20.7.12

Poca memoria.




Estoy perdiendo la memoria.

No sé en qué lugar dejo las cosas. Se me olvida dónde aparqué el coche, si ayer viajé a Finlandia, en que cajón guardé la llave del poema, si es venenosa esta serpiente que me muerde el cuello. No sé si esto que siento es amor o es que me duele la médula espinal del alma.

La cabeza se ha convertido en mi enemigo, me estoy olvidando de mi mismo. Y me preocupa, me tiembla el maxilar, se me altera el esófago del tiempo, debe ser por los nervios, ya se sabe.

Aún así llevo los días enrollados bajo el brazo y distingo perfectamente la oscuridad del cinc de un granizo de párpados, hasta ahí podíamos llegar.

Pero hoy, rebuscando un camisa entre la ropa blanca, he encontrado una pistola, brillante, negra.

Hasta aquí es lo normal pero, le falta una bala.

Temo haberme suicidado.
 

2 comentarios :

Magnolio dijo...

No, por favor, se me ocurren un montón de pérdidas (malísima soy), pero la memoria no. Ni las manos. Ni la imaginación. Ni cualquier otra cosa que te haga escribir parrafadas como ésta.

Y no te preocupes, es al revés, estás demasiado vivo. A lo mejor hasta enamorado. Suele pasar cuando tiembla el maxilar.

Con el "tú" me refiero al protagonista de hoy, no a tí, claro.

Ihintza H de L dijo...

Eres auténtico, cosita guapa.
Muá

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007