10.4.11

Parker y la concomitancia.

Concomitancia : Acción y efecto de acompañar una cosa a otra, u obrar juntamente con ella.



Parker concomita, siempre que puede concomita, aunque esté mal dicho, aunque no se deba decir, es decir, busca obrar juntamente con Ella(s) en cuanto puede. Obrar es un amplio concepto pero usted que conoce a Parker sabe a qué me estoy refiriendo. Parker es un concomitador en el más amplio sentido de la palabra, mucho más amplio si cabe dado que la palabra no existe, es igual, la inventamos, la toleramos, ¿sí?, muchas gracias (en nombre de Parker y en el mío propio).

En busca y captura de la concomitancia Parker es capaz de muchas cosas, incluso de cantarle a Marie esta canción.

Marie es un poco como una canción de Mocedades, tan tierna, tan limpia, tan de club parroquial, tan de llevar el cantarillo a la fuente, tan Amaya (pero en guapa), tan sorprendida por ese aprendiz de poeta que le envía sonetos envueltos en hojas de lechuga, en alas de mirlos, en cortezas de melocotón ensartadas por una daga que escarba en recuerdos que están tan en el fondo que al ver la luz brillan como fuegos artificiales de fiestas de agosto y no hay quién resista el dolor de tanto tiempo pasado, de tanta alegría retenida, de enseñarte el cielo en la palma de la mano, nada por aquí, nada por allá y en un zass desaparece el universo y solo queda la soledad y el vacío, el eco y esta canción
Parker busca la concomitancia frenéticamente, se le acaba el tiempo, cree que se le acaba el tiempo y busca la belleza debajo de la vida que vive, que le vive, que le supera como una ola inmensa, que le derrota, que sabe que quiere (querer), que no sabe (del todo) lo que quiere pero que siente que el corazón se le escapa por los poros, que quiere comerse la vida y la vida le está comiendo a él como una tribu de antropófagos ansiosos y deja banderas aquí y allá, lucha en varios frentes sin saber que ha perdido todas las batallas (la guerra está perdida aún antes de empezarla) y se protege con corazas de aluminio, con gorros de bufón, con trajes que no son el suyo, que se le quedan cortos o largos, que le tira la sisa, que está aburrido de estar vestido de quién no es, que no quiere más que pasear desnudo por una playa (no tiene que ser necesariamente una playa, matiza) y sentir el viento de Groenlandia alborotándole los bigotes.


 Es domingo, Parker está sentado en una roca al lado de la sirenita de Copenhague y el sol no brillará nunca más. Me dice que se le ha acabado el saldo y que me llama a cobro revertido. Le digo que no y cuelga. Curiosamente en vez de un beep beep suena esto que me gusta tanto (y que me recuerda a una donostiarra trasplantada a la que grababa casettes y papiros)




Parole D'amore Scritte a Macchina

Memorabile... Frasi d'amore
scritte a macchina...
la nostra storia in quattro pagine...
che, raccontata ci puo' perdere...
Ah, formidabile... Il tuo
avvocato e' proprio un asino

no, certe cose non si scrivono...
che poi i giudici ne soffrono...
eh, eh,
eh... Rido perche`,
a parte lo stile del tuo legale,
sono parole tue
d' amore scritte a macchina,
baby, baby, van tanto bene per me...

(Paolo Conte)




8 comentarios :

virgi dijo...

Música por aquí, música por allí...¡clin!...el ala del mirlo se posa en mi ventana...qué romántica crueldad, pienso y me emocionan Parker, Conte y tú.
(o tú, Conte y Parker, es la misma concomitancia)
Besitos, cielo.

Pedro dijo...

virgi, Parker es un caballo pecherón uncido a una noria que sueña con verdes praderas y galopadas por el borde de una playa donde reposan los cormoranes de la duda y sin embargo un caballo. No está bien visto que un caballo vuele, cada cosa es cada cosa y una rosa es una rosa, es domingo, amanece nublado después de unos días de insólito verano y es fácil jugar al diávolo del romanticismo, lo difícil es sentirlo, sentir, tan dentro que Conte duela y Parker no deje de ser un estúpido caballo que da vueltas a la noria del amor.
(Ahora que no nos oye nadie, vivir sin amor es…bah, es como no vivir. Lo que ocurre es que…bueno, qué te voy a contar)
Un beso, guapa.

ANÓNIMA ( con mayúsculas) dijo...

Si Parker fuera un caballero no hablaría de trasplantes coronarios. Por supuesto, no lo es. No mentaría papiros secretos, ni cantantes roncosos que afectan a las arterias. Además, en Algorta también está nublado y ella se ha despertado oyendo no sé qué del alma al aire que le ha puesto la suya torcida a sólo dos pasos de aquella kasune, jolines.

Qué no, Marie, que Parker no es un caballero, te lo dice una anónima con dos pares de raices.

Pedro dijo...

ANÓNIMA, mayusculada, por supuesto que Parker no es un caballero, solo está pintado con leves trazos de carboncillo, etéreos, difuminados, no es un cirujano, no trasplanta, no es un escalador, no corona, no es real, se inventa (me lo cuenta y se inventa), pero tiene memoria, buen gusto para escoger los recuerdos (y la música) y a veces allá en su lejana Kansas se permite lujos que este humilde recolector de post osa transcribir (letra a letra, frase a frase, directo del morse al castellano) y dejar en el balcón de esta página que, ya ves, está transitada por emociones y nostalgias, por anhelos y esta mañana gris de domingo (con el día que hizo ayer, ay, ayer) a solo 20 kilómetros de aquella otra Kansas en la que ahora escuchas el silbido del alma en el aire..
Parker no es un caballero pero este que firma sí, con solo un par de raíces (tampoco hay que derrochar) pero fecundas, al menos trabajadoras, ya ves, como una hormiga, reina. Un beso.

gaia07 dijo...

Y es que, ¿qué sería Parker sin ti?

Un abrazo

Pedro dijo...

No, no, no es así gaia07
Esta página es una terapia, invento, miento, siento, me muestro y me escondo, escribo.
Un entretenimiento.
Con un peligro, llegar a confundir lo que es con lo que no, equivocar el fin con los medios, creer que lo blanco es negro y viceversa.
Al final han salido varios peligros.
Desde la ficción todo es posible pero la realidad es terca, muy, se obstina en los lunes, en lo que es, está desnuda y no siempre es atractiva.
Por suerte también los sentimientos, las emociones, son reales, también son obstinados, una fortuna para quién los posee. Aunque duelan.
Después de unos días veraniegos, llueve (aquí), así suele suceder (a quién su empresa abandona al hallar, como la mona, un principio que vencer), es lo que es, hay lo que hay, lo que é, é.
Esta página me permitió conocerte, fíjate si soy afortunado.
¿Ves? Esa es la realidad.

Anónimo dijo...

Me encanta...
¿No deberías publicar un libro con tus escritos?
Seguro que la mayoría de los que pasamos por tu página, lo compraríamos.
Muy interesante para tener en la mesita de noche y decidir su lectura según nuestro estado de ánimo.
Recibe un cálido abrazo de Marie.

mirada dijo...

:-) estoy con Marie, si por favor.
Un abrazo,

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007