24.9.11

Rekalde (berri)

  
Cuaderno de bitácora.

El viajero se aventura a través del laberinto
aunque apenas sí recuerda cuándo ni por dónde entró.
Supone que el camino ha de ser un laberinto,
pues adivina en lo nuevo reflejos del ayer.
Mas no son reflejos amables, son vástagos del miedo
pues le revelan que cae, que se derrumba hacia el centro.
¿Pero hay un centro acaso?
¿No cae hacia los bordes?
Piensa entonces que le es preciso un escondite
y a ratos se oculta por los rincones. Pero el miedo
corre a refugiarse en sus mismos escondrijos.
Piensa entonces que quizá se extravíe a la deriva
y que necesita un hilo que lo guíe en el laberinto.
¿Pero dónde amarrar el hilo?
Piensa entonces que siquiera el recuerdo podrá sostenerlo
y, cada atardecer, escribe un cuaderno de bitácora.
Éste es un cuaderno de bitácora a la deriva, el viajero
escribe como el timonel que, en un mar sin una brisa,
adivina que se acerca la tormenta del naufragio.
Escribe con desesperación:
no como el profeta, sino como el loco;
no para los Dioses: para las marionetas;
como la marioneta para las marionetas escribe.
Y el viajero sabe a veces, pero a veces nada sabe:
quién es, quiénes es.
Piensa a veces que transita por Europa
como una mosca por un cuerpo desnudo de mujer.
Otras veces se queda contemplando las páginas en blanco del
cuaderno de bitácora,
sin pensar en nada, o dibujando espirales.

JOSEBA SARRIONANDIA  



Veamos, que en los polígonos industriales del arte (pobrecito mío) levantas una piedra (presuntamente) literaria y lo mismo aparece un corazón que un zapato, un alacrán o una fila de hormigas, qué más da, una baraja, reparte las cartas que hoy es sábado, aquí no viene nadie y podemos jugar a cerrar puertas o a entornar las ventanas del verano de mil novecientos ochenta y tres, un decir, puede ser un siglo antes, que los armarios están llenos de recuerdos y en Rekalde se ha montado la revolución, ay aquellas huelgas cortando carreteras, defendiendo el puesto de trabajo, los mercados, la madre que los parió, hambre para todos menos para ellos,  tenerla para siempre, tenerla, siempre, ilusiones de un metalúrgico reconvertido, divertido, entre París y Berlín, besando los cruces de los días, las intercesiones, allí donde eso, ahí en eso, que dicen en lo limítrofe, las afueras, donde no hay citas a ciegas, donde se ama contra la pared, hasta en invierno, soledad del coito en el cuarto de máquinas del ascensor, por si las dudas, puertas abiertas al deseo en edición de lujo lujurioso,  que no había que hacer la cama ni disimular las sábanas, solo había ternura y qué sé yo (sí sé, intento despistar), hogar dulce hogar cada vez que escuchamos pasos en el portal porque hoy es sábado, que cantaba Vinicius de Moraes, tan llena de pudor que vive desnuda, estrategia del fraude, sexo, amor, aquí nos pillábamos y ya, es curioso, ya no forma parte de ningún paisaje, ni de las neuronas perdidas con la ginebra en las rocas de la jaula y alrededores, la edad del soul, del sol, del ritmo azul y no teníamos edad (al contrario que ahora, que nos sobra), erotismo en ná, en tó, todo me ponía (pone), todo me alteraba (como ahora),  mercadillo de los sábados, nadie lee, igual que los lunes o los viernes, hoy, aún, por eso es igual, levanta esta piedra escrita a trompicones, mientras Ella se arregla, peina, pinta, da vueltas por la casa, cambia el bolso, me he olvidado las llaves  y vuelta empezar, otra tarde/noche que llegaremos tarde, aunque más vale tarde que nunca, este escrito se junta con el tuyo, y las soledades y, repito, en Rekalde se está montando una buena, Bilbao se adorna con contenedores de basura ardiendo en la noche calurosa, se acaba el viernes, corto y cierro. ¿Qué?



9 comentarios :

Ventana indiscreta dijo...

Has puesto tela hoy para cortar, para hacerse una capa, para una bufanda en previsión de malos humos o frío, para una minifalda ilusionista y todavía sobrarían muchos retales aprovechables.

LA foto del ciclista es perfecta: lucha el hombre. No sé si será un estraperlista. Lo que sé es que lucha. Lucha como el que escribe, lucha como Teseo para hacerse con los cuernos del Minotauro, lucha como todos los que se están desesperando.
Cada vez es mas vivo el fuego. El arte lo acabarán vendiendo en los 'chinos' y la gente comprará cuadros y poemas en mandarín, para sólo colgarlos o dejarlos en las estanterías.

Pero me quedo con una frase tuya, genial, por cierto,

este escrito se junta con el tuyo

y es que la vida es un laberinto.

Besos, Sir Peter.

Magnolio dijo...

Salgo ahora mismo hacia allá. No me perdería por nada del mundo lo de Rekalde(berri).

¿Hacemos barricada?

gaia07 dijo...

Hoy si que has vuelto.

cristal00k dijo...

Gaia, me ha "quitado" el comentario.
Pues eso, bienvenido de nuevo a tu barricada.
Un beso.

Pedro dijo...

Ventana indiscreta, que hoy por ti, mañana por mi y por todos mis compañeros del alma, compañeros, que es cierto que la vida es un laberinto, lo sé porque recuerdo por donde entré, salir es ya otra cosa, mariposa (no es por ti ¿eh?). Pues eso, lo de los besos no sé yo, que ese que tienes al lado es un Otelo blanco. Aprieto su mano en la mía. (y me quedo tan ancho)

Pedro dijo...

Ya, ríete, Magnolio, que lo mismo te queman las ramas, los nidos y la sonrisa, que están los ánimos excitados (mañana lo contaré), que lo mismo te llevas un porrazo que la incomprensión del que no piense como tú (contando con que piense, claro).
Hace tiempo que no hago barricadas (excepto en mi cabeza, para impedir que entre según qué o quién). Beso tu clorofila.

Pedro dijo...

gaia07, uy... (escribiré sobre esto)
Un beso.

Pedro dijo...

cristal00k, es cierto, soy rebelde porque el mundo me ha hecho así, Jeannette. El problema de tener una barricada propia es que se consigue poco excepto el aislamiento social. El problema de estar detrás de una barricada común es que los de enfrente suelen estar fuertemente armados y así, claro, siempre sueles salir perdiendo, caliente, morado, hostiado, mal. Para todo hay una edad. Lo malo es saberlo. Lo bueno es esta ignorancia de pensar que aún se puede. Es por eso. Ignorante, vivo, activo, luchando por lo que era, por lo que es, por los sueños de siempre, los de algunos, por soñar. Hoy te beso…así. (y casi me quito una lágrima)

Magnolio dijo...

Tal vez digo cosas cifradas, pero de risas en este tema, ninguna.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007