9.7.11

Félix Grande



Sé involuntaria. Sé febril. Olvida

sobre la cama hasta tu propio nombre.

No pidas. No preguntes. Arrebata y exige.

Sé una perra. Sé una alimaña.



Resuella, busca, abrasa, gime.

Atérrate, mete la mano en el abismo.

Remueve tu deseo como una herida fresca.

Piensa o musita o grita ¡Venganza!



Sé una perdida, mi amor, una perdida.



En el amor no existe

lo verdadero sin lo irreparable.


(Félix Grande)




Félix Grande (Mérida, 4 de febrero 1937) poeta, flamencólogo y crítico español.

Se le considera uno de los grandes renovadores de la poesía española de los años sesenta. Aunque nació en Mérida, Badajoz, vivió su infancia y juventud en Tomelloso (Ciudad Real), donde su abuelo era cabrero. Hijo de un guardia de asalto, era guitarrista flamenco cuando, según ha contado él mismo, decidió cambiar ese instrumento por la literatura, que en su pluma posee mucha relación con la música. En Tomelloso fue jornalero y descubrió el amor. Su obra evolucionó desde la inspiración machadiana y el compromiso social de Las piedras a una reflexión sobre el lenguaje y el erotismo. Premio Adonais en 1963 por Las piedras. Otras obras del autor son Música amenazada (1966), el libro de relatos Fábulas, visión crítica del mundo actual (1991) y el ensayo Apuntes para una poesía española de posguerra (1970). Está casado con la poeta Francisca Aguirre con la que ha tenido una hija, la también poeta, Guadalupe Grande
Aficionado a la música, letrista y guitarrista él mismo, como flamencólogo ha escrito García Lorca y el flamenco (1992), Agenda flamenca (1987), Memoria del flamenco (1995), que obtuvo el premio nacional de Flamencología, y Paco de Lucía y Camarón de la Isla (2000). Es miembro de número de la Cátedra de Flamencología y estudios folclóricos.

Logró el premio Nacional de Poesía en 1978 por Las rubáiyatas de Horacio Martín, en que se inventa un heterónimo inspirado en el Abel Martín de Antonio Machado y en el Ricardo Reis horaciano de Fernando Pessoa. Dirigió durante un tiempo la revista Cuadernos Hispanoamericanos. Al caer el Partido Socialista Obrero Español fue destituido y pleiteó para ser restituido a su cargo, lo que consiguió. Fue premio Gabriel Miró en 1966, Barcarola en 1989, premio Nacional de las Letras Españolas el año 2004, medalla de oro de Castilla-La Mancha.

Como narrador, destacan sus obras Por ejemplo, Doscientos (1968), Parábolas (1975), Lugar siniestro este mundo, caballeros (1980), Fábula (1991), Decepción (1994), El marido de Alicia (1995), Sobre el amor y la separación (1996) y La balada del abuelo palancas (2003).

Félix Grande señala que los poetas que le marcaron fueron Antonio Machado, Luis Rosales, de quien fue discípulo y amigo, y César Vallejo, entre otros.
(De Wikipedia)


4 comentarios :

gaia07 dijo...

Gran autor para un regio verano.

Besos

Carmen dijo...

tengo un separapáginas permanente en ese poema

me está gustando mucho su libro

besos

Piel dijo...

Exquisito y eròtico...

Muchas gracias por la recomendaciòn

Beso delicia

mirada dijo...

Pues me atrapa, si, bastante y mucho, lo leeré más.
Buen domingo.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007