mes, Noviembre:
Con el canto de las ocas salvajes
que marchaban hacia el Sur.


Bernardo Atxaga



¿Reggae?, vale,  bailamos como tú quieras, aunque soy más de boogie boogie, de mover las rodillas y caderas, alehop, como aquellos pájaros que volaban hacia la isla de la fortuna perdida en mitad de un mar oscuro, indiferentes a la tormenta formaban triángulos o volaban en zigzag,  eludiendo los acrobáticos saltos de los tiburones, como en un juego de la Wii o así, un dios burlón movía las coordenadas y hemisferios y la isla estaba ora aquí ora allá y los pájaros planeaban sin descanso buscando las corrientes cálidas del viento,  el impulso de su ansia por llegar sin saber que las tortugas contaban con ellos para subsistir, triste destino pasar del ancho y libre cielo al estómago de un galápago y la Reina de los gatos lo contempla todo desde una ventana mientras en el cielo se brasea la tarde inhóspita de catedrales en llamas y clérigos desconcertados, obstinados, esto es pecado y eso y aquello, todo es pecado y el infierno es nuestro destino o era hasta que la arquitectura del cielo desveló que había muros y fronteras, un abismo  y la tierra prometida era para el pueblo escogido y así no hay quién se entere de qué lado está, siempre estoy con los que pierden  y se me quedan los adioses entre los dientes y el paladar, ásperos, ácidos como aquellos limones amarillos y verdes del JK y quiero contar algo y no sé si no me atrevo o simplemente no me sale y por eso dejo en el blog esta sarta de absurdos, un comic de Jacovitti, ya me gustaría pero no se puede estar a todo y esto de hoy es nada, ya, salud.      

  

(Benito Jacovitti)


27.11.12

La curva engañosa

Sexo en Nueva York 
La curva engañosa (En el minuto 7,04)

(O aquí - click)





En una oscuridad de relojes, sin besos, se cernía un otoño sin medida, aún, un horizonte de hojas secas bajo las estrellas que un día señalamos como nuestras, cincuenta.

Allí estaba ella, fascinada, que es tan respetable como no estarlo o algo así.

fascinación s. f. Atracción o seducción irresistible que siente una persona hacia alguien.

Su voz me acarició como una casa vacía, una noche hueca resonando bajo la bóveda del autoengaño, las copas de los árboles del parque se mecían en el noviembre de minutos lentos y charcos de colores con reyes decrépitos de caderas rotas.

Mi nombre era piedra y estuve prisionero en un mar de mentiras, sin saberlo, tanteando en varias direcciones para encontrar una salida, los ángeles con sus alas rosas en mitad de la espalda me engañaban señalando diferentes caminos, me quedé sentado, esperé.

Las olas aullaban, me intimidaban los jinetes de la espuma y los amantes jadeando en el amanecer de perros negros y el magnolio abriéndose en flores inconscientes y rojas y feligreses arrodillados frente a los altares de dioses sin hogar.

Recuerdo que nos encontramos en una noche de cuartos de hotel y pasillos desiertos, pero esa es otra historia y no procede contarla ahora que ella está fascinada con un gesto que dice sí y dice no y el artero ladrón de ilusiones juveniles está empeñado en que lo sepamos, nos queda menos.

Así pues dejémonos de cuentos y gestos,  gemidos fingidos y ásperas palabras cuando no, el tiempo es un asesino despiadado y no hay nada que hacer, bueno sí, refugiémonos en nosotros mismos, démonos asilo, querámonos hasta que la soledad sea nuestra amante y lo que tenga que venir, vendrá, ¿a que sí?   

Fue bonita aquella historia en blanco y negro.



Fascinum viene del latín fascinare, encantar.

Fascinare viene, probablemente, del griego baskanos, de igual significado, forma tracia del ático phaskein, decir. Baskanos, de hecho, hace en latín fascinare por influencia del latín fari, hablar, como demuestra que fascinar, en Germano, se diga besprechen y decir sprechen. Baskanos es un término conocido en la traducción de la Torah al griego, la Septuaginta, en la que se habla de la envidia. Lo fascinante sería lo envidiable. 

La acepción de fascinar como atractivo, delicioso, es del S. XIX, como resultado metafórico de que algo es capaz de hablarte para seducirte, que no deja de ser la cara positiva del mal de ojo, para encantarte. De hecho en el mismo verbo encantar, de cantar, viene implícito el hecho de decir, porque el canto es una forma de decir. 

De suma importancia en Roma. 

El más importante fascinum, el original de todo, se guardaba en el Penus, que era el almacén del templo de Vesta destinado a guardar también los Penates, entre otros objetos sagrados. Este ídolo se exhibía públicamente en determinadas ocasiones, como durante el Triunfo, la ceremonia de celebración de una victoria militar, cuando se ajustaba durante el paseo triunfal al carro del general victorioso. Pero también se conoce la participación de representaciones suyas en fiestas populares, como las Liberalia, las celebraciones en honor a Liber (el Baco romano, por así decir). En esta ocasión la imagen del dios era conducida del campo a la ciudad acompañada de otras imágenes de falos y entre cantos lujuriosos, con el objeto de favorecer las cosechas y protegerlas, precisamente, del fascinum o fascinatio “mala suerte, fascinación, encantamiento”, es decir, de los perjuicios que provoca el “mal de ojo”. mirada aviesa, etc.), es el poder maligno que determinadas personas, a través de su mirada penetrante, aguda o considerada simplemente extraña por alguna anomalía en los ojos, son capaces de ejercer sobre otras personas por la envidia que les provocan (de ahí la denominación del Fascinus también como medicus envidiae ). El empleo de su imagen con fines apotropaicos (de protección) –a veces una simple columna fálica- era común en numerosos lugares: en las entradas de las casas, las tiendas, las herrerías, edificios públicos..., aunque muy especialmente delante de las huertas y de los jardines. Por lo que se refiere a su uso personal, se sabe que las mujeres romanas llevaban figuritas de bronce en forma de genitales masculinos colgadas de los collares, y que también era costumbre colgar del cuello de los niños ciertos objetos con forma obscena ( turpiculares ) para que no les pasase ninguna desgracia. Su empleo como protección mágica contra las malas influencias hizo del fascinum un sinónimo del genérico amuletum , aunque especializado en la prevención contra el mal de ojo, pero también en la propiciación de la fertilidad femenina. No en vano, el intricado nodus herculeus con el que las mujeres ceñían sus túnicas el día de su matrimonio, era considerado fascinum por cuanto suponía de garantía de fecundidad (el nombre se explica por la creencia de que Hércules había tenido 70 hijos). Por lo que se refiere al mal de ojo, uno de los medios empleados para evitar sus efectos era intentar desviar esa mirada fascinadora haciendo uso, precisamente, de los amuletos. La idea de que el recurso a imágenes monstruosas, ridículas u obscenas tendría como propósito provocar la risa para, de esta manera, distraer o disminuir la fuerza de la mirada, se relaciona en la historia de la gestualidad romana con otra bien conocida representación del falo, también asociada a la risa: cerrar el puño haciendo ostensible el dedo corazón medium unguem ostendere ... El carácter entre procaz y burlón que se le atribuía a este gesto, que reproduce inequívocamente un pene erecto (de ahí los otros nombres del dedo: infamis, impudicus ), se ve bien reflejado en este epigrama de Marcial: “Ríete con ganas, Sextilo, de quien te llamó afeminado levantando el dedo corazón” En lo que insiste el poema priapeo: “¿Te ríes también a mi costa, ladrón, enseñándome el dedo impúdico cuando te amenazo?” Y al mismo código remite tanto el gesto como la forma de nuestra “figa / higa”, también conocida en la Antigüedad como “mano impúdica”, pues, al introducir el dedo pulgar entre el índice y el corazón con la mano cerrada, se supone que representa la cópula heterosexual. Aquí se da nuevamente una identificación semántica entre amuleto y sexo, puesto que la figa / higa (del latín fem. ficus “higo” –fruto asociado a Príapo), no refiere sino el sexo de la mujer. De hecho, y como queriendo aumentar el poder de protección del fascinum muchos amuletos combinan ambas figuras, el falo en un extremo y la figa en el opuesto. Si a esto añadimos la consideración de la exhibición impúdica del sexo femenino como un gesto entre burlón y amenazante en la mitología de Baubo (la “vulva mítica” helena) vemos cómo el sexo, la risa y la protección mágica son ideas estrechamente vinculadas en la Antigüedad clásica. En la mentalidad romana esta interrelación es ilustrada de manera bien gráfica por la literatura que tiene como protagonista la figura de Príapo. Este dios griego fue incorporado a los cultos romanos por su fácil identificación con Fascinus y otras divinidades latinas menores caracterizadas por su aspecto salvaje y exuberante sexualidad (Fauno, Silvano –a su vez correlatos de los sátiros griegos). Aquel dios, al que la iconografía griega mostraba como un personaje excepcionalmente dotado, o simplemente como una turgente metonimia del dios (destacándose “la parte por el todo”*) estaba especializado, al igual que sus afines romanos, y particularmente, en la protección y estímulo de la fecundidad de los campos. (Comentario de  DELLWOOD en http://foro.elaleph.com/viewtopic.php?p=654037)




26.11.12

¿Saturnino?, no, alegre.



Un blog sirve para muchas cosas. Tampoco es cosa de enumerarlas ahora. Ni usted ni yo tenemos  tiempo. Ni ganas. Pero déjeme que le diga una sola. Un blog sirve para unir (nos).

El viernes por la tarde/noche paseando, tomando unos vinos, conversando con un grupo de amigos, se incorporaron al grupo varias personas a las que no conocía. Después de las presentaciones, la charla común se enriqueció con nuevos puntos de vista y opiniones, contrastes, experiencias.

Uno de ellos, Iñaki, me preguntó si tenía un blog, su iPhone y yo le dijimos que sí. Él me dijo que había escrito un libro. De ahí salió un intercambio de ideas, emociones, vivencias, una mutua corriente de simpatía y amistad. Qué bien.


 Iñaki Larrea Villa (Click)

En un momento de la conversación, rumboso, me regaló cuatro palabras:

  • ·         enguachinar
  • ·         apulgarar
  • ·         endilgar.
  • ·         saturnino


Ya, ya sé que podría dejar aquí lo que significan pero entonces ¿qué hace usted?

Pues eso, que un blog sirve (también) para tener amigos y para saber que con libro o sin él en el fondo, mejor o peor, todos  escribimos nuestro día a día.

Estoy encantado.
  
   

Enguachinar, enaguachar o enaguar 
 Llenar de agua [una cosa] en que no conviene que haya tanta.
 Causar empacho de estómago el beber mucho o comer mucha fruta.

Apulgarar.
Hacer fuerza con el dedo pulgar.
 Referente a la ropa que tiene manchas provocadas por la humedad.

Endilgar.
 Endosar a otro algo desagradable o molesto:
'endilgar' también aparece en estas entradas: colocar
 - enjaretar

saturnino,na
Triste y taciturno:
Del plomo o relativo a este elemento químico:
[Enfermedad] producida por intoxicación con una sal de plomo:



Ah, gracias, a JT

Traductor

Se quedaron

Lo que hay.

Algunas ilustraciones, fotografías, dibujos, etc, que acompañan a los textos han sido
tomadas de internet y puede que no conste su autor.
Si algún propietario no desea que figuren en este blog, me lo comunica y las retiro.

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com

counter to blogger