Glup 2.0


 photo ra1_zpsczgcmpzb.jpg


14.2.12

Miedo


Debe ser un sentimiento común. Preguntarse de dónde sale eso que escribes. Triste o alegre, oscuro o indefinido, coherente o absurdo. Escribir y dejarlo en un medio perdido en un espacio incomprensible.
Esta continuidad debe tener una explicación. Mi amigo psiquiatra la define de un modo que no me agrada. J tiene su propia teoría y me cuenta los puntos y las comas. A M solo le interesa si le escribo a ella. A K le parecen divertidos los comentarios, ni palabra de los textos. I lee en silencio no le vayan a encontrar sus perseguidores. El resto es silencio, oh, oh, oh.



A alguien seguro que le importa, además de a mí mismo, claro. Es posible que otros encuentren aquí lo que muchas veces no encuentro. Es una cuestión de mirada, de profundidad de campo, también de cariño.

La verdad, divago, me pierdo en estas cuestiones baladís para no afrontar lo que realmente me preocupa: La Reforma Laboral.



Se me ocurren muchas cosas para decir, pero la ira me ciega. Un rescoldo de cordura me aconseja digerirlas antes de hacerlo. Veo miedo alrededor, mucho. Y silencio. Vienen malos tiempos. Agitando el espantajo del déficit, de los mercados, han dado el tiro de gracia al estado del bienestar. Volvemos a una edad oscura.

Y lo que veremos.



Por eso, hoy más que otros días, estas cosas de blog´s, facebook y similares me parecen juegos de niño.

Agrupémonos todos que la están preparando buena.




4 comentarios :

Mayte dijo...

El miedo a lo inesperado-esperado, luego de tanto vapuleo, de tanta indiferencia, de tanto pasar por encima de lo que se necesita, y se ha de hacer por derecho...no me extraña, ni sentir miedo, ni que vengan cosas para las que no estamos preparados.

Besos.

Magnolio dijo...

Escribir es también una sustitución, una capacidad, un desgarro, una carencia, un gozo, una posibilidad, un silencio. Luego, si uno se transforma en dos, es ya un lenguaje de signos para el sordo, el que oye, habla o se calla. O sea, lo/la del psiquiatra, J, M, K, I demás letras del abecedario. Cuantas más mejor, más calentitas y acompañadas – don,t let me be lonely que dice Taylor - las unas y las otras, las letras y las manos y las mentes y las almas. Contra el silencio, la ira, el miedo. Contra la Reforma laboral.

De cenizas dijo...

¿Miedo? ¡Pánico! Hemos dado un paso atrás, se vuelve del "empresario" al "amo". ¿Qué piensa la mayoría absoluta que los votó?
En los tipos de lectores te olvidase de mí "el graciosillo que hace broma de lo que yo escribí absolutamente en serio" (esta vez, no)


un abrazo

Alas dijo...

Miedo, mucho, mucho miedo pero no debemos dejarnos arrastrar por él, eso es lo que ellos quieren.
El miedo paraliza y ahora más que nunca hay mucho que hacer, agrupémonos sí.

Si tú sigues aquí el miedo mío se hará mas llevadero.

Un beso, Pedro.

Traductor

Se quedaron

Lo que hay.

Algunas ilustraciones, fotografías, dibujos, etc, que acompañan a los textos han sido
tomadas de internet y puede que no conste su autor.
Si algún propietario no desea que figuren en este blog, me lo comunica y las retiro.

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com

counter to blogger