5.7.12

Bajo el magnolio.



Lo peor que puede pasar es que te lo creas.

Lo que sea.

Un suponer, usted lleva un blog para su disfrute, vamos a ver, que tampoco es una actividad para premio Nobel o así, pero le gusta, vamos, se lo pasa bien escribiendo tontunas y compartiendo fotos y música de otros. Transcurren los días y se convierte en un hábito, una costumbre, el blog nuestro de cada día dánosle hoy, amén.

Que te conozcan tiene su aquel, no vaya usted a creer, que nadie sabe cómo vienen los que vienen, que se quedan revoloteando como mariposas alrededor de un candil –con todos mis respetos para mariposas, seres humanos y candiles- y leen, presuntamente, incluso comentan y se produce ese diálogo para carmelitas que tanto enriquece a los pobres como un servidor (de usté).

Pero.

Everybody´s talking cantaba Nilsson en Midnight Cowboy  pero tampoco nobody knows cómo se van. Pero se van, la infidelidad bloguera es una característica intrínseca en este mundo de las nubes, que se olvidan, se borra el chip, pues buena tengo encima, como para preocuparme de tonterías, se van a raudales (no confundir con el pueblo de, Pontevedra), a chorros, en catarata de asiduos/as, es así. Por eso hay que estar preparado y saber. No importa mucho qué dejes, ni la frecuencia, ni la innovación, el riesgo, la pirueta, ni la cantidad, la calidad, la cosa es sencilla, be yourself, es decir todo comienza conmigo y todo termina en yo que cantaba D. José Larralde, un payador no sé si perseguido pero que gustaba a jovencitas románticas  y a post adolescentes inmaduros (como yo era, incluso soy, Peter Pan como tantos que no maduran, solo envejecen, que dice Teresa).

A mí me lo va usté a contar.

Es decir, que no sé de qué va esto, en realidad esto es un término que abarca todo y todo  es lo que hay, lo que es, el concepto, el misterio, vivir, esto.

Es decir, que no hay que tomarlo en serio, que esto va de nacer, crecer, morir y de esto solo está seguro lo primero y lo último, que conozco a muchos de poca estatura (física), incluido servidor, quizás el techo es bajo y pegas con la coronilla en la cal, también hay cal en los límites del campo de juego, quizás todo es un juego, lo malo es perder siempre, dicen que el 4-0 está en el más allá, lástima que nadie lo ha contado de vuelta, qué sé yo.

Es decir, que nadie ha dicho que aquí haya normas, esto es anormal, qu´escribir sobre escribir no es escribir, que en este jueves –día de globos- lo dicho hasta ahora es el acertijo que resuelve lo que aún no está dicho, es más nadie sabe si se dirá, si habrá tiempo y ganas y salud, ¡salud!, que a veces lo que dicen/escriben me hace sentir como un gremlin al que mojan después de medianoche, como aquel a quién mordió el perro de la viuda de Camarón, pero esto, todo esto es solo rock and roll. Y me gusta.  


Siempre tengo la sensación que todo esto ya lo he dicho, antes.
Lo que no recuerdo es cuando era antes.
Ni siquiera a quién.
A veces ni siquiera recuerdo quién soy yo.




8 comentarios :

Daltvila dijo...

Es así, totalmente de acuerdo:

somos más infieles que en la vida real

En internet, las relaciones, los afectos se crean en un tiempo record.
También se extinguen en un tiempo record.



*Me gustan tus bandas sonoras:)

Pedro dijo...

Ay, Daltvila, no saben, no lo saben, esa gente infiel que va y viene, elogia o denigra, dice y dice y desaparece, de ellos nunca más se supo, solo el olvido permanece, no saben, no lo saben, el demonio gris se los llevará, el diablo del remordimiento, esta página tiene conexión directa con el averno, uy.
Ser más infiel que en la vida real es fácil, en la vida real soy absolutamente fiel (perdone que no me levante pero no recuerdo a quién o a qué).
Insistiré en esa música que te gusta, gracias.
Hoy estoy que no estoy.

Joselu dijo...

Así que "mariposas" ¿Eh?...Te voy a dar...

Magnolio dijo...

Teo leo y respondo deprisa. Tengo que coger un autobús para asistir a esas jornadas que anuncias ahí arriba: “Ideas para cambiar el mundo”. Efectivamente, tres días de reflexión compartida por filósofos, artistas y científicos, que vienen de diferentes lugares del mundo, que se molestan en coger aviones y demás medios de transporte, en preparar ponencias que oiremos los privilegiados que estemos allí, y los que quieran por las diferentes vías preparadas al respecto.

¿Servirán para algo? ¿Serán los que dicen y los que escuchan, fieles a las reflexiones que allí se propongan? ¿Se abrirá una autopista, carretera, caminito a nuevos y mejores valores y, sobre todo, a nuevas y más solidarias actitudes –Luisa Etxenike dixit-?
Pedro, no lo sé. Como no sé porqué la gente ve vídeos en youtube que dan asco, películas que idem. etc. etc. y no leen libros, o blogs, etc.etc. que son una maravilla. O los leen y no los comparten, no los comentan: no los amplían.

Sí sé que todos tenemos una responsabilidad: que la vida se nos acabe viviendo – que decía Vargas Llosa- y vivir es, además, hacer lo que cada uno sabe lo mejor posible. Como sé que tú eres bueno con esto de la imagen que, no es verdad, no es verdad, no es verdad, no es verdad, no es verdad, no es verdad, no es verdad, valga más que mil palabras. Esas que tú tienes, conoces, amas y manejas tan bien. Además, se trata de sumar ¿no? Pues eso, más o menos.

Pedro dijo...

Joselu, habitualmente soy un personaje comedido, educado, correcto en mis expresiones (incluso en mis abstenciones). A veces, con timidez, intento provocar. Pero tú no te dejes ¿eh?
(Llevo en estas historias ni sé, durante años me he pegado con todo dios, nunca me he abstenido de decir a cualquiera “Tío/a, pero como puedes atreverte a publicar esta basura”. He sido crítico, duro, implacable, un capullo que escribía lo que me provocaban según qué lecturas. He recibido incluso amenazas que he colgado en diferentes arcos del triunfo. Y es que hay cada uno/ por estos paisajes… Pero –debe ser la edad o qué sé yo- desde hace un tiempo no necesito ni morderme la lengua, todo fluye como debe, que cada uno haga de su capa un sayo, que diga lo que quiera, como quiera, que hable de lo que le salga del bolo, del corazón, de sus partes nobles o innobles, ellos mismos. Todo esto no quita para que me de una punzada el ventrículo derecho y me encocore, aún así, más por mi hígado que por el de quién se atreve a publicar algunas, concretas, tamañas memeces que a veces leo en esos blogs del señor. Me abstengo de hacer otra cosa que encogerme de hombros y seguir a lo mío. Los blogs, como la tele, tienen un botón, se pulsa y ploff, se apaga. Por cierto, lo mío es amplio, ocupa una extensión desde ahí (señalo un punto del mapa)hasta aquí (señalo con otro dedo, de la otra mano otro punto del mismo mapa de antes). O así)
Todo esto no explica nada, ni siquiera lo intenta y es que el tiempo se va por un agujero gigantesco y detrás está negro, negro, como para preocuparnos por lo que no sea ser felices.
Tío, ahora que estás flojo por los bacilos de la gripe te voy a hacer una llave de jiu jitsu en el portal que veras, te vas a enterar, jajajajajaja. Un beso.

Pedro dijo...

Magnolio, ¿puedo contestarte en vivo y en directo?, ¿sí?, call me.

Magnolio dijo...

Mis preguntas eran retóricas - no necesitan respuesta - y a la tuya (¿ya no existe lo privado? qué manía): excepto en horas de siesta o mencionadas conferencias.

Y que continúe el debate, please. En esta página los comentarios siempre han sido buenísimos, en todos los sentidos.

El silencio para los cementerios.

Joselu dijo...

¡Eso, eso!...¡Yo quiero mi llave de jiu jitsu en el portal !. Ja ja ja. ¡Ya me estoy recuperando!.. Un abrazo libre.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007