28.4.12

Lluvia de sábado



Vuelvo hoy también al escenario. Sin pudor. Salto al laberinto y clavo mensajes, números en cada esquina. No se pierdan, no se escuden en la venda, no se fíen de las premoniciones, no estén tan seguros del desenlace. Sean ustedes mismos. Mantengan esa inquietud. Y la fe. No lloren por las ausencias. Búsquense. Búsquenme.

Levanto una maquinaria de hojarasca difusa, una sinuosa estampa de armonía, una telaraña en la telaraña. Mientras las naves viajan a Titán, nosotros continuamos temblando, perdidos en el desamor, en las preguntas, en la babélica y trivial malla sin reglas, en universos interactivos intuidos desde la cocina de nuestra casa, en métodos tecnológicos de los que no comprendemos más allá del on/off.

Descubro una mujer desnuda en mi cama y las cortinas se abren al amor de la mañana. Ella me dice que lleva ahí varios años, tumbada, esperándome, con las caricias detenidas, con la dulzura embalsada, con los besos a punto de florecer. Amo a esa mujer. La amo desde siempre y hasta el final del horizonte. Me levanto y mi cabeza golpea contra el armario donde guardaba la impaciencia. Me despierto.

Vuelvo a leer lo que he escrito y me siento como un caníbal melancólico, como un equilibrista de la peripecia, como un pulcro mentiroso ejerciendo su oficio. Pero deben saber que el bosque de tantas manos agitándose desde las estaciones, desde los aeropuertos, desde el borde de los caminos, me distraían. Las he cortado, todas. O estoy en ello.

Es sábado, llueve.



7 comentarios :

Mayte dijo...

Entre farolas que a la distancia me cantan tangos, piel morena de hombre que se devora mis sentimientos y me regala sonrisas y desvario porque puedo entre las lluvias de tus sábados y en las sábanas de la vida.

Un beso, Pedro.

cristal00k dijo...

¡Wooow! este, me lo tatúo...

Felicidades por el texto de hoy, Sr. caníbal melancólico.

Bésole.

Nikté fallera dijo...

Gracias por el parte meteorológico, Pedro. Pero una cosa te digo, si este relato incluyese el número de la ONCE que fue premiado ayer, te lo hubiese agradecido aún más.

Aquí también llueve pero no como sinónimo de melancolía: esa descosía asalta hasta en los días de sol, en los ventosos, en los de terral, en los... en fín.

Hay algo que debe comentarse, pienso, este texto tiene miga y es mi deber como lectora, si hay algún deber, desmigarlo.

La mujer a la que ama está desnuda y poniendo morritos, no solo eso, se la encuentra en la cama al despertar, y lo espera hace años, así, sin sentir frío ni ná, sin necesidad de ir al baño, ni hacerse la pedicura. Esto es imposible y como lo es, deduzco que el amor que siente este sujeto es IMPOSIBLE.

Al final despierta ¿Era un sueño? Si lo era el personaje debería recapacitar sobre lo sucedido esa noche, retomarlo, terminar su licenciatura de don Juan y matarlas a todas, sobre todo a las desnudas, matarlas a besos para luego abandonarlas, eso sí, un abandono dulce, para encontrarlas una mañana de lluvía-como la de hoy- desnudas en su cama.


Un beso u dos

Magnolio dijo...

Nikté fallera: tus comentarios (...ayer, hoy) son como una mezcla de fandangos y bulerías. Más de flamenca que de fallera, quiero decir, que cuando saltan al ruedo - al de Glup, que yo sepa - dan ganas de tomarse un fino, de reirse a carcajadas, de abanicarse, de taconear y mover la bata de cola. Vamos, que se van la lluvia, los rayos y los truenos (de las afueras y los adentros). Olé!

Respuesta a Magnolio dijo...

Creeme si te digo que no desarías tomarte un fino, o lo que caiga en el buche, si te dijera que lo estarías haciendo con una réplica de Buster Keaton. Y en otro orden de cosas, deberías comentar a Pedro, aunque eso sí, me siento halagada como escribidora burlona, pero es a él y gracias a él por lo que una se lanza así al ruedo.
Pedro me inspira, expira, seduce, arruya, me lo hace con fiereza, desconcierta,enoja. Ya sabes, todo lo que buen comunicador despierta en quienes los lee.

Ahora te toca a ti, habla de esa mujer en espera, de ese hombre en espera, donde solo es posible su encuentro en la dormivela, pero tal afirmación jamás saldrá de mí.

Nunca sabré si eres hombre o mujer, y eso resulta de lo más excitante, te conmino a que jamás lo descubras, que mueras en los mundos blogueros con ese secreto.

Ahora dale.

Nikté

Pedro dijo...

Me encanta, todo, me encanta. Muchas gracias.

cristal00k dijo...

Pues sí, la verdad es que los comentarios de Nikté y también los de Magnolio o el gran Joselu, cuando los hay... forman parte de los muchos y abundantes atractivos de este espacio. En el que para nada es sencillo comentar...
Eso sí, aquí volvemos y volveremos, mientras el Maestro quiera estar por la "faena" y ole!

Tracatrá!

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg