26.8.12

El Banco Ambrosiano (2)

El siglo XX ha producido su propio género, la literatura de conspiración. Pero en 1982 algo legitimó estas afiebradas historias y su impacto va a sentirse por mucho tiempo en la forma de “Extraño, pero podría ser cierto…” Como dijo Time, ni al más imaginativo se le hubiera ocurrido semejante trama de sociedades secretas, transacciones multimillonarias paseando por países tan inopinados como Perú y ajustes de cuentas a balazos que algunos creían exagerados hasta en cine. 1982 marcó el colapso del Banco Ambrosiano y la hora gloriosa de los paranoicos, cuando una inmensa conspiración resultó cierta.
¿Por qué tratamos ese tema en un blog de ocultismo y tarot? Las sociedades secretas, con la curiosa aura de desconocimiento y exageración que las rodea, es esencial para poner en contexto las artes esotéricas… y ver los extraños puntos donde las leyendas más raras tocan la historia real, aunque la última jamás lo reconozca.
El escenario: el Banco Ambrosiano y el Banco Vaticano.
Fundado en 1896 para hacerle contrapeso a los bancos laicos italianos, el Banco Ambrosiano se fundó para suministrarle fondos a las organizaciones católicas. Después de la segunda guerra mundial, para organizar los brazos financieros de la iglesia, Pío XII ordenó la fundación del Instituto para Obras de la Religión, que se conocería como el Banco Vaticano e iría comprando acciones del Ambrosiano hasta controlarlo en los 1960.
El Banco Ambrosiano, un banco privado, quedó sometido al control del Banco Vaticano que no es un banco central, no es un banco comercial, no tiene operaciones propias, no está obligado a dar ganancias, no rinde cuentas y ni siquiera es un departamento en el vaticano. Aunque la cabeza del banco responde a un comité de cardenales, tiene una autonomía gigantesca y muchas veces su agenda sólo la conoce el banquero y el papa.
Izquiera arriba, Roberto Calvi, abajo, Michel Sindona; a la derecha el padre Marcinkus
Izquierda arriba, Roberto Calvi, abajo, Michel Sindona; a la derecha el padre Marcinkus
Los personajes: Calvi, Sindona y Marcinkus.
En 1975 presidía el Banco Ambrosiano Roberto Calvi, un personaje pequeño, calvo, de bigote cuidado, soberbio conocedor de los nuevos instrumentos financieros. Estableció sucursales en Perú y en las Bahamas y extendió los intereses del banco a la bolsa de valores y los bienes raíces; se apoderó de otros bancos usando testaferros e incluso de un importante periódico italiano, configurando un holding invisible.
El Banco Vaticano estaba representado en la junta por el norteamericano Paul Marcinkus, que debía su ascenso en la curia a haber sido guardaespaldas de Pablo VI y uno de sus amigos era Michel Sindona, otro banquero, que lavaba ganancias de la mafiosa familia Gambino de Estados Unidos a través una serie de bancos que compró para tal efecto, hasta tener un pequeño imperio que enlazó con el Ambrosiano a través de Marcinkus.
El triángulo de estos personajes lo impulsó la perenne amenaza de que Italia se volviera comunista; las potencias capitalistas y la iglesia estaban decididas a impedirlo y apoyaron la democracia cristiana, que se corrompió por falta de competencia. El Ambrosiano quedó tomado por la mafia, amparado por el secreto de la iglesia y un régimen político complaciente y hacía operaciones imposibles para otro banco como financiar golpes de estado, mantener a dictadores como Somoza para tener a raya los sandinistas o fondear al sindicato Solidaridad.
Pero el imperio de Sindona estaba tambaleando desde que varias malversaciones lo habían dejado malparado. No sólo la mafia reclamaba su dinero (y Sindona chantajeaba oficiales italianos para que lo protegieran) sino que empezó a asomar un nombre, la logia Propaganda Due.
Propaganda Due
Fundada como una especie de marcadora de zona de la Congregación para la Propagación de la Fe (Propaganda Fide) del Vaticano, Propaganda Due fue establecida en 1877 exactamente como lo contrario del Banco Ambrosiano: era masónica, dedicada al librepensamiento y a separarse del duro yugo del papado en la vida italiana. Para los 1970 ya no era masónica, ya no era librepensadora y ya no era italiana: ahora era virulentamente anticomunista y fue expulsada de la masonería en 1974. Cuando se investigó a Sindona surgió una lista de casi mil cófrades, una especie de cuadro de honor de la sociedad italiana.
El brujo José López Rega, ministro de Bienestar Social en tiempos de Isabel Martínez de Perón, que aparece en la foto con abrigo de piel. López Rega fue un personaje siniestro, literalmente un Rasputín que controlaba a la presidencia por sus comunes creencias espiritistas. Era miembro prominente de Propaganda Due en Argentina y fundó la Triple A, un grupo paramilitar para ejecutar a sus opositores en el peronismo, lo que contribuyó mucho a la inestabilidad social que justificaría la dictadura
El brujo José López Rega, ministro de Bienestar Social en tiempos de Isabel Martínez de Perón, que aparece en la foto con abrigo de piel. López Rega fue un personaje siniestro, literalmente un Rasputín que controlaba a la presidencia por sus comunes creencias espiritistas. Era miembro prominente de Propaganda Due en Argentina y fundó la Triple A, un grupo paramilitar para ejecutar a sus opositores en el peronismo, lo que contribuyó mucho a la inestabilidad social que justificaría la dictadura
Quedó claro que estos no eran meros delincuentes, sino un grupo con agenda que tenían infiltrado al gobierno italiano y el Ambrosiano era sólo una tenaza financiera, con permiso de un sector de la iglesia, el gobierno y la OTAN para hacer operaciones torcidas en sus filiales internacionales, registrando préstamos inexistentes para trasladar dinero a grupos como la Triple A Argentina o los escuadrones de la muerte en Centroamérica: Propaganda Due había modelado una élite nacional según sus necesidades y no tuvo problema en incluir pactos mafiosos para asegurar su control sobre el país ni un sector de la iglesia en participar.
El colapso.
En 1978 fue elegido papa Albino Luciani como Juan Pablo I, quien anunció su voluntad de introducir cambios en las finanzas vaticanas; su muerte a los 33 días inspiró teorías conspirativas que no se detienen. Ese mismo año el banco central italiano produjo un documento anunciando la debacle del Ambrosiano, pero la intervención del Vaticano acalló el asunto. La idea es que el Banco Vaticano habría ejecutado al pontífice para protegerse, cosa que no se ha demostrado nunca.
Fotograma de "El Padrino III". Toda la película está montada sobre una interpretación bastante liberal de la muerte de Juan Pablo I y el escándalo del Banco Vaticano
Fotograma de "El Padrino III". Toda la película está montada sobre una interpretación bastante liberal de la muerte de Juan Pablo I y el escándalo del Banco Vaticano
En 1981 cayó el gobierno italiano y en 1982 se hundió el Ambrosiano en medio de un escándalo que el banco central italiano tuvo que reducir para impedir el colapso de toda la economía. Calvi apareció colgado bajo el puente de Blackfriar’s en Londres (Propaganda Due se hacía llamar “los monjes negros” Black Friars), jamás se ha aclarado si fue un asesinato o un suicidio, y Sindona fue envenenado en la cárcel.
Propaganda Due pudo empezar masónica, pero ya no tenía vínculo con la masonería; quienes insisten en eso se parecen a los que dicen “Hitler era bautizado” para sugerir que el nazismo es un subproducto católico. También es cierto que algunos de sus militantes eran esoteristas, pero eso no los llevó a semejante grado de megalomanía (y éxito). Pero vivirán en la historia como lo más cerca que ha estado el mundo de que un gobierno en las sombras efectivamente tuviera éxito imponiendo su agenda

http://luisftenorio.wordpress.com/2009/07/27/sociedades-secretas-y-conspiraciones-propaganda-due/

Traductor

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg