14.12.12

Monday.

Queridos padres y hermanos:

Espero que al recibo de la presente estén todos bien, yo como les cuento.
La primera consecuencia que saco desde que estoy en NY es que no tengo mi puta idea del ser humano, ni de los otros ni de mi mismo, como si hubiera estado viviendo en otro planeta. En realidad creo que he vivido en otro planeta, con reglas absurdas y finales más que sabidos, con líneas tan definidas que uno sabe de dónde viene y adonde va, del más absoluto aburrimiento a la rutina más gris, a la nada, una mierda.

No sé muy bien cómo explicarlo, a uno le nacen (gracias, madre, gracias, padre) y le enseñan diferentes  cosas y uno se las cree y las sigue a rajatabla, esto es así, esto otro asa, año tras año, debes ser honesto, honrado, trabajador, paciente, la vida es como es, debes ser legal, fiel, un buen chico, una buena persona, un buen todo, debes creer lo que no has visto, lo que no ha visto nadie, lo que pasó en un tiempo en el que no había ni relojes, ni móviles, hostias, pero ¿qué pasa? soy gilipollas, me lo he creído todo durante años y años. Hasta que he llegado a NY, que`sto es muy grande, como desparramado .



En mi tierra, en lo mío, ahí, en nuestro pueblo, donde viven ustedes, donde vivía antes de llegar aquí todos somos iguales o bastante parecidos, los hombres no hablan de sentimientos porque es de homosexuales, las mujeres no follan porque es de putas, total que nos dedicamos a subir al monte y después a tomar vinos hablando de tonterías para terminar en la cama solos o peor, con otra para nada o para eso, o misionero gris, soporífero, que ella piensa que mal folla esté tío que acabe pronto y él piensa que mal folla está tía ¿seré yo?

Debo añadir que todos somos blancos, con boina y feos, el que no lleva boina por fuera la lleva por dentro y el que es guapo lo disimula para que los demás no crean que es homosexual, joder, ya te digo, qué fijación con eso, que total no folla nadie, si es igual con quien no folles. Pues eso, que aquí el personal es diferente, o lo parece, que no he hablado con todos, de momento y unos son blancos, otros negros, amarillos, verdes, con antenas, hay para todos los gustos y, que cosas, entre tantísima gente, son amables, son muy majos en general en NY, menos Johnny Brown, mi vecino de al lado, que es un caucasiano  hijo de puta que deja la basura en mi puerta y tiene tres gatos.



Padres, hermana, tía Justa, estaría horas contándoles estas cosas de aquí pero tengo que desayunar, luego una reunión en el Soho con una artista de lo suyo que pinta tractores y quiere que le asesore, ya ven, comida rápida en un sitio raro detrás de una cortina roja (1),  a la tarde otra reunión en el hotel Plaza, con Sue,  y a la noche cenare en el Taka Taka, donde Beatriz (me hablaba en inglés hasta que me dijo que era de Sangüesa) o tomaré una hamburguesa en el Broome, que las ponen riquísimas con pan de pita, humm, esta es mi vida en NY, hasta mañana, otro día les cuento lo de Melissa.
    


(1) En la calle 57, dos más debajo de Central Park está Le Parker Meridien Hotel. Entras a un hall  lujoso con personal muy estirado. A mano izquierda hay una luz de neón y una cortina roja, la pasas y te encuentras con una pequeña y cutre hamburguesería de personal no muy amable pero llena de gente ruidosa. Una experiencia.   

0 comentarios :

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg