30.11.12

Lo de mañana, con Vittorio.



Vendrá la muerte y tendrá tus ojos
esta muerte que nos acompaña
desde el alba a la noche, insomne,
sorda, como un viejo remordimiento
o un absurdo defecto. Tus ojos
serán una palabra inútil,
un grito callado, un silencio.
Así los ves cada mañana
cuando sola te inclinas
ante el espejo. Oh, amada esperanza,
aquel día sabremos, también,
que eres la vida y eres la nada.

Para todos tiene la muerte una mirada.
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.
Será como dejar un vicio,
como ver en el espejo
asomar un rostro muerto,
como escuchar un labio ya cerrado.
Mudos, descenderemos al abismo.

(Cesare Pavese)


Cada día preparo lo de mañana, pero nadie sabe si habrá mañana. Aún así me aplico y busco entre aquello que fue y entre lo que es, algo sale. La memoria. La curiosidad. La constancia. El absurdo de creer que sirve para algo (no te rías). El absurdo de creer (aún, con todo). El absurdo (y sin embargo).

Cada día es diferente y el mismo, vivimos como si no pasara nada pero pasa, sí, usted y yo lo sabemos pero miramos para otro lado y así avestruces y nosotros podemos seguir, atentos, claro, por si acaso. Hubo tiempos mejores, va, peores, bueno, ahora hay lo que hay y aquí seguimos, a pesar de todo, de tanto.



Al lío, que recordaba hoy a Vittorio Gassman, il Mattatore, en aquellas Rufufú, Il sorpasso, Profumo di donna, magnifico actor y director de teatro y cine, rapsoda,  hombre culto, uno de los mejores actores italianos. No sé porqué hoy le recuerdo, últimamente tengo una tendencia a recordar a los muertos e ignorar a los vivos, yo qué sé. Pero, escuchen, escuchen que bien recitaba a Pavese  (otro que tal, qué triste, qué señor más triste)  





Verrà la morte e avrà i tuoi occhi-

questa morte che ci accompagna
dal mattino alla sera, insonne,
sorda, come un vecchio rimorso
o un vizio assurdo. I tuoi occhi
saranno una vana parola,
un grido taciuto, un silenzio.
Così li vedi ogni mattina
quando su te sola ti pieghi
nello specchio. O cara speranza,
quel giorno sapremo anche noi
che sei la vita e sei il nulla



Per tutti la morte ha uno sguardo.

Verrà la morte e avrà i tuoi occhi.
Sarà come smettere un vizio,
come vedere nello specchio
riemergere un viso morto,
come ascoltare un labbro chiuso.
Scenderemo nel gorgo muti.


(Cesare Pavese)



 ¿Le ha gustado?, pues mañana más. Encantado de conocerle. Póngame a los pies de su señora, de su señorito o de aquel/la con quién comparte.    

2 comentarios :

MAGNOLIO dijo...

Sí, riman tristeza y belleza, pero no te preocupes de premoniciones de muerte y cúpate, ocúpate de las vivas, de dejar este chiringo organizado, o sea lleno de sorpresas - y alguna película a tu elección, please - para mejor soportar tu ausencia.

Y, of course, en N.Y. sé muy, muy feliz.

Besos para el viaje.

Pedro dijo...

MAGNOLIO de la casa de té de la luna de agosto en el último día de noviembre, resulta que quiero ocuparme de las vivas pero no se paran quietas y así no hay quién se ocupe de nada. Mi ausencia no será tal ya que he preparado algunas reposiciones y películas. Si me queda tiempo seré feliz en NY (espero que sí), pero no puedo uno estar a todo. Besos ardorosos.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007