31.8.12

A.R. Penck


Franz Reichelt saltó de las torre eiffel con el paracaídas que había diseñado e inventado él mismo, no hace falta decir que murió. Sucedió 4 de Febrero de 1912 en París.
 

Franz Reichelt saltó de la torre Eiffel con el paracaídas que había diseñado e inventado él mismo. 
No hace falta decir que murió. 
Sucedió el 4 de Febrero de 1912 en París.




Aquí termina la Tierra.







A.R. Penck

Ralf Winkler, conocido como A.R. Penck (nació el 5 de octubre de 1939) y es un conocido pintor alemán, imprensonista y escultor.
Nació en Dresden, al este de Alemania, y estudió junto a un grupo de pintores Neo-expresistas. Con el tiempo se ha convertido en uno de los mayores exponentes del arte junto a Jörg ImmendorffGeorg Baselitz y Markus Lüpertz.
Bajo el régimen comunista, fue vigilado por la policía secreta por ser considerado disidente. A finales de la década del 70 participó en varias presentaciones de arte en Berlin Occidental y fue pionero de las primeras obras de libre discurso en Berlin Oriental.
En particular los trabajos realizados por Penck fueron mayormente expuestos en galerías de arte y algunos museos en el occidente a partir de principios de la década del 80. Entre sus trabajos de arte visual más importantes expuso el famoso Zeitgeist dado a conocer en el museo Martin Gropius Bau y en la exposición de Arte Moderno en el Tate Britain en 1983.
En los 80 llegó rápidamente a ser famoso a nivel mundial por su destacada destreza con la pintura pictografica, con su característico arte totémico y el uso de formas primitivas para el esbozo de las formas humanas. Por lo que ha trabajado en varias presentaciones internacionales de arte, en New York y Londres principalmente.
Las esculturas de Penck, aunque menos familiares, evocan los mismos temas primitivos que sus pinturas y dibujos y utiliza materiales comunes tales como madera, botellas, cajas de cartón, latas, cinta de embalaje, papel de estaño y de aluminio, alambres y engrudo, todas pintadas montadas con simpleza y espontaneidad.
A pesar del poco detalle estético, la calidad áspera y simpleza de su construcción, tienen las mismas formas antropomorfas simbólicas, como el de sus pinturas simbólicas planas. Sus pinturas posiblemente estén influenciadas por los trabajos de Paul Klee y mezclan la llanura de la escritura egipcia o maya con la crudeza de las últimas pinturas negras como las de Pollock de Jackson. Las esculturas son a menudo evocadoras de las cabezas de piedra de La isla de Pascua y de otros artes oceánicos.
A. R. Penck, además es un destacado baterista y percusionista, y fue miembro del grupo de rock "Triple Trip Touch", además aprovechó cada oportunidad que tuvo para tocar con algunos de los mejores músicos de jazz del final de los 80, incluyendo Butch Morris, organizando eventos musicales y exposiciones de arte en su mansión en Heimbach en 1990 con la colaboración de Lee LennieAna Homler y las pinturas de Christine Kuhn.
A.R. Penck hoy día trabaja en BerlínDüsseldorfDublín y Nueva York.




Follow Me on Pinterest

30.8.12

Ojo.



@tumblr.com 


Este ojo devora lo que escribo en este agosto de días contados como flores en la solapa de un año descolgándose mientras grita piedras colibrí y perlas alrededor del cuello del verano con magnolios voladores y una araña asomando en el pulmón helado por cigarrillos inconexos y conocidos de las mañanas hola cómo está usted que pasan los meses y no sé de qué le conozco pero hola o adiós cómo le va que hago cálculos para saber cuánto me queda dieciséis meses y enero de suplemento si acelgas lechuga y otros regímenes carcelarios no terminan con la felicidad de sabernos y ser el antes como concepto antes éramos antes mentíamos mejor que incluso teníamos la boca más grande para así ampliar las exageraciones que lindaban con el otoño y la magia negra o gris ente las olas del desconsuelo mirando sin ver leyendo sin entender que esto no es más que un pasatiempo de correveidile sin otro valor que la rutina que nos asegura que septiembre no será como julio y las llaves entrando en nuevas cerraduras y las puertas del cielo cerradas a cal y canto y violetas y animales dulces y caricias torpes que con tanta espalda no sabe uno por dónde empezar el asalto a la ternura a espantar los sueños a las esfinges a los agoreros que nos acuchillan la esperanza a los que se han apeado de la vida marítima y escuchan los ronquidos de la ocasional pareja aburrida por los achaques ajenos a la libido (Libido (del lat. libido: «deseo», «pulsión» y en un sentido estricto: «lascivia») es un término que se usa en medicina y psicoanálisis de manera general para denominar al deseo sexual de una persona. Como comportamiento sexual, la libido ocuparía la fase apetitiva en la cual un individuo trata de acceder a una pareja potencial mediante el desarrollo de ciertas pautas etológicas.1 No obstante, existen definiciones más técnicas del concepto, como las encontradas en las obras de Sigmund Freud y Carl Gustav Jung que hacen referencia a la fuerza o energía psíquica. Estos autores vinculan la energía libidinal, respectivamente, a las pulsiones y a su carácter eminentemente sexual como meta primaria (Freud) o a una energía mental indeterminada que mueve el desarrollo personal general de un individuo (Jung). Sigmund Freud, a su vez, habría tomado el término de A. Moll, quien lo utilizó en 1898 en la  obra Untersuchungen über die Libido sexualis[«Investigaciones acerca de la Libido sexualis»].) sentada en un rincón del pasillo desnudo de un hotel desnudo y regiones hinchadas por el no sabe usted con quién está hablando y sujetadores rojos que no se pueden plantar relámpagos como gotas de miel y leche en el aliento o en la lengua del buey del deseo con fiebre en las alas y la noche como una empalizada de ciudadanos con un artefacto de dolor en el pecho y poesías de Idea Vilariño  este es solo un intento para que nadie abandone la chalupa de lecturas y consejos que pueden ser placenteros o no pero en la revisión del arcón si mientras ese ver leer sentir deja el poso de lo ya dicho y todo o casi es un torpe afán que empezó en el fin de la tierra en el faro que ilumina a los pacíficos navegantes que encuentran el vendaval a solo cuatro millas de la costa un poco más acá de donde el océano se pierde en la nada y una mezcla de dios y monstruo se bebe las aguas y la fe y a este paso es apenas la continuación de otros pasos hasta que pian pianito se llega al final. Benditos seáis.





Follow Me on Pinterest


29.8.12

Foto

En agosto, este es un diario inútil de versos y besos no dados, de Ansiedad y Surrealistas notas a pie de página, fluir de Mariposas nocturnas mientras escribo, ejercicio tenaz y solitario, un abnegado movimientos de zanjas que se abren y cierran, no queda nada excepto un campo agujereado, yermo, paisaje lunaR sin luna, ella, a veces, leyéndome las líneas de la palma de la mano ¿leyéndome?






(Foto: Andrea)

Follow Me on Pinterest

28.8.12

Así.



Edil del PP en Leganés (Madrid) plantea quitar la tutela de sus hijos a padres comunistas por ser "una secta criminal"


 El portavoz del PP en Leganés (Madrid), Jesús Gómez Ruiz, ha considerado que habría que desposeer a los padres comunistas de la tutela de sus hijos "por pertenecer a la secta más criminal que la Historia jamás haya visto".

   En un artículo de la revista digital 'La ilustración Liberal' y bajo el título de 'Los principios de la legislación española sobre la educación', el edil opina que el Estado no da "ninguna" garantía de que la educación que da el Estado es la mejor posible para el pleno desarrollo de la personalidad del alumno, y considera que si se concede al Estado "la suprema capacidad de decidir los límites de la libertad religiosa, lo que es una 'secta' y lo que constituye una educación 'integral'", se habrá "entronizado el despotismo".

   Así, señala que siguiendo en el mismo expediente, habría que desposeer a los padres comunistas de la custodia de sus hijos por ser una "secta criminal" y "por inculcar a sus hijos una representación teórica de la realidad absolutamente falsa que les provocará en el futuro serios problemas de adaptación social y un agudo sentimiento de infelicidad, y acto seguido enviar a estos niños (y a los padres también) sin pérdida de tiempo a un campo de reeducación".

   Asimismo, hace referencia a la "indoctrinación comunista en Cuba" y  señala que "la diferencia del sistema educativo español con el adoctrinamiento castrista es sólo de grado, no de categoría, puesto que corresponde al Estado fijar los contenidos mínimos de la educación".
   A renglón seguido, afirma que en España no se ha llegado a los extremos a los que se ha llegado en Cuba, "aunque los sistemas educativos catalán y vasco van un paso por delante en este dirección", sobre todo el vasco. "Nada nos garantiza que ocupe el poder del Estado una minoría de obsesos que se sirva del texto constitucional para imponer sus doctrinas en la enseñanza. De hecho, ya ha sucedido algo parecido: el texto de la LODE y la LOGSE lo demuestra", a apuntado.

EDUCACIÓN PÚBLICA

   En un artículo en el que el concejal observa que la educación universal y gratuita "no es un verdadero derecho fundamental" porque un derecho no puede ser obligatorio y explica que la educación no es gratuita porque "cualquier actividad que consuma recursos no puede ser gratuita".
    "Lo que hay, más bien, es la conculcación de dos verdaderos derechos fundamentales, el derecho a la propiedad y el derecho a la libertad", indica el escrito, en el que el edil se pregunta que si la educación queda en manos del Estado entonces "¿qué garantía existe de que ese poder no se utilizará para el adoctrinamiento forzoso en credos políticos, éticos o religiosos?".
   Asimismo, opina que "detrás del fetiche de la igualdad se esconde la envidia", y considera que si la igualdad jurídica es el elemento vital de la democracia es también su escollo", porque "fomenta fanatismo y envidia que quiere que los hombres sean tratados pr igual en todas las esferas de la vida y rechaza como antidemocráticas las diferencias que se apoyan en una más elevada formación, educación, cultura, inteligencia, tradición etc".

SOLIDARIDAD

   El 'popular' se refiere también a la solidaridad, y considera que "en una sociedad que no comparte el mismo credo, la caridad o solidaridad son conceptos vacíos de contenido, máxime cuando se entiende por solidaridad el mantenimiento de la rapacidad fiscal y el Estado de Bienestar, esto es, echar pesadas cargas sobre hombros ajenos sin ninguna justificación racional y sin devolver apenas nada a cambio, sólo apoyándose en el sentimentalismo, en el kantismo o en la impronta de 2000 años de cristianismo, con el fin de perpetuar estructuras demagógicas de poder".
   "Nada podrá cambiar el hecho de que el instinto humano es hacia la autopreferencia y que este instinto sólo se quebranta (aparentemente) cuando existen lazos filiales, paternos o amistosos muy fuertes, esto es, cuando la vida del otro es parte de la nuestra. Exigir un altruismo ilimitado e indiscriminado es lo mismo que exigir a las personas que se transformen en cosas y que renuncien a su individualidad en aras de la colectividad", apunta.
   Así, considera que "en el mejor de los casos, la solidaridad no puede ser jamás un valor universal, como lo son la libertad y la propiedad (en el fondo son la misma cosa), el respeto a la vida o el cumplimiento de los contratos; ya que la solidaridad, más que contribuir a la estabilidad y progreso del orden social, contribuye a su desestabilización y destrucción".

http://www.europapress.es/nacional/noticia-edil-pp-leganes-madrid-plantea-quitar-tutela-hijos-padres-comunistas-ser-secta-criminal-20101008145259.html



27.8.12

Sigo de viaje


A. R. Penck


14/11/07


Pe `mmare nun ce stanno taverne.


Por el mar no hay tabernas y primero llegó el rumor de unos mercaderes holandeses, venían de lejos, llegarían de madrugada, sentado a horcajadas sobre las ramas del fresno junto al molino se veía la playa, las limpias olas del amanecer tornaban en espumas que acariciaban la suave pendiente interrumpida por caracolas y redondas piedras, las flacas piernas de un pescador ciego con la caña hundida en la arena, un perro siguiendo gaviotas, ladrando al aire, alborotando el discurso del centinela ebrio, erguido sobre una tarima de maderas trabadas con gruesas maromas y cintas de colores flotando en la brisa mientras aún no se divisaban embarcaciones negras, ningún navío se acercaba meciéndose en el miedo de los lugareños escondidos detrás de las dunas, aunque algunos reían, los más gemían, dos retozaban, indiferentes a lo desconocido, excitados quizás por los presentidos mástiles enhiestos meciéndose en erótico bamboleo, música de flautas, unos mozos peleaban a puñetazos entre insultos y gruñidos, alardes por una adolescente morena tumbada sobre el lomo de una vaca, parloteo de comadres, un niño pelaba nueces bajo una higuera y solo el gallardete rojo ondeando en el extremo de una pértiga destacaba en la escollera de la izquierda, justo donde en tiempos embarrancó aquella nave capitana cuya quilla rompía con delicadeza las aguas azules, con tanta suavidad que engañaba sobre las intenciones de los tripulantes, los lanceros a proa, los alabarderos inclinados en estribor, el capitán repartiendo aspavientos y estímulos, los remeros de distintas razas asustados, con las cadenas aprisionándolos a los banquillos, la barahúnda después del choque, los gritos pidiendo auxilio, puños al cielo, blasfemias, los cuerpos chocando contra las aristas de las rocas, cestas flotando, jarras rotas, odres esparciendo los aceites de Sudán, cabezas de cristianos desapareciendo bajo la espuma sucia, pellejos de vino de Aragón asomando, la brea salpicando las alas del albatros que volvía de mar adentro, desde donde se pierde el horizonte, allá, lo que no puede divisarse desde los cañaverales de las dunas, las proas mojadas, delanteras puntiagudas, en fila, armada alineada en alguna cala lejana, con las velas desplegadas, los guerreros separados de los marinos con sus camisolas blancas con bordes dorados, las armas a punto, lanzas, espadas, dagas con hojas afiladas, música de vihuela previas a las trompetas y tambores de lucha, los parches atronando antes de desembarcar, con bramidos, con la sangre detenida en las sienes, con el odio después del mejunje de alcohol malo y hierbas, hambre de galletas y tasajo, mareo de toboganes salados, el casco hundido después de las travesías con sirenas cantando y ballenas en lontananza, las historias de feroces antropófagos esperando, mentiras de capellán viejo, supersticiones cosidas al amparo de otras batallas, niños degollados, mujeres apresadas, sus flancos esperando el desahogo macho de días, el sexo escociendo entre las piernas, el botín, ancianos temblorosos recogiendo leña, avivando el fuego, el humo en los cabellos, aroma del buey asado después de la pelea, los escudos con marcas de flechas, con rasguños en el metal que no en la carne, no por esta vez, alivio de seguir vivos, los dueños de los viñedos no emplean hasta septiembre, ni los panaderos, no hay trabajo para los cardadores de ovejas, la familia tiene que comer, este oficio está bien pagado, la seguridad de la olla, continuar la aburrida vigilia en los puestos, el frío, el regidor exigiendo silencio, el director encaramado en la grúa, las cámaras a punto y al grito de ¡acción! continúa el rodaje de la película. ¡Malditos niños bonitos de la ciudad!

26.8.12

Estoy de viaje.






El primer corte siempre es el más profundo, el que más duele, el que no se cura.
Inmenso y teatral Rod Stewart, que se las sabe todas.
Me ha emocionado.
¿Seré tan joven?




I would have given you all of my heart 
but there's someone who's torn it apart 
and she's taking almost all that I've got 
but if you want, I'll try to love again 
baby I'll try to love again but I know 
the first cut is the deepest, baby I know 
the first cut is the deepest 
'cause when it comes to being lucky she's cursed 
when it comes to lovin' me she's worst 
but when it comes to being loved, she's first 
that's how I know 
the first cut is the deepest, baby I know 
the first cut is the deepest 
I still want you by my side 
just to help me dry the tears that I've cried 
cause I'm sure gonna give you a try 
and if you want, I'll try to love again 
but baby, I'll try to love again, but I know 
the first cut is the deepest, baby I know 
the first cut is the deepest 
'cause when it comes to being lucky she's cursed 
when it comes to lovin' me she's worst 
but when it comes to being loved, she's first 
that's how I know 
the first cut is the deepest, baby I know 
the first cut is the deepest







Estos, también eran muy suyos, su generación es la mía, "cuando hay tanta confusión mi generación lo paga". Sorprendente que no estén en los altares. Amen.





Esta vez insegura, nerviosa, apocada, creciendo, desgarrándose, sintiendo, inmensa en su interpretación “…Siéntate ahí, hmm, cuenta tus dedos/ qué mas, qué más puedes hacer?/ oh, sé cómo te sientes,…”. Si usted no la conocía quizás es de Marte. Bienvenido/a al planeta. Esta es una Reina, Janis Joplin.






Ben Webster (Impagable el solo de Teddy Wilson, piano)






¿Y esta?, Neil Diamond una época, tres vidas atrás, la prehistoria, dulce Carolina. No tienes ni idea de quién era.




.

El Banco Ambrosiano (2)

El siglo XX ha producido su propio género, la literatura de conspiración. Pero en 1982 algo legitimó estas afiebradas historias y su impacto va a sentirse por mucho tiempo en la forma de “Extraño, pero podría ser cierto…” Como dijo Time, ni al más imaginativo se le hubiera ocurrido semejante trama de sociedades secretas, transacciones multimillonarias paseando por países tan inopinados como Perú y ajustes de cuentas a balazos que algunos creían exagerados hasta en cine. 1982 marcó el colapso del Banco Ambrosiano y la hora gloriosa de los paranoicos, cuando una inmensa conspiración resultó cierta.
¿Por qué tratamos ese tema en un blog de ocultismo y tarot? Las sociedades secretas, con la curiosa aura de desconocimiento y exageración que las rodea, es esencial para poner en contexto las artes esotéricas… y ver los extraños puntos donde las leyendas más raras tocan la historia real, aunque la última jamás lo reconozca.
El escenario: el Banco Ambrosiano y el Banco Vaticano.
Fundado en 1896 para hacerle contrapeso a los bancos laicos italianos, el Banco Ambrosiano se fundó para suministrarle fondos a las organizaciones católicas. Después de la segunda guerra mundial, para organizar los brazos financieros de la iglesia, Pío XII ordenó la fundación del Instituto para Obras de la Religión, que se conocería como el Banco Vaticano e iría comprando acciones del Ambrosiano hasta controlarlo en los 1960.
El Banco Ambrosiano, un banco privado, quedó sometido al control del Banco Vaticano que no es un banco central, no es un banco comercial, no tiene operaciones propias, no está obligado a dar ganancias, no rinde cuentas y ni siquiera es un departamento en el vaticano. Aunque la cabeza del banco responde a un comité de cardenales, tiene una autonomía gigantesca y muchas veces su agenda sólo la conoce el banquero y el papa.
Izquiera arriba, Roberto Calvi, abajo, Michel Sindona; a la derecha el padre Marcinkus
Izquierda arriba, Roberto Calvi, abajo, Michel Sindona; a la derecha el padre Marcinkus
Los personajes: Calvi, Sindona y Marcinkus.
En 1975 presidía el Banco Ambrosiano Roberto Calvi, un personaje pequeño, calvo, de bigote cuidado, soberbio conocedor de los nuevos instrumentos financieros. Estableció sucursales en Perú y en las Bahamas y extendió los intereses del banco a la bolsa de valores y los bienes raíces; se apoderó de otros bancos usando testaferros e incluso de un importante periódico italiano, configurando un holding invisible.
El Banco Vaticano estaba representado en la junta por el norteamericano Paul Marcinkus, que debía su ascenso en la curia a haber sido guardaespaldas de Pablo VI y uno de sus amigos era Michel Sindona, otro banquero, que lavaba ganancias de la mafiosa familia Gambino de Estados Unidos a través una serie de bancos que compró para tal efecto, hasta tener un pequeño imperio que enlazó con el Ambrosiano a través de Marcinkus.
El triángulo de estos personajes lo impulsó la perenne amenaza de que Italia se volviera comunista; las potencias capitalistas y la iglesia estaban decididas a impedirlo y apoyaron la democracia cristiana, que se corrompió por falta de competencia. El Ambrosiano quedó tomado por la mafia, amparado por el secreto de la iglesia y un régimen político complaciente y hacía operaciones imposibles para otro banco como financiar golpes de estado, mantener a dictadores como Somoza para tener a raya los sandinistas o fondear al sindicato Solidaridad.
Pero el imperio de Sindona estaba tambaleando desde que varias malversaciones lo habían dejado malparado. No sólo la mafia reclamaba su dinero (y Sindona chantajeaba oficiales italianos para que lo protegieran) sino que empezó a asomar un nombre, la logia Propaganda Due.
Propaganda Due
Fundada como una especie de marcadora de zona de la Congregación para la Propagación de la Fe (Propaganda Fide) del Vaticano, Propaganda Due fue establecida en 1877 exactamente como lo contrario del Banco Ambrosiano: era masónica, dedicada al librepensamiento y a separarse del duro yugo del papado en la vida italiana. Para los 1970 ya no era masónica, ya no era librepensadora y ya no era italiana: ahora era virulentamente anticomunista y fue expulsada de la masonería en 1974. Cuando se investigó a Sindona surgió una lista de casi mil cófrades, una especie de cuadro de honor de la sociedad italiana.
El brujo José López Rega, ministro de Bienestar Social en tiempos de Isabel Martínez de Perón, que aparece en la foto con abrigo de piel. López Rega fue un personaje siniestro, literalmente un Rasputín que controlaba a la presidencia por sus comunes creencias espiritistas. Era miembro prominente de Propaganda Due en Argentina y fundó la Triple A, un grupo paramilitar para ejecutar a sus opositores en el peronismo, lo que contribuyó mucho a la inestabilidad social que justificaría la dictadura
El brujo José López Rega, ministro de Bienestar Social en tiempos de Isabel Martínez de Perón, que aparece en la foto con abrigo de piel. López Rega fue un personaje siniestro, literalmente un Rasputín que controlaba a la presidencia por sus comunes creencias espiritistas. Era miembro prominente de Propaganda Due en Argentina y fundó la Triple A, un grupo paramilitar para ejecutar a sus opositores en el peronismo, lo que contribuyó mucho a la inestabilidad social que justificaría la dictadura
Quedó claro que estos no eran meros delincuentes, sino un grupo con agenda que tenían infiltrado al gobierno italiano y el Ambrosiano era sólo una tenaza financiera, con permiso de un sector de la iglesia, el gobierno y la OTAN para hacer operaciones torcidas en sus filiales internacionales, registrando préstamos inexistentes para trasladar dinero a grupos como la Triple A Argentina o los escuadrones de la muerte en Centroamérica: Propaganda Due había modelado una élite nacional según sus necesidades y no tuvo problema en incluir pactos mafiosos para asegurar su control sobre el país ni un sector de la iglesia en participar.
El colapso.
En 1978 fue elegido papa Albino Luciani como Juan Pablo I, quien anunció su voluntad de introducir cambios en las finanzas vaticanas; su muerte a los 33 días inspiró teorías conspirativas que no se detienen. Ese mismo año el banco central italiano produjo un documento anunciando la debacle del Ambrosiano, pero la intervención del Vaticano acalló el asunto. La idea es que el Banco Vaticano habría ejecutado al pontífice para protegerse, cosa que no se ha demostrado nunca.
Fotograma de "El Padrino III". Toda la película está montada sobre una interpretación bastante liberal de la muerte de Juan Pablo I y el escándalo del Banco Vaticano
Fotograma de "El Padrino III". Toda la película está montada sobre una interpretación bastante liberal de la muerte de Juan Pablo I y el escándalo del Banco Vaticano
En 1981 cayó el gobierno italiano y en 1982 se hundió el Ambrosiano en medio de un escándalo que el banco central italiano tuvo que reducir para impedir el colapso de toda la economía. Calvi apareció colgado bajo el puente de Blackfriar’s en Londres (Propaganda Due se hacía llamar “los monjes negros” Black Friars), jamás se ha aclarado si fue un asesinato o un suicidio, y Sindona fue envenenado en la cárcel.
Propaganda Due pudo empezar masónica, pero ya no tenía vínculo con la masonería; quienes insisten en eso se parecen a los que dicen “Hitler era bautizado” para sugerir que el nazismo es un subproducto católico. También es cierto que algunos de sus militantes eran esoteristas, pero eso no los llevó a semejante grado de megalomanía (y éxito). Pero vivirán en la historia como lo más cerca que ha estado el mundo de que un gobierno en las sombras efectivamente tuviera éxito imponiendo su agenda

http://luisftenorio.wordpress.com/2009/07/27/sociedades-secretas-y-conspiraciones-propaganda-due/

25.8.12

Banco Ambrosiano


 

El Banco Ambrosiano era un banco italiano fundado en 1896 y que se derrumbó estrepitosamente en 1982. En el centro del fracaso de este banco estaban su presidente, Roberto Calvi, el presidente del Banco del Vaticano (por lo tanto accionista mayoritario de la Banca Cattolica del Veneto) Paul Marcinkus, algunos cardenales, obispos y prelados de alto rango de la Iglesia Católica, Michele Sindona, empresario y banquero siciliano famoso por sus contactos con la mafia y que dio entrada en la trama a la logia masónica P2, con miembros pertenecientes a la banca, a la política, al periodismo, a la judicatura, a las Fuerzas Armadas, etc. El Banco Vaticano era el accionista principal del Banco Ambrosiano, y se rumoreó que la muerte del papa Juan Pablo I en 1978 estaba ligada al escándalo del Ambrosiano, dando uno de los argumentos secundarios a la película El padrino IIIEl Vaticano fue acusado de concentrar fondos secretos de losEE. UU. al sindicato polaco Solidaridad y a los Contras en Nicaragua a través del Banco Ambrosiano.


Miembros
§  Franco Ratti, presidente.
§  Carlo Canesi, presidente encargado mayor del entonces Banco Ambrosiano que sostiene a partir de 1965.
§  Roberto Calvi, director general de Ambrosiano desde 1971, designado presidente desde 1975 hasta su muerte en junio de 1982.
§  Paul Marcinkus, presidente del Banco del Vaticano Istituto per le Opere di Religione, había sido director de Ambrosiano en ultramar, basado en NassauBahamas.
§  Carlo De Benedetti se hizo diputado-presidente en menos de dos meses, después del juicio de Roberto Calvi.
§  Nuovo Banco Ambrosiano, bajo el cargo de Giovanni Bazoli.


Antes de 1981
El Banco Ambrosiano fue fundado en Milán en 1896 por Monseñor Giuseppe Tovini, y nombrado así en honor de San Ambrosio, el arzobispo del cuarto siglo de esa ciudad. El propósito de Tovini era crear un banco católico que sirviera de contrapeso a los bancos laicos en Italia, sus metas eran servir a “organizaciones morales, trabajos piadosos, y cuerpos religiosos instalados para las ayudas caritativas.” El banco vino a ser conocido como el banco “de los sacerdotes”; su presidente era Franco Ratti, sobrino del papa Pío XI. En los años 60 el banco comenzó a ampliar su negocio, abriendo una compañía en Luxemburgo 1963 y que llegaron a ser conocidos como Holding del Banco Ambrosiano. Éste estaba bajo dirección de Carlo Canesi, entonces encargado mayor, y a partir de 1965, presidente.
En 1947 Canesi había traído a Roberto Calvi al Ambrosiano. En 1971 Calvi llegó a ser el director general, y en 1975 lo designaron presidente. Calvi amplió los intereses del Ambrosiano más lejos; éstos incluyeron crear a un número de compañías extranjeras en las Bahamas y Sudamérica, creándose además para facilitar sus ilícitos negocios una filial llamada Banco Ambrosiano Andino con sede en Lima-Perú; con un interés controlado en la Banca Cattolica de Veneto, Credito Varessino y Banca de Gottardo; y sus fondos para la casa editorial Rizzoli para financiar el periódicoCorriere della Sera. Calvi también implicó al Banco del Vaticano, el Istituto per le Opere di Religione (IOR) en sus repartos, y estaba cerca del obispo Paul Marcinkus, presidente del banco. El Ambrosiano, a través del Banco Ambrosiano Andino, proporcionó los fondos para los partidos políticos en Italia, y la dictadura de Somoza en Nicaragua y su oposición Sandinista. Hay también rumores de que proporcionó el dinero para el movimiento Solidaridad en Polonia (se ha alegado extensamente que la solidaridad fue financiada por el Banco del Vaticano).
Calvi utilizó su compleja red de bancos y compañías fantasmas de ultramar para mover dinero desde Italia para inflar precios y también para asegurar préstamos sin garantía. Para evitar las normas dictadas por el Banco de Italia sobre control de cambios, que restringían severamente las transferencias de fondos a filiales en el exterior de bancos italianos, se transferían importantes cantidades de dinero al Banco de la Nación del Perú, agente financiero del Estado peruano, que se contabilizaban indebidamente como préstamos y que el Banco de la Nación a su vez depositaba en operaciones back to back en el Banco Ambrosiano Andino, En 1978, el Banco de Italia elaboró un informe sobre el Banco Ambrosiano que predecía su desastre futuro y condujo a investigaciones criminales. Sin embargo, al poco tiempo un grupo de derecha terrorista mató al magistrado de Milán que investigaba el caso, Emilio Alessandrini, mientras que Mario Sarcinelli, funcionario del banco y superintendente de la inspección, fue encontrado culpable y encarcelado.

Después de 1981
En 1981 la policía llevó a cabo una redada en la oficina de Roberto Calvi. Calvi fue encarcelado, puesto a juicio, y condenado a cuatro años de cárcel. Sin embargo, fue puesto en libertad y mantuvo su posición en el banco. Otros hechos alarmantes le siguieron: Carlo De Benedetti de Olivetti compró el banco y se hizo vicepresidente, sólo para dejar el puesto dos meses más tarde, después de recibir amenazas de la mafia y la carencia de cooperación de Calvi. Su reemplazo, un empleado veterano llamado Roberto Rosone, fue herido en un tiroteo de la mafia.
En 1982 se descubrió que el banco no podía explicar la procedencia de 1.287 millones de dólares. Calvi huyó del país con un pasaporte falso, y Rosone logró que el banco de Italia asumiera el control. La secretaria personal de Calvi, Graziella Corrocher, dejó una nota de denuncia a Calvi antes de saltar desde su ventana en la oficina y morir. El propio Calvi fue encontrado colgado del puente "Blackfriars" en Londres el 18 de junio.
Durante julio de 1982, los fondos a los intereses en el extranjero fueron cortados, conduciendo a su derrumbe, y en agosto el banco fue sustituido por el Nuovo Banco Ambrosiano bajo control de Giovanni Bazoli. Hubo mucha discusión sobre quién debía hacerse responsable de las pérdidas en que incurrieron las compañías en el extranjero del viejo Banco Ambrosiano, y el Vaticano acordó finalmente pagar una suma sustancial sin aceptar responsabilidad formal al encontrarse en los archivos del citado Banco un comfort letter suscrito por el IOR en respaldo de las operaciones de Roberto Calvi en el Banco Ambrosiano. Tratándose de un compromiso de carácter moral el Vaticano se vio obligado a asumir el pago de cientos de milllones de dólares a los acreedores del Banco Ambrosiano, entre los cuales se encontraba el Banco de la Nación del Perú por los depósitos back to back efectuados en el Banco Ambrosiano Andino.

Escándalo de Clearstream
Momentos antes de que los medios revelaran el escándalo del Ambrosiano, Gérard Soisson, encargado de la compañía Clearstream para la clarificación de la transacción, fue encontrado muerto en Córcega, dos meses después del despido de Ernest Backes de Clearstream en mayo de 1983. Banco Ambrosiano era uno de los muchos bancos que tenían cuentas inéditas en Clearstream. Backes, antes el tercer oficial más alto de la graduación de Clearstream y una fuente primordial para el libro de Denis Roberto sobre el escándalo de Clearstream, Revelations, asegura que lo “despidieron porque (él) sabía demasiado sobre el escándalo del Ambrosiano. Cuando Soisson murió, el asunto del Ambrosiano todavía no era conocido como escándalo. (Después de que fue revelado) me percaté de que Soisson y yo habíamos estado en la encrucijada. Movimos todas esas transacciones conocidas más adelante en el escándalo hacia Lima y a otras ramas. Nadie sabía ni que había una rama del Banco Ambrosiano denominado Banco Ambrosiano Andino con sede en Lima-Perú y oficinas en otros países de América del Sur.” [1] En el año 2005, cuando la justicia italiana reabrió otra vez la investigación referente al asesinato de Roberto Calvi,1 pidió la ayuda de Ernest Backes, e investigó la muerte de Gerard Soisson, según Lucy Komisar.

Asesinato de Roberto Calvi 1982
El periodista David Yallop cree que Calvi, con la ayuda del Vaticano, pudo haber sido responsable de la muerte prematura de Albino Luciani, quien, siendo ya el papa Juan Pablo I, planeaba una reforma de las finanzas del Vaticano. Sin embargo, la familia de Calvi mantiene que él era un hombre honesto manipulado por otros. Su perspectiva proporciona información al libro de Robert Hutchison (publicado en 1997) "Vénganos tu reino: Dentro del mundo secreto del Opus Dei". Según los magistrados que señalaron a Giuseppe "Pippo" Caló como responsables del asesinato de Calvi, Gelli habría pedido su muerte para castigarlo por la malversación de su dinero y el de la mafia, mientras que la mafia deseó evitar que revelara la manera en que Calvi le ayudó a lavar el dinero. Caló y Gelli fueron procesados por el asesinato de Roberto Calvi, junto con la novia de éste, su chofer y un contable relacionado con la mafia. El 6 de junio de 2007 el Tribunal Penal de Roma los absolvió a todos por falta de pruebas.


Lecturas de agosto 3


 Un roedor de palabras

·         Sam Savage


Sam Savage, un antiguo y valleinclanesco profesor de filosofía de Yale, pescador de cangrejos en South Carolina, mecánico de bicicletas y escritor frustrado, un alternativo con la cabeza muy bien amueblada, se autorretrata como un ratoncito de Boston que se alimenta de los libros que se apilan en el sótano de la librería de viejo Norman y que aspira a convertirse en un gran autor, todo un irónico y tierno homenaje a los lectores empedernidos de buena voluntad (que no a las ratas de biblioteca), y poderosa metáfora de las virtudes redentoras de la lectura.Firmin, librito delicioso donde los haya, también es un viaje iniciático por el mundo del libro y de la ficción de la mano de su insólito protagonista, y una máquina de guiños literarios sin duda estimulante, que se pone en funcionamiento en la primera página, cuando el ratoncito Firmin, cónsul de las letras bautizado no por azar como aquel Geoffrey Firmin de Bajo el volcán, de Lowry, se obsesiona con el comienzo de la crónica de su vida que está componiendo en su cabeza, reclama para sí el talento de tipos como Nabokov, capaces de abrir una novela con frases brillantes como "Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas", saca del cajón el viejo tópico del escritor bloqueado y de los beginnings, y arranca su extenso monólogo interior desde las catacumbas de la soledad, la marginación -rata que veas leer, déjala correr, se dicen sus congéneres- y el lento aprendizaje de la decepción (uno de sus arranques favoritos es aquel impactante "ésta es la historia más triste que jamás he oído", de El buen soldado, de Madox Ford), un monólogo que Savage construye sobre el modelo del primer capítulo, 'La ratonera', de lasMemorias del subsuelo (1864) de Dostoievski, la crónica personal que un proscrito le cuenta a un lector imaginario en un apóstrofe de doscientas páginas.
Firmin vive literalmente de los libros, que digiere a la vez en su estómago y en su cerebro, convirtiéndose de forma paulatina en un humano encerrado en el cuerpo de una rata, que reescribe el Retrato del artista adolescente (en inglés leeríamos en realidad A portrait of the artist as a young rat), y que a fuerza de morder y deglutir páginas se vuelve un crítico literario de envidiable talento, capaz de atropar autores como Carson McCullers, el Joyce de Finnegans Wake, Tolstói, George Eliot, Proust o el Dickenks de Oliver Twist, con cuya legendaria desgracia siente empatía el bueno de Firmin, a la vez que suscribe con ironía la necesidad de un canon (repitiendo una y otra vez "éste es uno de los Grandes") y pasa revista con delicioso humor a los tópicos del mundillo literario, el bourbon hasta altas horas junto a una Underwood, autores firmando ejemplares, ediciones de bolsillo del Henry Miller más obsceno llegadas por contrabando desde París o editores rechazando magníficos originales de tres al cuarto. El monólogo de Firmin atraviesa párrafos de divertida dietética libresca -¿Scott Fitzgerald tal vez más agridulce que D. H. Lawrence?- y de una entrañable picaresca de la supervivencia que une a nuestro roedor de palabras con las tribulaciones de Lennie y de George, aquellos roedores de mendrugos de De ratones y hombres (1937), de Steinbeck. Firmin no soporta ni a Micky Mouse ni a Stuart Little (con Ratatouille, en cambio, harían sopa de letras), pero se tratan como hermanos con el infalible librero Norman ("nunca le ponía Peyton Place en las manos a alguien que habría sido mucho más con El Doctor Zhivago") y traba una amistad de cuento de hadas con el rechoncho Jerry Magoon, un escritorcillo de ciencia-ficción con el que escucha a Charlie Parker a todo trapo y ve películas en tecnicolor, y que recuerda sin esfuerzo a Kilgore Trout, aquel estrafalario escritor de serie B concebido por Kurt Vonnegut, cuya obra, con la farsa de la creación que tituló El desayuno de los campeones a la cabeza, estuvo muy presente en la memoria de Savage mientras redactaba Firmin. Nuestro letraherido ratoncito quisiera ser personaje de todas las novelas que le han encandilado y, como Alicia en el País de las Maravillas, ve en la ficción una válvula de escape de la rutina de la vida, nos contagia sin remedio esa visión y, siendo en ocasiones Anna Frank y a veces Fred Astaire, disfrazándose de Gatsby y de bostoniano de Henry James vuelto del revés, Mr. Firmin nos conmueve para siempre con sus lecciones de humanidad, sentido del humor y aguda sátira de nuestro loco mundo, nos empuja a leer aún más y nos impide volver a gritar ¡malditos roedores! -







Tom Sharpe es un autor que siempre sé que me va a gustar. Socarrón, cachondo, delirante, completamente desprendido de todo tipo de "buenas formas", políticamente incorrecto, es un auténtico "destripador" de cualquier case de convención socialmente aceptada.

Las más de sus novelas están centradas en sudáfrica, (donde residió hasta que le expulsaron del país), y carga constantmente contra el racismo, el apartheid, la subnormalidad de las clases altas, la imbecilidad de la tradición inglesa, etc...

En reunión tumultuosa, vuelven a la carga tres de sus personajes recurrentes: El Kommandant van Herden, un inepto y tontorrón jefe de policía obsesionado con todo lo que huela a inglés; el Liutenant Verkramp, un teniente trepa, racista, que odia cualquier tipo de manifestación sexual y al que todo el mundo le parece un sodomita despreciable; y el Konstabel Els, un agente de policía con más destreza que nadie en el uso de cualquier arma, con una mentalidad de psicópata y un ansia constante de a) torturar y/o asesinar a cualquier cosa que se mueva y b) violar mujeres negras.

Así, desde un comienzo apoteósico en el que tras un increíble crimen pasional perpetrado por una señora de la alta sociedad inglesa, el Komandant van Herden la lía increíblemente parda en casa de la susodicha con afán de intentar que no se manche el ¿buen? nombre de la señora, el libro es de sonrisa casi constante y más de una carcajada, debido al humor irónico, crítico, descabellado, ácido y muy muy negro de Sharpe.






El asiento del conductor es una novela corta que gustará a los aficionados a las novelas de Patricia Highsmith, Ruth Rendell, Amélie Nothomb, Iris Murdoch o el primer McEwan. Eso sí, con menor psicologismo, lo que en ciertos momentos la hace más perturbadora, porque nunca entendemos lo que está ocurriendo, lo que se nos está contando. Una narración malvada y misántropa –cualquiera de las personas que nos rodean puede ser nuestro amante o nuestro asesino- narrada sin aspavientos con una incorrección política que hoy se echa mucho de menos, incluso entre las narradoras más atrevidas. Publicada en 1970 y creo que inédita en castellano hasta la presente edición, fue finalista en el curioso Lost man Booker Prize –que se entregó el año pasado para compensar el de aquel año, nunca convocado-, y le hace al lector (no a todos, claro; a mí me ha ocurrido) reflexionar sobre los mecanismos de autocensura de los escritores actuales. Hablamos de Muriel Spark, una autora muy popular en la Inglaterra de los años 60, autora de La plenitud de la señorita Brodie o Las señoritas de los escasos medios. Por lo tanto, nada de exquisiteces intelectuales o vanguardismos minoritarios. Y sin embargo, el libro demuestra por contraste que en estos cuarenta años hemos ganado en ñoñería y miedo lo que se ha perdido en chispa y provocación (en cambio, diversas performances del tedio son proclamadas como provocaciones literarias).

Spark narra con agilidad y cierto reduccionismo descriptivo, que a la postre se revela eficaz puesto que te obliga a seguir leyendo y penetrar en el círculo mental obsesivo de Lise, una protagonista de la que no sabemos nada, que elige un vestido hortera en la Inglaterra del swinging london antes de iniciar un viaje a Italia, al encuentro de algo que sólo se revela al final de la novela. Hablar de El asiento del conductor y transmitir lo más interesante de su concepción estructural es muy complicado sin destripar su final (que se conoce desde un principio, pero sin poder imaginar cómo es ese final, otra genialidad de la novelita), pero cuando llegamos a él adquieren un sentido completo todas las conversaciones intrascendentes que lo han precedido, con una Lise a la deriva en un país extranjero, buscando una completa despersonalización. Su periplo es una suerte de invocación suicida.

Y el holocausto de Lise está narrado como el camino que un condenado a morir fusilado hiciera hacia atrás, en busca del muro tras el que ya no hay salida, añorando lo que llegará. Desde la escena inicial de la compra del vestido, la historia es una suerte de narración llena de analepsis que no se narran, que no son incluidas en el texto pero influyen sobre él, de modo que es su fuerza elíptica lo que provoca la extrañeza del lector y, a la postre, la fuerza perturbadora de su final.

Eso sí, me veo obligado a advertir algo antes de acabar: no es aconsejable regalar este libro por Sant Jordi a vuestra novia, a menos que la conozcáis muy bien. O mejor, ni siquiera si creéis conocerla. Porque, desengañaos, nunca la conoceréis del todo. Palabra de Spark.




Eccehomo: el efecto birria

Una anciana protagoniza el culebrón del verano con una obra de arte irrelevante

El caso representa la victoria de la banalidad en un mundo infantilizado y cínico

Desde el principio mismo del periodismo, todos los veranos se ha ofrecido a los lectores algún sonado culebrón que, sin ser falso del todo, resultara especialmente distraído. En el pasado los veranos carecían, en general, de noticias bomba (olvídese Hiroshima) y en la vacación crecían toda clase de monstruos del Lago Ness que suplían la falta de otras carnazas mediáticas.
La Gran Crisis, sin embargo, con su incesante superproducción de apocalipsis habría bastado este año para llenar las enflaquecidas páginas de los diarios, pero hastiado ya el público de tanta amargura económica una menuda anécdota risueña como la birriosa restauración del Ecce Homo en la iglesia de la Misericordia de Borja, en Zaragoza, ha dado la vuelta al mundo.
Simultáneamente a esta cómica peripecia a cargo de una anciana tan beata como inocente han ocurrido millones de hechos tanto o más chistosos en todo el planeta. La razón, no obstante, de que haya cundido esta historieta en Internet y a lo largo de más de 130 países no es otra que el efecto explosivo del bodrio actual que lo mismo hace un tesoro de un best-seller que una carga nuclear de un error económico o político. En definitiva, todo depende de la misma arbitrariedad de un mundo sin orden moral o cultural y de su consecuente capacidad para convertir sin mesura un particular desajuste en general epidemia.
Pero siendo esto así, el hecho de que precisamente una abuela protagonizara el actual estropicio aumenta el interés del caso. Los jóvenes no interesan ya como interesaban: no solo se encuentra parados en más del 50% dentro de España sino que, en general, se les tiene por una generación perdida. Perdida y no hallable en ningún templo de sabios. Perdida en el seno de la crisis y desacreditada como alternativa a casi todo. Ahora, inesperadamente, son los viejos, desde Hessel a José Luis Sampedro, desde Bauman a pintoras suprematistas, quienes llaman la atención como alternativas. No es seguro que sepan mucho más respecto a los remedios ni sirvan realmente como opciones eficaces, pero la palmaria ineficiencia de las nuevas generaciones contribuye a su visibilidad y a la fe en sus mensajes.
El caso de Cecilia Giménez, la apasionada y humilde pintora aragonesa que con su audacia ha causado el mayor daño imaginable (imaginario) al ya torturado Ecce Homo que pintó en el siglo XIX un mediocre artista de Requena no tiene importancia artística alguna. Más bien si se trata de explicar su clamoroso éxito en las redes sociales y desde Le Monde al New York Times online lo significativo es la victoria de la máxima banalidad en el centro de lo sublime. La mofa involuntaria de lo divino trufada, sin embargo, de la más acendrada fe.
Simultáneamente han ocurrido otros 
hechos chistosos sin trascendencia
En el conspicuo circuito de la estética, lo feo muy feo llega a derivar en lo grotesco y lo grotesco se emparenta, al final, con lo risible. De modo que lo que fuera un malestar para el alma pasa a ofrecerle un bienestar y de provocar rechazo llega a suscitar simpatía. Ocurre, de modo parecido, con lo solemne o tenido por excepcionalmente sagrado. Su probable exageración lo aproxima a la grandilocuencia y lo que parecía muy lleno gira hacia lo vacuo.
Casi todo esto lo ha logrado involuntariamente la buena Cecilia. Su afán de embellecer un Cristo deteriorado por la humedad y el salitre ha producido, como efecto de su santa audacia, una irreverente caricatura del Hijo de Dios, más feo que Picio.
¿Blasfemia? La blasfemia ha perdido relevancia social, aunque a la Iglesia todavía le sirva para teatralizar escándalos. La Red, como patrón general del nuevo y extraño valor de las cosas, es el nuevo Dios sin religión alguna. Todos los blasfemos, empezando por Madonna y siguiendo por el modo de cocinar al Crucificado, son necesariamente religiosos. Tienen en su ánimo la intención de profanar porque todavía son creyentes. La Red no es ni Dios ni el Anticristo. Liga sin religión.
En este caso y en todos los demás la Red goza con los enlaces y posee una naturaleza tan peculiar e inédita que en su malla se va conformando un ciudadano imprevisto. Contra la idea de que el mundo se ha infantilizado y el adulto se comporta ahora como un niño, la red pone de manifiesto un modelo de individuo que, tras la cultura de consumo, se ha convertido no en un tipo pueril sino, ante todo, cínico. Al niño (infans) se le conoce porque no puede hablar, pero el ser de la Red es ante todo locuaz, expresivo y facundo. La Red no es sino una textura vibrante, tan ensordecedora como zumbante.
Todo depende de la
arbitrariedad de un 
mundo sin orden

moral o cultural
Desde ese medio el hecho se propaga a través de una dinámica multípara. El ejemplo actual del miedo difundido y contagiado a todo el mundo lo rubrica. Se extiende en lo económico como una sustancia que lo embadurna todo. Pero no pega entre sí a los individuos sino que, por el contrario, los distancia. Crea desconfianza y multiplica la inquietud. Frente a esa fuerza del pavor, el humor es su antagonista. Mucho miedo, demasiado miedo a granel, llevaría —como sucede en no pocas películas de terror— a la histeria de la risa. Pero un miedo bien administrado como en estos tiempos de crisis segrega un caldo nauseabundo. Mientras el miedo ahuyenta, el humor aproxima.
Ellos son los dos grandes factores de la comunicación, tal como la red patentiza de distinta manera. La publicidad, todo el marketing, conoce de sobra la importancia esencial de hacer reír y el poder político se fortalece en hacerse temer. Mientras el miedo captura, el humor cautiva.
Millones de otros sainetes, cómicos o pánicos, podrían haber sido protagonistas del culebrón veraniego. Si a este le ha tocado la lotería (aunque la autora ha sido internada con espasmos de ansiedad) es porque la lotería toca y de su posible efecto inesperado nos contagiamos todos.
¿Derechos de propiedad intelectual? No es el asunto más grave pero sí altamente representativo. Toda copia, y tanto más cuanto peor es, descubre la debilidad o los defectos estructurales del original venerado. Como consecuencia, el original queda vergonzosamente al desnudo. El mito desmitificado.
El nuevo tipo humano que se deducirá de la Red y tras haber sido adiestrado intensamente en la cultura de consumo y en el ejercicio de la copia será, probablemente, más cínico, más irónico y, a la vez, más planetariamente urbano.
Lo universal puede traducirse en una pequeña parroquia zaragozana así como la desaparición de Madeleine en Portugal se convierte en una pesquisa de todo el mundo. La Red no sólo nos enreda: deshace la escala y también las jerarquías.
La acción a con la que la octogenaria Cecilia Giménez convirtió una suerte de Cristo de Limpias en una basura es inversa a la introducción del azafrán de aquella marca tradicional en el guisado casero. Lo uno y lo otro, el aquí y el más allá, el saber y el sabor, se entremezclan en la misma olla.

Traductor

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg