Glup 2.0


 photo tumblr_ojfw7teKmt1rx0l7qo1_540_zpsxymni51m.png


31.7.12

Onde hai carozos, hai fume


Aún no se ha ido julio y desde la ventana veo el mar.

Desde Bilbao hasta el fin de la tierra hay 741 kilómetros y once meses de trabajo.


En un país con un índice tan elevado de personas sin empleo es un privilegio.

 

LA TASA DE PARO MÁS ALTA EN 36 AÑOS

El desempleo sube en España al 24,63%: hay ya 5.693.100 parados
Entiendo la angustia, la inquietud, la frustración, el miedo, la rabia, la impotencia, la desolación, tantos sentimiento oscuros que paralizan el ahora e impiden ver el mañana. Como todo, hay que haber sufrido el paro para entenderlo.
No hace falta ser profeta para saberlo, habrá sangre y más sufrimiento, pronto.
Basta, desde esta esquina no puedo arreglar nada.
Desde el viernes estoy de vacaciones.
Ha sido un año duro, intenso.
Estoy en la costa da Morte y quiero disfrutar cada momento.
Si soy capaz y esta lenta conexión me lo permite lo contaré.

«Onde hai carozos, hai fume,
onde hai fume, lume hai,
onde hai paseos de noite
forzas de cariño hai».



30.7.12

Lady in Flowers


Lady in Flowers by Balint Zsako

Segues cos teus ollos este verso do que encaprichei para empezar.

He atravesado muchas aguas desalmadas sin ver el fondo.
No vi las ruinas del pueblo sumergido –sí, lo informó la prensa, tuvieron que evacuarlo, en los setenta-.
Nunca vi los sumos sacerdotes que predicaban recompensas eternas.
Solo vi imágenes de hombres sedientos, serenos en su visibilidad, tendidos al sol que se desperezaba sobre una tierra a punto de desaparecer, repitiendo la letanía: solo se vive una vez.

*(fragmento del poema Mutación de Estibaliz Espinosa).

29.7.12

Desde mi ventana

Cantaban os grilos,
os galos cantaban,
o vento antre as foias
runxindo pasaba.
Campaban os prados,
Manaban as fontes
antre herbas e viñas,
figueiras e robres.

(Rosalía de Castro)


video




28.7.12

¿Estás ahí?, ¿o mirando?



“El cuarto estado” (Giuseppe Pelliza da Volpedo, 1901)  


27.7.12

El que pueda.



Aquí o allí, es igual, siempre habrá otro allí, lo que no queda es el aquí, el ahora, siempre es luego, después, nada permanece, todo cambia, fluye, se mueve, o se muere, fin.
 

Anda, el que pueda que se vaya de vacaciones

26.7.12

Pétalos.


Entra en tu cuerpo y tu cansancio se llena de pétalos. Laten en

ti bestias felices: música al borde del abismo.

Es la agonía y la serenidad. Aún sientes como un perfume la
existencia.

Este placer sin esperanza, ¿qué significa finalmente en ti?

¿Es que va a cesar también la música?

Antonio Gamoneda.



Un hombre exhorta desde el atril, tenso, con las venas del cuello hinchadas, gritando con violencia por encima de la tempestad de los días, oteando la tragedia que llega, defendiendo la libertad intelectual por encima del aliento dulce y peligroso de lo fácil, de lo sabido, de lo cómodo. No entienden, no entienden -siente- y su voz se pierde en lo doméstico, en el calor de cocinas, en el rescoldo de tópicos y cantinelas. Quiere rasgar esas sonrisas bobas, golpearles los labios, en las encías, desbaratar el interés del no pasa nada, de todo debe ser como es y así entramos en la luminosa zona erótica mientras una bandada de sardinas transparentes ondula sobre la piel de damas afligidas, señoras poseídas por el mal de vivir -ay, tristeza de la melancolía-, la hechicera tuvo la culpa, hablándole del instinto, del sí pero no, de la voz debajo del caldero, de los dedos buscando en el panal de miel – a pesar de las picaduras de las abejas del remordimiento- , hurgando con insistencia en el mal de las mujeres etíopes, paraíso en la sombra, uno no puede hablar de según qué temas sin una intensa empatía personal, personalizada ¿y cómo? uno carece de, solo tiene, //los jesuitas del siglo XVI utilizaban las descargas del pez raya para expulsar demonios; los samuráis escuchaban los trinos melancólicos de los pájaros, de los lobos, de las rocas húmedas; Aldini aplicó la corriente galvánica en el cráneo pelado de un enfermo de bilis negra; no sé qué diría Freud de las prácticas de la TEC (Terapia Electro-Convulsiva)// sé que yo digo basta, hasta aquí hemos llegado…, (hoy, mañana ya veremos).




25.7.12

Un día de esos

Ayer fue un día de esos.






NO TAN ALTO

DE cuando en cuando y a lo lejos 
hay que darse un baño de tumba.


Sin duda todo está muy bien 
y todo está muy mal, sin duda.


Van y vienen los pasajeros, 
crecen los niños y las calles, 
por fin compramos la guitarra 
que lloraba sola en la tienda.


Todo está bien, todo está mal.

Las copas se llenan y vuelven 
naturalmente a estar vacías 
y a veces en la madrugada, 
se mueren misteriosamente.


Las copas y los que bebieron.

Hemos crecido tanto que ahora 
no saludamos al vecino 
y tantas mujeres nos aman 
que no sabemos cómo hacerlo.


Qué ropas hermosas llevamos! 
Y qué importantes opiniones!


Conocí a un hombre amarillo 
que se creía anaranjado 
y a un negro vestido de rubio.


Se ven y se ven tantas cosas.

Vi festejados los ladrones
por caballeros impecables
y esto se pasaba en inglés.
Y vi a los honrados, hambrientos,
buscando pan en la basura.


Yo sé que no me cree nadie. 
Pero lo he visto con mis ojos.


Hay que darse un baño de tumba 
y desde la tierra cerrada 
mirar hacia arriba el orgullo.


Entonces se aprende a medir.
Se aprende a hablar, se aprende a ser.
Tal vez no seremos tan locos,
tal vez no seremos tan cuerdos.
Aprenderemos a morir.
A ser barro, a no tener ojos.
A ser apellido olvidado.


Hay unos poetas tan grandes 
que no caben en una puerta 
y unos negociantes veloces 
que no recuerdan la pobreza. 
Hay mujeres que no entrarán 
por el ojo de una cebolla 
y hay tantas cosas, tantas cosas, 
y así son, y así no serán.


Si quieren no me crean nada.

Sólo quise enseñarles algo.

Yo soy profesor de la vida, 
vago estudiante de la muerte 
y si lo que sé no les sirve 
no he dicho nada, sino todo.

Pablo Neruda.

24.7.12

Revisando.

Revisando textos antiguos me he encontrado con este (click).
Me impresiona que en algún momento haya podido escribir algo así.


Como noche tras noche soñando con su cara tan bella, su voz en mi oído, sus caricias, su dulzura, su mirada, su cuerpo que me turba, sus palabras, su sabiduría, sus errores, su constancia, su lucha, su sentido de la vida, sus recuerdos, su presente, sus proyectos, su trabajo, su distancia, sus lágrimas, su deseo, su pasión, sus labios, su mano en la mía, sus cartas, sus abrazos, sus emociones, sus sentimientos, sus renuncias, su historia, sus silencios que son uno sólo –el silencio-, su determinación, su genio, sus conocimientos, sus posturas, aquella mirada sorprendida al cruzarse con la mía, su paciencia, su resignación, su aceptación, su pecho donde dejé todos mis secretos, su fumar compulsivo, su tos, su cuello, la curva de sus caderas, verla sentada mirando al mar, verla de pie esperándome, verla tumbada, su sudor juntándose a mi sudor, su curiosidad, cómo me pegaba riendo, su paciencia, su calma, su cabeza saliendo entre las sábanas, su manera de caminar sobre las piedras de la playa, sus celos, su seriedad, sus suspiros, sus gemidos, sus miedos, su valentía, sus pómulos de india, su pubis, su nariz, su frente, cuando volvió de Argentina, de Turquía, de Londres –cada vez-, cuando no volvió, cuando se iba, Barcelona, Madrid, Valencia, cuando no estaba preparada, cuando lo estaba, cuando le tocaba y sentía en ella rumores de fuentes, cuando me abrió la puerta de mi mundo oculto, cuando me curó la ceguera, cuando me salvó, cuando me condenó, cuando fui otro, cuando toqué el cielo con los dedos, su pelo largo, su pelo corto, muy corto, blanco, caoba, negro, ella pintándose delante de un espejo, duchándose, orinando, dándose cremas, ella sentada en el suelo esperando que abriesen una corsetería, apoyada en la biblioteca, corriendo desnuda por la playa, en cada momento del tiempo que vivimos juntos, mi amor flotando en lo imposible, en lo inalcanzable, en el limbo de los sueños no conseguidos.


23.7.12

Hasta aquí llegan las goteras de Bermeo.

Por la mañana, cumpliendo una tradición, la alcaldesa de Bermeo partirá en barco desde Mundaka hasta la isla de Izaro, Allí lanzará una teja a las olas del Cantábrico mientras dice: Honaino heltzen dira Bermeoko ituginak. Después irán a Elantxobe y empezará la fiesta.


Neska zaharrak joaten dira
Madalenara, Madalenara.
Santari eskatutzera
nobioren bana, nobioren bana,
komeni bada.



Por la tarde,  ahí, de vuelta en Bermeo, la gente está riendo y cantando.

Aquí, silencio en la calles. Quizás porque es domingo. Debe ser que vivo en el lugar equivocado.  

Los perros de la nostalgia me están mordiendo sin piedad, me veo saltando y bailando por las empinadas calles de Elantxobe, mi madre en la ventana, ten cuidado, no bebas demasiado, no vuelvas muy tarde. Volvía al día siguiente y es hora de borrar recuerdos y de fabricar momentos para este ahora demasiado plácido.

Quizás mañana sea un día azul, no sé, pero hoy se ha vuelto triste.




Demonios





22.7.12

Contar historias.



En realidad lo que quiero es contar historias que distraigan, que llenen los ojos de colores brillantes, que hagan reír, que hagan olvidar a quién lee, quién y cómo las escribe. Cuentos sin protagonistas identificados, sin personajes identificables, de países lejanos, de sentimientos que no duelan, de paisajes sin nombre.

Escojo las palabras con cuidado, las selecciono como un espigador, trato de encontrar aquellas que lleven por calles inundadas de sol, por ríos deslizándose perezosamente en el atardecer, por búhos blancos volando dentro de un bosque en la noche de la mente.

Pero es inútil, solo sé escribir de lo que siento, de lo que me baila en el alma, de los fantasmas que no me dejan mirar a otro lado, de esa mirada, mirando.

Siempre termino contando el mismo cuento: la Bella Durmiente.

Y sé que no despertará.

Jamás.



21.7.12

Quo Vadis



Ayer cuando iba a mis cosas pasé frente a Correos. En la puerta principal había una concentración de trabajadores, funcionarios en su mayoría, en silencio, con sus pancartas y gestos de preocupación.

Cuando volví ya no estaban. Al llegar a la oficina me encontré con Julián, el cartero que cada día nos trae la correspondencia. Es un deportista, varias veces nos hemos entrenado juntos, es un buen chaval.

No te he visto en la manifestación- le digo.

Pues allí he estado- dice.

Vaya problema tenemos, ¿no?- digo.

Claro, es que hemos gastado demasiado- responde.

¿Hemos gastado?- me indigno- ¿Tú has gastado demasiado?

No- se apoca – entre todos. Ha dicho el ministro que no hay dinero para pagar nuestros sueldos.

Pues quemar Correos- le digo.

Me voy, de malhumor.

¿Qué están haciendo con nosotros?

Pero calma, hoy no toca hablar de esto, es sábado.

Un poco de música moderna.      











20.7.12

Poca memoria.




Estoy perdiendo la memoria.

No sé en qué lugar dejo las cosas. Se me olvida dónde aparqué el coche, si ayer viajé a Finlandia, en que cajón guardé la llave del poema, si es venenosa esta serpiente que me muerde el cuello. No sé si esto que siento es amor o es que me duele la médula espinal del alma.

La cabeza se ha convertido en mi enemigo, me estoy olvidando de mi mismo. Y me preocupa, me tiembla el maxilar, se me altera el esófago del tiempo, debe ser por los nervios, ya se sabe.

Aún así llevo los días enrollados bajo el brazo y distingo perfectamente la oscuridad del cinc de un granizo de párpados, hasta ahí podíamos llegar.

Pero hoy, rebuscando un camisa entre la ropa blanca, he encontrado una pistola, brillante, negra.

Hasta aquí es lo normal pero, le falta una bala.

Temo haberme suicidado.
 

19.7.12

Amanece en Orly



Amanece en Orly y no sé bien que hago aquí con la niebla detrás de los ventanales y John Malkovich mirándome con cara de enfado. Leo a Quignard que escribe de amantes que descubren su desnudez o lo imagino, advierto que solo lo entiendo al otro lado de una frontera, quizás mi propio límite. Lo entiendo desde que estuve en ese límite, con el borde de la túnica prendido en la puerta que divide dos mundos, el lenguaje y el silencio, es decir la despedida, el punto sin retorno, la mano que no puede ya asomarse detrás de la pared invisible. 

18.7.12

La chica del árbol


La chica del árbol me recuerda lo que decía/escribía en otro tiempo, se lo agradezco. Fui, hacía, entonces, he sido, recuerdo que, de nada sirve si el ahora contradice lo anterior. Sigo diciendo y siendo, soy mi ahora y nunca llueve al sur de California.

1.- Escribo para que me quieran, dicen algunos, no es mi caso, escribo porque me quiero, siempre, escribo porque os quiero, a veces. No hay presunción, solo que este medio, internet, sin reglas, sin normas, con un gusto por habitante de estos espacios del aire, permite compartir nuestros ejercicios literarios, todos, los más o los menos afortunados, son siempre válidos en su intencionalidad. Funciona así aunque no acabo de entender como con todo lo extraordinario que hay por leer en esas librerías del señor -en 2011 se editaron en España 83.258 títulos, con una tirada media de 3.441 ejemplares por título (alguno habrá interesante ¿no?) - los blogs tienen tantos usuarios y visitantes.

1a.- Mi casa está llena de libros, los he leído casi todos, incluso a veces los he entendido, casi siempre los he disfrutado. No me caben más por las paredes, o tiro alguno (s) o despido a un hijo, pero, albricias, he descubierto el ebook y estoy prendado, leo y leo, me bajo títulos y títulos, llevo bajo el brazo la biblioteca de Alejandría, o así. Recuerdo cuando estuve ciego, qué maravilla es la lectura. Leo y leo.

2.- Desde facebook quiero conocerte para que me quieras, dice uno, no es mi caso, quiero conocerme mejor por si algún día te conozco, que pueden pasar dos cosas, que nos hagamos amigos o que nos marchemos espantados corriendo cada uno para nuestro lado, es lo que hay. La verdad, tengo rebosante el capítulo de soledades y para compartir desgracias bastante tengo con las mías qué, por suerte, no son muchas. En cualquier caso podemos compartir alegrías y afinidades, eso sí.

2b.- Hace un tiempo descubrí Tumblr, una colección de, sobre todo, imágenes. Estoy prendado, disfruto recolectando fotografías y demás en mi http://glup3.tumblr.com/,  que en la variedad está el gusto, que Tumblr complementa a las mil maravillas la página con textos, que, joder, no sé qué hago aquí, luce un sol magnífico, me voy.

Y 3. Ay, aquellos tiempos en los que recibía comentarios alegres, amables, de colores, con sabor, que los visitantes leían más que lo que yo escribía, que me llenaban de celos, qué majas/os, ¿dónde estáis?, que todo esto es de boquilla, que el día que no vengáis a mi ventana – a las 00, 00 horas, tú sabes- me corto un dedo, o dos. Y esto, queridas/os mías/os es lo de hoy (que lo escribí ayer, o sea ahora, hoy, eso, ya me entiendes, ¿sí?, explícamelo).  Besos.



17.7.12

No me cuente usted historias.



La histeria por la Historia, buscarla sin desmenuzar los recuerdos, lo de ahora, aquello que pasa, utilizarla sin decir nombres, sin citar lugares, suspiros, respiros, ahogos y que haría sin Ella… la conocida como 'Dama de Cádiz' apareció durante unas obras en la antigua calle Ruiz de Alda, en lo que había sido la casa de Pelayo Quintero, arqueólogo y director del Museo de Bellas Artes de Cádiz entre 1918 y 1946, quien precisamente pasó gran parte de su vida convencido de que en el subsuelo de la ciudad, en alguna parte, existía un sarcófago antropoide fenicio femenino. De hecho, dedicó parte de su existencia a buscarlo, pero falleció sin conseguirlo y sin saber que el sarcófago femenino descansaba justamente bajo sus pies vaya usted a saber, que los días resplandecen en julio y releo cartas de otro siglo, de entonces, cuando el amor se escondía entre el musgo y la filatelia, amor encarcelado, dibujos de dragones y excursiones, apuntes al natural y el retorno, como dice Alejandro Dolina… se lo digo yo, que me he rastreado por todas partes y me encontré en el patio de mi casa, cuando ya era demasiado tarde… recién enviudé de la nostalgia, de mirar hacia atrás, de transportar los archivos con los besos en papel de lonja a lonja, de piso a piso, mirador encristalado que daba al mar, desabrida sensación, imágenes confusas, la vista graduada o la mirada, intensidad de lejos, tan minucioso de cerca, es lo que tiene vivir en provincias, todo pasa en agosto, mi gran amor no me quiso nunca y envejecemos sin saber si hay tiempo para el milagro, si miente la memoria y el verde era rojo o el azul  gris marengo, ayer oxidado, mohoso, chasquido sobre las hojas secas del parque donde apenas susurraba el sol, el latido de su pecho bajo mi mano trémula cuando abría la puerta del deseo y a su piel entraban mis dedos a tropel, buscando, escarbando, deslizándose, hurgando, tanteando, humedeciéndose hasta quedar dormidos en el borde de las copas de vino que en un tris tras se estrellaban en la chimenea del mercader, gritos de júbilo y en media hora todo había pasado, es decir como ahora, lo mismo, no me cuente usted historias, cuentista. 


16.7.12

Bíblico.



Entre los juncos agitados por demonios exhaustos de mal brama el león y ruge el jaguar, se derrama la lluvia sobre la iniquidad del polvo, lame el onagro la sal en las escamas de los peces boqueando en la arena, las ranas esquivan el certero pico de la grulla.

Tarántulas ebrias corren en el frío de la viña, el halcón se amustia bajo el tilo, los monos juegan en la nieve de febrero, el lunes pasa sin descanso y aún hay tiempo para que ella llame, que envíe una carta, asomarme al balcón y ver su silueta delgada al fondo de la calle.

Verde veneno del áspid, bífida lengua de serpiente, oh, reptiles turbados por el infortunio de la maledicencia de los ancianos, sonidos de flauta y cítaras –no el de su voz- graznidos y barritar de elefantes ensimismados. 

Un rayo de luz de neón atraviesa a cuatro viandantes, el asno cocea la palmera y un dulce querubín rubio entona himnos de alabanza al Señor. 

Anda, niña, olvídate de J y llámame, es tu oportunidad.

Ya me he cansado, me interno en la noche.

15.7.12

Inversamente proporcional.



Me enamore de ella como un perro…
¡Eh, quieto! ¿Qué vas a contar?
Lo de…
Ni se te ocurra.
Es que…
Ni por casualidad, ha pasado poco tiempo, debes dejar madurar la rabia silenciosa, las imágenes confusas, el ácido sabor de la derrota, desterrado del mundo feliz al que nunca perteneciste, los recuerdos que son ya de otro, aquel que fuiste, no de ti, no ahora que  eres laberinto, que eres nuevo, estás solo pero vivo, tú, dueño, de nadie más.
Pues lo estás poniendo bien…  
Destrozaste a mordiscos tu autoestima, a hurtadillas…
Déjalo, me voy a casa.
Hasta mañana.
Agur.


14.7.12

El jueves





Siguen sin enterarse de qué va esto de los ebook.

El ‘ebook’ despega... pero vuela bajo



Ilustración de Serial Cut.
La penitencia que vive el sector editorial se empieza a parecer al mito de Prometeo, con la diferencia de que el libro electrónico, la revolución tecnológica y la crisis económica, la versión del águila en este mundo de libros, no dan tanto respiro al amanecer. La penúltima embestida ha sido la subida del IVA, anunciada el miércoles por el Gobierno, que pasa del 18% al 21%, en el caso del ebook, considerado un servicio y no un libro en sentido tradicional, sujeto este al 4%. “No es una buena noticia porque encarece un mercado que se está empezando a desarrollar”, se lamenta Antonio María Ávila Álvarez, director de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE). Una semana antes, sin embargo, José Ignacio Wert, ministro de Cultura, recomendaba que la industria editorial española basara su desarrollo en el libro digital. Ahora las editoriales decidirán si ese 3% más al libro electrónico lo asumen ellas o los lectores.
Una nueva realidad que la FGEE espera que no signifique un retroceso en un país con índices bajos de lectura (el 63% dice leer al menos un libro al año), mientras los hábitos digitales crecen sin pausa... pero con bastante poca prisa. Los datos anteriores al anuncio del IVA eran alentadores. El informe del Observatorio de la Lectura y el Libro del Ministerio de Educación y Cultura señala que más de la mitad de los españoles lee ya contenidos digitales. El negocio, en pleno germen, representa el 3% del total de la facturación, con unas ventas de 72,60 millones de euros en 2011. Las últimas cifras publicadas por ISBN sitúan en el 17% la producción digital a 30 de junio de 2012. El ebookevoluciona: el año pasado siete de cada 100 lectores lo hacía en este formato, un porcentaje que se eleva hasta el 14% en el caso de los jóvenes de entre 14 y 24 años.
El cambio de modelo de negocio ha provocado que 500 editoriales ya publiquen libros digitales, y ofreciendo, cada vez más, de manera simultánea las novedades en ambos formatos, analógico y electrónico. El empujón de estas cifras viene precedido por el lanzamiento deLibranda en 2010 —plataforma que aglutina a un centenar de editoriales españolas para venta a librerías— y el desembarco de las tres grandes librerías virtuales Amazon, Google y Apple el año pasado.
La fórmula del ensayo y error domina un sector que pese a años de experiencia vuelve a la casilla de salida por la implosión de la cadena de valor del libro, los nuevos retos en las estrategias de comunicación y venta y la desaparición de las fronteras entre países.

La especialización: Dos meses antes de la llegada de Amazon al mercado español Planeta anunciaba la distribución de su catálogo digital en castellano en la tienda iBookstore de Apple. Lanzada la avanzadilla, Planeta pone en marcha meses despuésZafiro eBooks, de novela romántica yScyla eBooks, sello digital centrado en la ciencia ficción, la fantasía y el terror. La apuesta por la especialización, con precios que no superan los 5 euros, sigue el modelo norteamericano donde la novela supone un 70% de la cuota de mercado del libro digital, y la ciencia ficción representa el 30% de las descargas.
Booquo, la aventura digital del Círculo de Lectores, ofrece contenidos digitales bajo descarga como en streaming a través de un sistema cerrado –bajo suscripción- con una cuota mensual de 7,90 euros al mes para los socios y 9,90 para el resto de lectores. El pago da acceso a una biblioteca de más de 300 libros y revistas, que se espera llegue a los 1.000 títulos próximamente.
Sin restricciones: A mediados del pasado noviembre, Ediciones B del Grupo Zeta se estrenó en el mercado digital con B de Books y 250 novedades a menos de 10 euros y sin protección DRM (Gestión de Derechos Digitales). Una estrategia de marketing que para muchas voces del sector supuso una llamada a la piratería. “La encriptación no evita la piratería, intentamos que el proceso de compra sea sencillo como la compra de un libro en papel", aclaraba Ernest Folch, director editorial, con motivo del lanzamiento del sello.
"No se puede pagar lo mismo por un libro sin pastas, que no ha sufrido costes de impresión", contaba Santiago Posteguillo a EL PAÍS, uno de los autores en la nómina de B de Books. Hace "más de ocho años" que Alberto Vázquez Figueroa hizo del libro electrónico una oportunidad para llegar a más gente. Su obra Por mil millones de dólares puede descargarse directamente desde su web: "Lo importante es que la gente lea y se aficione a la lectura. A lo mejor alguien que me ha leído gratis, decide comprarse un libro, aunque no sea mío”.
La brevedad como norma. Endebate, del grupo Random House Mondadori, se atrevió con 14 títulos breves el verano pasado –no más de 10.000 palabras-. Por menos de dos euros se pueden adquirir obras de no ficción –ensayos, entrevistas, crónicas- de Orwell, Paul Preston, Le Carré o Kapuscinski. “Es un experimento muy interesante que nos ha enfrentado a nuevos retos como la adaptación y corrección de este tipo de textos en formato digital”, cuenta Miguel Águilar, responsable del sello. El problema fundamental con el que se toparon es que los canales tradicionales de difusión han cambiado. “La promoción ya no se puede hacer a través de los suplementos culturales, ahora hay que ir a los blogs y las webs especializadas; al lector directamente; al diseño para destacar en librerías digitales infinitas; las redes sociales; las aplicaciones,… todo ha cambiado”, apostilla el editor.

Proliferación de la autoedición

Andreumartin.com empezó a funcionar en abril. El escritor catalán se iniciaba en la autoedición digital con dos libros inéditos y pretende ir recuperando todo su fondo, en gran parte descatalogado, además de tres novelas bajo licencia Creative Commons. “He decidido editar mis propios libros electrónicos sin intermediarios como reacción a la praxis de muchas editoriales que condenan al autor al ostracismo. Los editores y los jefes de prensa son mis amigos pero cuando mandan los jefes de ventas, editores, jefes de prensa y autores se convierten en mindundis y entonces las editoriales se convierten en el enemigo si hacen distribuciones cortas y no reeditan”, afirmaba el autor en una entrevista en EL PAÍS antes del comienzo de su andadura editorial.
Lorenzo Silva motivado por comentarios de sus lectores decidió poner a la venta durante una semana y en exclusiva su bibliografía en la tienda Leqtor -libros sin DRM a un precio medio de unos 4 euros-.
Parecida fue la iniciativa promovida por Juan Gómez-Jurado con 1 libro a 1 euro. Cada euro que se conseguía por descarga iba destinado a la ONG Save the Children.
RHMFlash es la continuación de la apuesta digital del grupo con relatos cortos o cuentos a un precio de 1,49 euros. “Es un escaparate para los autores del grupo que pretende reivindicar un género minoritario en un formato inmediato, ágil, directo, que se adapta al tipo de lectura que se hacen en los nuevos dispositivos móviles”, dice David Trías, director literario de Plaza y Janes. “RHMFlash es comparable a la compra de canciones por iTunes, ¿por qué me voy a comprar un libro si me apetece leer este cuento?”, plantea el responsable editorial. La selección del catálogo cuenta con títulos clásicos e inéditos -“Hemos tenido que hacer contratos distintos para poder digitalizar obras clásicas”, apunta Trías- de Mondadori, Debolsillo, Grijalbo y Plaza y Janés. “La iniciativa no tiene vocación de ser rentable a corto plazo”, asegura el responsable de Plaza y Janés, “pretendemos revitalizar un género con vocación transoceánica, acabar con las fronteras entre países hispanohablantes”.
El final de las islas editoriales: La transformación digital de Prisa Ediciones llegó con un acuerdo con Amazon en febrero de 2011 para difundir en varios países europeos 1.000 libros digitales en español de sus sellos Alfaguara, Aguilar, Taurus y Suma. Poco después, la táctica se concentraría en Alfaguara Digital con una colección de 100 títulos de literatura hispanoamericana –que pretenden ir ampliando- a un precio entre 4,99 y 9,99 euros. La novedad radica en que estas obras digitales hasta el pasado año eran inaccesibles fuera de sus mercados locales. “Hemos elegido libros poco conocidos de prestigiosos autores que por fin pueden traspasar fronteras gracias a la edición digital”, explica Pilar Reyes, directora editorial de Alfaguara.
La apuesta anglosajona: El órdago de Roca Editorial fue a lo grande. Desde principios de marzo digitalizaron todas las novedades y los fondos de los que consiguieron los derechos digitales y los lanzaron al mercado con precios que van desde los 2,90 hasta los 9,90 euros. Luego, el sello firmó con Open Road –editorial digital de contenidos multimedia estadounidense- para crear Barcelona eBooks. “Roca selecciona los títulos, realiza las traducciones y elabora toda la información sobre el libro y el autor”, explica Blanca Rosa Roca, su editora. “Open Road genera el marketing, incluidos vídeos de gran calidad y mucha presencia en redes sociales, además de la distribución a las diferentes tiendas: Barnes & Noble, Amazon, Kobo,…”.
Apuesta por el precio único: El redoble de tambores cuandoAnagrama anunció en enero que publicaría primero la nueva novela de Paul Auster en digital fue tal que aún resuenan los ecos en el sector editorial europeo. El único pero a este lanzamiento fue el precio: 10,99 hasta febrero, subiendo a los 14,99 euros a partir de esa fecha. La estrategia avivó el debate sobre la ley del precio fijo de España y que establece la posibilidad de que los canales de venta apliquen un descuento máximo del 5% sobre el precio establecido por el editor. El resto del catálogo de Anagrama puede adquirirse a través de Amazon pero con restricciones.“De momento no dejamos que vendan nuestros títulos en Latinoamérica y Estados Unidos –donde no hay precio fijo- para que no hagan la competencia a otras tiendas online con las que hemos firmado contratos”, explica Paula Canal, responsable de e-books.

¿Cómo aprovechar un mercado de más de 500 millones de hablantes?

A pesar de los esfuerzos, el nuevo paradigma tecnológico sigue siendo uno de los mayores desafíos del sector editorial no solo español, sino en general de la lengua española. La lentitud del sector nacional es especialmente acusado respecto a otros mercados, en concreto los anglosajones. El último informe anual de Price Waterhouse sobre los medios de comunicación y el ocio predice que el mercado en Estados Unidos moverá 21.000 millones de dólares en 2016 frente a los 19.500 millones de 2011, y la mitad del sector ya se lo comería el libro digital. Mientras que en Europa, la caída del gasto en libros no será sustituida por el aumento de las ventas en digital.
La ralentización está motivada por las negociaciones con autores, traductores y agentes literarios, además de la necesidad de encontrar el equilibrio, un modelo sostenible que permita mantener la rentabilidad del libro en papel, sustento tradicional del negocio.

El cómic conquista las pantallas

La llegada del iPad determinó el destino del cómic en digital. El género, expectante ante las posibilidades audiovisuales que la edición digital le brindaba, tuvo que esperar al dispositivo de Apple para lanzarse a la aventura electrónica. A finales de 2010, alrededor del 94% de las editoriales de cómic disponía de algún proyecto editorial en curso. Las expectativas para finales de 2011 auguraban un crecimiento con cerca del 28% de las obras disponibles en versión digital y una de cada dos novedades, según datos de la segunda Encuesta sobre el libro digital en España.
En este escenario surgieron el año pasado iniciativas como Koómic –la primera plataforma española de este género- con más de 170 obras de 16 editoriales que crece a un ritmo de 12 libros mensuales, según datos del informe del ministerio.
CIMOC, el portal de Norma editorial especializado en cómics digitales, ha lanzado un catálogo de 60 títulos, con predominio del cómic europeo y americano.
El desembarco de las grandes librerías virtuales, como Amazon, desde otoño, y la consiguiente firma de acuerdos de la mayoría de editoriales españolas, se asume como un revulsivo para la industria, pero con cierto escepticismo. “A Amazon no se le teme, sino que va a crear más competencia y posibilitará crecimiento del mercado como suele ocurrir con la presencia de nuevos operadores”, dice el director de la FGEE. Los riesgos y el recelo del sector surgen de la posición dominante que el gigante ha llegado a alcanzar en países como Estados Unidos donde ha estallado la guerra de precios. En el caso español, la batalla estará en la negociación directa con los autores por las limitaciones que en este aspecto impone la ley del precio fijo. Por lo pronto, desde diciembre ha aumentado, considerablemente, la oferta de dispositivos electrónicos.


Traductor

Se quedaron

Lo que hay.

Algunas ilustraciones, fotografías, dibujos, etc, que acompañan a los textos han sido
tomadas de internet y puede que no conste su autor.
Si algún propietario no desea que figuren en este blog, me lo comunica y las retiro.

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com

counter to blogger