18.7.11

Ruidos (4)


El piso de arriba se alquilaba.
No sé si era un buen negocio.
Cada cierto tiempo teníamos vecinos nuevos.
Todos traían sus propios ruidos.

Recuerdo los de aquella pareja de mediana edad. El leve roce de las zapatillas en el suelo, sus voces altas y joviales, sus risotadas, el silbido de la olla a presión en la cocina, el gotear de la ropa colgada en el tendedero.

Él era muy simpático y sociable, solía llevar un maletín, alternaba con los habituales de los bares, saludaba a todo el mundo, hacía bromas con las señoras de edad, las ayudaba con la bolsa de la compra, cruzaba la acera con el ciego de los cupones, leía el periódico en los bancos del paseo y tenía una palabra amable para todos los paseantes.

Ella era pura discreción, hacía la compra en el mercado, no chismorreaba en los corros de la plaza, siempre sonriente, bien peinada, caminaba con elegancia natural.

A pesar de que por su casa pasaban muchos señores trajeados, conocidos del barrio, no llegaban sonidos discordantes, molestos, solo el runrún de conversaciones en tono monótono.

Los dos eran muy agradables. Por eso nos sorprendió el día que vino un coche de la policía y se los llevó, esposados. Alguien dijo que eran estafadores, que habían timado a medio barrio con inversiones en negocios ficticios. Fue una triste noticia, sobre todo para los afectados. Carmelo, que perdió varios millones de pesetas murió al de pocas semanas, alguien dijo que de vergüenza.

Otra vez pusieron el cartel de “Se alquila”.
Nos fuimos a vivir al centro.




Durante varios días he dejado estos textos que he titulado Ruidos.
Los escribí hace algún tiempo.
Me parecen mediocres pero tienen una característica, son ciertos, me ocurrieron.
Creo.
Hace tanto tiempo.



10 comentarios :

Nikté dijo...

Pues si que se nota que lo habías escrito hace un tiempo, vaya que no hace falta que me lo jures.
Ains eso de la mediocridad cuánto pesa...algunos ya ni nos atrevmos a escribir ni una "o con un canuto"; Lo que te digo Rodrigo es que si son ciertos estos hechos ruidosos acontecidos en un mismo bloque, me pregunto donde vivias por el amor hermoso

Pedro dijo...

Nikté, reina, un favor, ¿puedes explicarme esto?
Pues si que se nota que lo habías escrito hace un tiempo, vaya que no hace falta que me lo jures.
Es para saber si mi apreciación (que he escrito ese texto) coincide con la tuya (que lo has leído)
Te lo agradezco anticipadamente.

No era un bloque, era una casa de cinco plantas.
Creo.
Pero no te fíes de mi memoria.
Lo mismo me lo inventé.
Yo qué sé.
En cualquier caso mi abrazo agradecido, con esos recuerdos o con otros.
Y este beso.

Madame Vaudeville dijo...

Amo a Shaun Tan.
Besos.

Pedro dijo...

Yo también.
Es buenísimo.
Las ilustraciones pertenecen a su albúm "Emigrantes".
Besos.

Mayte dijo...

Es una delicia, de principio a fin...se disfruta,se palpa...nunca se sabe con quien se duerme, decia el abuelo.

Un abrazo, Pedro.

Nikté dijo...

Veo que reclamas mi presencia.
En primer lugar va mi agradecimiento por el trato tan regio hacia mi persona, en segundo lugar y último-Esta vez no son tres puntos-Se nota que lo escribiste hace tiempo como te dije por la forma de expresarte,tan descriptivo cuando no es necesaria tanta descripción, la faja con la que te ciñes y de la que ahora careces. Ruidos está escrito siguiendo los cánones del que va aprendiendo a ordenar frases con sentido. Desde que te leo, esos cánones, reglas, ceñimientos no existen.
Ahora eres más libtre, más loco, te dejas llevar por las palabras hasta su punto álgido, a veces, no siempre lo consigues.
En definitiva, si comparamos estos relatos a lo que puedes escribir ahora, va mucho trecho, y ese trecho es el de un hombre que ya aprendió a jugar.

Si no estás de acuerdo conmigo, te aguantas.

Nikté

Pedro dijo...

Nikté, no sé si estoy de acuerdo, me da igual, sé que te aprecio, mucho, sé que agradezco que me hayas contestado, que lo valoro, que eres un cielo, que te beso hasta que me duelan los labios, que la vida es bella y estoy aburrido de personas medrosas, aburridas, grises, tú estás llena de color, vas y vienes pero estás, abro los brazos y ya puedes correr porque tengo la noche sentimental, nostálgica, tierna, te puedo contar mi vida entera y eso es mucho rato y te veo cara de sueño. Muá, guapa, gracias.

Pedro dijo...

Mayte, hubo un tiempo, sí, en qué (a veces) no sabía con quién dormía, ahora lo sé (con la salvedad de qué con quién duermo habitualmente es tanto que…sí, a veces, ahora, no sé con quién duermo). Abrazos.

Madame Vaudeville dijo...

Lo sé :) Tengo todos sus álbumes ilustrados. Hace unas semanas me compré "El rey pájaro y otros esbozos", de la editorial Bárbara Fiore. No es un cuento, sino una recopilación de bocetos, ilustraciones acabadas y otros tesoritos. Recomendadísimo. Un abrazo, Pedro.

Pedro dijo...

Madame Vaudeville, tengo pendiente comprarme ese álbum. Pero tengo pendientes tantas cosas.
De momento me quiero ir de vacaciones ¡las necesito!
Besos.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007