Glup 2.0


 photo tumblr_ojfw7teKmt1rx0l7qo1_540_zpsxymni51m.png


30.9.09

Carmen Pascual

Les Bonbons De Madame.
Pierre Outin.


Los bombones

Es cierto, aproveché la ocasión. Hacía meses que mi instinto me decía:
- " ! Olga, esos bombones tienen que ser exquisitos.!"
Cierta tarde la señora había salido, al teatro creo recordar, fue entonces cuando mi naturaleza me llevó hasta la vitrina y con tranquilidad no exenta de una extraña atracción morbosa me dispuse a dar cuenta de aquellos bombones.
Al abrir el paquete los vi, los olí, los toqué... sentía escalofríos, al fin los iba a saborear. Probé el primero con delicadeza, mi lengua daba vueltas alrededor del manjar, el chocolate se fundía con la saliva. La sensación era arrebatadora. Era mío y me lo estaba comiendo.

Cuando toqué el segundo bombón noté una redondez sinuosa en su forma, tan solo lo sentía en mis dedos, no lo miraba. Cerré los ojos y me lo acerqué a los labios, el olor era afrutado como naranja amarga.
Lo chupé, lo mordí, le saqué el jugo, lo succioné a conciencia. Lamía cada vez más deprisa. La ansiedad me dominaba, disfrutaba, si, pero el deseo se interponía en la dulce sensación del regocijo lento y pausado que requieren las delicias más exquisitas.
Cuando hube acabado me limpié la boca con cuidado, mis manos temblaban, era presa de un efecto insólito antes en mi persona, todo mi ser emanaba sudor, goteaba de forma desmesurada.

Una especie de rubor nació de lo más dentro de mi misma. Estaba exhausta y sabía que aquello era solamente el principio.

Carmen Pascual

Carmensabes Poesía y Arte

Imagina y crea.


29.9.09

Cris Cabrera


Aquí te siento

Todos dicen que no estás
y el recuerdo de tu voz es mi sosiego.
Descansa.
Todos dicen que no estás,
y oigo el eco de tu voz que me levanta.
Despierta.

Dejé de llorar tu ausencia, mi dolor
tu silencio.

Todos dicen que no estás,
y es la risa en mi recuerdo, tu presencia
tu mirada.

Todos dicen que no estás,
y aquí te siento.

Que me queda desear, por pedir,
ser tu recuerdo.

Cris Cabrera.

(Blog: De lo cotidiano)







28.9.09

estnoM



Glup 2.0

Quiero escribir, lo necesito…
En mi cabeza se agolpan las ideas y al final nada en claro.
Voy a probar:
"Puedo escribir los versos más tristes esta noche..."
Nada, no, eso ya está escrito.
Espera, pruebo otra vez:
"Te digo adiós, y con esta despedida, el más hermoso de los sueños…"
Que no, que no hay manera.
Tengo tantas ganas de escribir como de llorar, y de eso ya hace días, demasiados. A veces creo que voy a ahogarme de tragar mis lágrimas continuamente.
A ver ahora:
"Vivo sin vivir en mí, pues tan alta vida espero…"
Esto no sale. Todo lo que se me ocurre ya está dicho.
Me siento como cuando te estás tomando un buen café, vas a dar el último sorbo, y resulta que la taza está vacía. Los labios se quedan ahí, entreabiertos, sin llegar a tocar el borde, y los ojos se clavan en el fondo esperando que por arte de magia aparezca ese trago que te faltaba para saciar tus sentidos, ése que otras veces olvidamos creyendo ya haber apurado y lo descubrimos ahí, frío, demasiado reposado, demasiado tarde.
Quiero escribir como él, poder hablar de todo sin decir nada. Expresar mis sentimientos sin que nadie se entere, ni siquiera él mismo se entiende. No quiero que él me entienda.
Unas veces cerca, otras veces inalcanzable, dando vueltas en mi cabeza entrando y saliendo.
Escribe para mí (quieres que te diga). Te lo digo, pero hazlo en la piel de tus brazos. Y me hablas de "La ausencia del amante" de "La arpista ciega" de "Una esquina al Sur" de "La euforia del músico gris", te hablo de tierras quemadas y tu mencionas los ardientes campos de cereales. Dime, ¿Decimos lo mismo? De pronto citas a Salinas, "Si me llamaras, sí, si me llamaras...". Mencionas las Variaciones Goldberg y yo te canto a Brel, me sueltas un "Ay, amor" y quieres que lo baile...
Se nos llenó la habitación de peces y laberintos, sí en eso te doy la razón. Lo que no me trago es lo de poner a Serrat por eso de la popularidad, ja!, cómo me río... Si eso es verdad, me dedicaré el resto de mi vida a hacer como Rebeca, y guardaré puñados de tierra en mis bolsillos para írmelos comiendo a granitos.
¿Y tu "Escritura emergente"? Ahí te pillé! Lo pusiste, mi nombre en tu mundo, aún sueño...
Ahora! Por fin salió, ya está. Eso es lo que revolvía mis entrañas.
Me quedo más tranquila, o no. Y sigo soñando...



estnoM

(Blog: Silencio)





27.9.09

Ybris


Amistad

Dijiste soledad y no sonaba
como suena el dolor en la estancia vacía.
Dibujaste crepúsculos nostálgicos
sobre las ruinas tristes de lo que nunca vuelve
y había un arco iris escondido.
Dejaste que el otoño te instilara
la amarilla sazón del fruto póstumo
y creció la fragancia del membrillo.
Declinaba la tarde soñolienta
en la desgana de tu cuerpo lacio
y una voz como mano sobre el hombro
te dejó su mensaje hasta tu móvil:
“El fuego está encendido y faltas tú;
tu ausencia te ha guardado el sitio reservado;
entra el frío del lado que no ocupas”.
Respondiste al momento con dedos temblorosos:
“Voy, amigo. Estaba preparado”.

Ybris.

(Blog Vacío)


26.9.09

Emma Selene Ixchel Iturriaga Sauco


Todo me es ajeno


Todo parece pintado con un color distinto, sombras sin misterio.
De los rincones de las cosas salen muecas que no entiendo.
Los ojos turbios de las mujeres, los quejidos de sus muertos.
Cada pieza de este mundo se ha alejado de mis dedos.
Inalcanzable, silencioso, austero… se ausenta de mi tiempo.

De un lado a otro, toco las puertas, oquedades sin recuerdos.
Esta lluvia no moja mi cuerpo, pasa a mi lado, sin tiento.
Lenguas muertas me llaman como en sueños, ahíto.
Estoy entonces en este sitio, aislamiento, encierro.
Sin paredes, más que la dermis de mis brazos, quieto.

Suena lejano, irreal, este viento con que me despeino.
A penas un soplo de sol me parece un exceso de luz.
Transpiro la sal de mi cuerpo, sin mirar atrás.
Estanque de dolorosos latidos, despojos por dentro.
Los reflejos me miran de soslayo, murmuran, lo sé, lo siento.

Todo, totalmente, completamente, absoluto absurdo.
Me resulta irreconocible mi propio estar ahí.
Tan quieto, niño bueno, esperando el regaño paterno.
Los ojos entornado, vueltas en la oscuridad.
Ajeno, lleno de aparadores, desfiles de deseos.

Y se deja ir tan lejos, con la rapidez de lo incierto.
Vértigo. Vida que se va muriendo. Trayecto.
Toco las cosas como con otro cuerpo.
Incapaz de sentir, cierro los ojos y anhelo.
Las mañanas de sol, ese otro tiempo.


Emma Selene Ixchel Iturriaga Sauco



Mañana: Ybris.


25.9.09

Primer agradecimiento.


....Facebook, Twitter, blogs y demás instrumentos de la llamada web 2.0 son auténticas "tecnologias del yo", por utilizar el término acuñado por Michel Foucault. Cualquier individuo puede convertirse en escritor, en periodista, exhibir su vida poniéndola al alcance de cualquiera. La nueva sociedad digital posibilita la comunicación persona a persona, nos convierte en sujetos activos, y no meramente pasivos, pero al mismo tiempo nos sumerge en el anonimato de los millones de sujetos como nosotros que pueblan esta red.

Ramon Esparza (del Seminario La construcción del sujeto en la cultura digital)



Mi reconocimiento a todos los que de una u otra forma están participando en este proyecto.


Hace unos meses hice un tímido intento con una idea similar, pero quizás no supe transmitir lo que deseaba. Ahora sí.


Si digo que no esperaba recibir colaboraciones no sería cierto. Me están enviando bastantes textos. Estoy impresionado, uno a uno rivalizan en ser muy buenos.


Metido en este lío, seguiré publicando lo que estoy recibiendo, no termina el plazo.
Si alguno de los autores no está conforme con la presentación, fotografías escogidas, letras, etc, intentaré ceñirme a sus preferencias y cambiarlo.

Y empiezo dando las gracias, como no, a todas/os aquellos que están remitiendo sus trabajos. Es un gesto desprendido, generoso, noble, valiente y demuestra un gran cariño y mucha sensibilidad. Os lo agradezco de todo corazón.

Sigo con los lectores que día a día vienen a este rincón, se encuentren con lo que se encuentren (me refiero a lo mío). No termino de entenderlo pero muchas gracias.

Y los que comentan, lo hacen tan bien, son tan buenos que a menudo eclipsan los escritos comentados (me refiero a los míos). Puedo soportarlo, tanto que también lo agradezco.

Queridos visitantes, no sé si con esto nos haremos famosos, saldremos de ese anonimato de los millones de sujetos como nosotros pero intuyo que lograremos contagiarnos de un amistoso espíritu de colaboración, lleno de buenas intenciones, magnífica literatura y potenciando una idea que nos una en algo diferente y bello.

Un fuerte abrazo



Mañana: Enma Selene Ixchel Iturriaga Sauco



24.9.09

Eva

Aleph

Primer clamor, primer grito. Origen de la escritura, de la palabra transcrita, del aullido hecho verso, de la sonámbula letra en búsqueda del significado del Verbo.
Esencia, ser, papel y tinta primigenias, manuscrito mal parido.
Música de meandros e intrínseco laberinto de incesantes incertidumbres del conocimiento incierto, de tan certero.
Primera letra, primer engendro, primer vacío, primer abismo,
primer tálamo y sustento, diáspora, conocimiento constante de la palabra primera en el escorzo del léxico.
Abecedario de un lenguaje desgajado, secular y perenne.

Impermeable a las fosas comunes como testimonio de la Historia.

Me diste la escritura, y me diste la vida, ombligo del mundo donde perderme bajo horizontes de versos en noches baldías.
Me diste la escritura, y la llenaste de magia en cada desayuno tintándola de mermeladas de todos los colores.
Me llevaste al pairo y me adormecí en tus rimas, y me relamí en ellas languideciéndome en el dédalo de tus adentros.
Pura letra laberíntica, escritura labrada en la lápida de mi inane memoria.

Eva

(Blog Madreselva)


23.9.09

Shandy


Donde Amar leva o teu nome

Quixen ser muller de Gauguin
corais e bambú
india de pel canela
pés descalzos
e nos cabelos a flor prendida.

quixen ser muller de Modigliani
na transparenza do corpo feble e espido
na brancura das nádegas e dos peitos
e envisarme
pensarme para dentro.

Quixen ser
bailarina de Degas
solitaria lectora de Edward Hopper
e talvez quixen ser
muller etérea de Tamara de Lempicka
Talvez quixen…

Agora quero ser
india en ti
pel canela
pés descalzos
corpo feble e espido
brancura de nádegas e peitos

Agora
quero ser a muller que ti nomeas
terra sementada, xermolada,
amolecida pola auga que percuras
para empreñarme de ti e tatuarme na túa pel
para que cinceles coa túa boca cada anaco de min
e cos teus dedos
–metal pesado-
fures cada meu recanto

E con tempo lento, meu amor,
percorras os cuartos interiores meus
donde amar leva o teu nome.




Donde Amar lleva tu nombre

Quise ser mujer de Gauguin
corales y bambú
india de piel canela
pies descalzos
y una flor prendida en el pelo.

Quise ser mujer de Modigliani
en la transparencia del cuerpo frágil y desnudo
en la blancura de las nalgas y los pechos
Y ensimismarme
pensarme para dentro.

Quise ser
bailarina de Degas
solitaria lectora de Edward Hopper
y tal vez quise ser
mujer etérea de Tamara de Lempicka
Tal vez quise...

Ahora quiero ser
india en ti
piel canela
pies descalzos
cuerpo frágil y desnudo
blancura de nalgas y pechos.

Ahora
quiero ser la mujer que tú nombras
tierra sementada, germinada,
ablandada por el agua que procuras
para empreñarme de ti y tatuarme en tu piel
para que cinceles con tu boca cada parte de mí
y con tus manos
-metal pesado-
moldees todas mis esquinas

Y con tiempo lento, amor,
recorras mis cuartos interiores
donde amar lleva tu nombre.

Shandy

(Blog:sinpermisodetucaranilicenciadeustedes)




22.9.09

. Arantza G.


Lobas.
Mujeres sin complejos, ataviadas de miles de formas, compensadas con una edad inequívoca.
Buscan refugio para poder hablar, sin miedo, sin sombras que interrumpan su paz.
Miran suspicaces, creando un cerco que ahuyente a los intrusos.
Forman grupos en los que no entra el enemigo.
Los demás, los otros, solo son extraños, no tienen derecho a meterse en su historia, sus conversaciones son alto secreto. Odian a los espías…
Son lobas. Su grupo es cerrado.


21.9.09

Tesa



CIEGA

Camino.
Me paro.
Te miro.
No te veo, no sé leer.
Adivinarte es tan arriesgado
que tomo impulso, cerrando los ojos,
para lanzarme al vacío.
Quizá merezca la pena
y me decida de una vez por todas.
Tal vez seas el asidero
para sujetar la cobardía,
o sólo una imagen
para amontonar junto a otras.
Sé que estás ahí
...pero no te veo.

Tesa

(Blog: Estoy de paso)






20.9.09

Con el culo al aire.

Así estoy quedando.
Tres colaboraciones (magníficas, eso sí).
¿Será posible?
Y eso que...

¿Qué puede la poesía?. Releo: Hay un tipo de hablante que vive la relación para con la lengua como goce, es decir, como pérdida, dolor y placer mezclados. Ese tipo es lo que se llama un escritor, más aún, un poeta. Ése escribe forzosamente contra. Contra su propio sometimiento, contra lo que el mundo alrededor de él maquina como fuerzas de avasallamiento, contra la totalidad contractual de la lengua, contra lo que esta fatalidad engendra como fuerza de sumisión a la estupidez del mundo, al sistema idólatra de las representaciones habituales, a la presión de la comunicación vacía. Para ése al que la lengua inquieta hay una necesidad, trabajando la lengua, de resistir a la presión de la misma lengua y de excavar en la lengua muerta...

¿Ni así?

Pues me enfado y no respiro.
Hale.
Anda, queridos escritores, mandarme algo que es mejor pedir que robar.
Os espero con un ramo de flores.

Enviar vuestros textos a:

Debes saber que cada vez que publicas tu dirección en algún sitio estás creando una nueva fuente de entrada de spam. Los spammers tienen robots que se dedican a rastrear las páginas web en busca de direcciones de correo-e para añadirlas a sus bases de datos y enviarte (todavía más) spam. Si bien los filtros anti-spam funcionan bastante bien hay una opción sencilla para evitar que los robots puedan reconocer la direcciones de correo, lo único que hay que hacer es convertir tu dirección de correo en una imagen.


Por mi parte, como veis, sigo escribiendo


19.9.09

Quiero una oportunidad.

Destino

Matamos lo que amamos. Lo demás
no ha estado vivo nunca.
Ninguno está tan cerca. A ningún otro hiere
un olvido, una ausencia, a veces menos.
Matamos lo que amamos. ¡Que cese esta asfixia
de respirar con un pulmón ajeno!
El aire no es bastante
para los dos. Y no basta la tierra
para los cuerpos juntos
y la ración de la esperanza es poca
y el dolor no se puede compartir.

El hombre es anima de soledades,
ciervo con una flecha en el ijar
que huye y se desangra.

Ah, pero el odio, su fijeza insomne
de pupilas de vidrio; su actitud
que es a la vez reposo y amenaza.

El ciervo va a beber y en el agua aparece
el reflejo del tigre.

El ciervo bebe el agua y la imagen. Se vuelve
-antes que lo devoren- (cómplice, fascinado)
igual a su enemigo.

Damos la vida sólo a lo que odiamos

Rosario Castellanos

Este es un intento de seducción.

Fssssssh.

Se me está terminando la imaginación y quiero aprovecharme de la vuestra.

Esta página se honra con comentaristas que dejan aquí perlas, preciosos textos, intensos, líricos, profundos, tan ingeniosos que da pena puedan pasar desapercibidos. Es un desperdicio. Lo agradezco profundamente pero estimo que merecen más difusión.

Ya, ya sé que la mayoría tenéis página propia, que dejáis allí vuestros trabajos y que bastante tenéis con eso. Sin embargo, mi egoísmo y, sobre todo, este cansancio de otoño, me obliga a convertirme en un pedigüeño, en un escritor exhausto, con la mano tendida.

Quiero vuestra ayuda. Help (I need somebody). Necesito vuestros escritos, un post, tres líneas, diez, una joya literaria, un texto que luzca aquí.

Esto no es lo que parece, no es un atraco, no es un timo, no es un pájaro, no es un avión, es una sincera petición de hoy por mí mañana por ti.

Solo quiero a los que se arriesguen, los valientes, los desprendidos, los generosos, los buenos, los que quieran experimentar nuevos cauces, los que me envíen un texto, el que más les guste, o el que menos, algo.

¿Quién dijo miedo?

Me temo que soy mal seductor pero buen jugador. Me apuesto 1 euro, uno, que me envían más de tres textos.

Las fotos las pongo yo (y Google).


Enviar a : Glup 2.0 (Dirección en mi perfil)


18.9.09

Mujer descubierta detrás de los visillos.

Discurso del método

Y terminar con la imaginación,
con los fantasmas de reemplazo, la invención obscena,
esta fácil ternura del recuerdo a pieacere,
para con otra facultad más entrañable
ponerte frente, alzarte como eres, obligarte
de luz y de verdad a ser de nuevo
la copa y el rumor de pájaros
sobre el tronco desnudo.

(Julio Cortázar)

Mujer descubierta detrás de los visillos, tocan las guitarras flamencas en tu honor, palmean los gitanos, canta un niño rubio con un ay y mírame, aquí, taconeando por ti, por tu recuerdo, vestido de lunares y de frío.

Amada inmóvil, seductora en tu silencio, los ancianos pasan por la puerta de tu cuarto para verte dormida, pagan con vanos temblores su deseo suspendido, nunca logrado, lo imposible, verde esperanza de nada.

Una mirada al alma apenas es una figura, una forma de hablar, un apunte para trascender lo intrascendente, es vano, inútil. Te regalo mis cadenas, el caballo para las huidas y esas rocas de Finisterre que añoro algunos días, cuando llora el atardecer.

Esta noche está llena de ausencias, de barcas rotas en el Faro do Roncudo, de agujeros negros en el cielo. Sin embargo, desde la ventana llega el ruido de los televisores, la música en la calle, un grito a lo lejos. Las estrellas, mudas.

Amada a la que no amo, aunque deseo, cada día entiendo menos esto que te digo, así, tan mezclado, la verdad, lo que imagino, lo que un duende azul me pone en la lengua algunos momentos de rocío y temblor en una esquina de eso que dicen es el sentimiento.

Pero te recuerdo ahora y te lo digo.

Y te beso.

Tan lejos.

(Los dos cuadros de ISABEL GUERRA)


17.9.09

Dos gallos.

Puedes acariciar a la gente con palabras. (F. Scott Fitgerald)




Lo conté aquí.
Hace unos años me entrenaba en el club Deportivo. Era bueno, muy bueno, nadaba rápido. En aquella pequeña piscina de 25 metros logré triunfos importantes, me acostumbré a ver mi nombre en los periódicos. Los dorsales y tríceps bien marcados me permitían pavonearme. “Es nadador”- decían mis amistades.
En la playa hacía absurdos alardes, me iba nadando hasta las boyas que marcaban los límites, intentaba salvar a los imprudentes, rescataba a los ahogados con sus cuerpos deformados que flotaban más allá de la entrada del puerto.
Como aquella tarde que saqué del agua a un hombre que tuvo un ataque al corazón cuando se bañaba con sus hijos pequeños. A él no pude salvarle la vida pero sí a los tres niños que gritaban entre las olas.
O aquel grueso surfista que se quedó sin tabla y la resaca lo llevaba hasta el acantilado. Fue peligroso pero conseguimos salir. Ni me dio las gracias.
Tengo muchas de estas historias, pero no es esto lo que quiero contar.




Álvaro era la estrella del club Naútico de Portugalete. Practicábamos las mismas especialidades, crawl y espalda. Sus marcas eran parecidas a las mías.
Coincidíamos en edad pero no en lugares de ocio, él vivía en la margen izquierda. Era guapo.
En los juegos provinciales, en 100 metros libres me ganó por una décima. En los previos a la olimpiada le saqué cuatro décimas en 100 metros espalda.
En el borde de la piscina ni siquiera nos mirábamos.
Una noche coincidimos en un garito de Santurce. Mis amigos me lo hicieron notar –ahí está Álvaro-. Pero no nos hablamos.
Fue cuando salía con Karmele.
Estábamos en un club, bailando. Al sentarnos, en la oscuridad de aquel antro apareció Álvaro, se dirigió primero a ella –te gustan los deportistas, ¿eh?-.
Después me miró, extendió su mano y dijo –hola, Pedro.
Nada más, no dijo nada más.
Marcó territorio, me hizo saber que había salido con ella.
Un mes después empecé a trabajar, dejé la natación, a Karmele, no volví a ver a Álvaro.


Los años han pasado.
No he llegado a nada, sigo en el almacén. Me piden clavos y sé en qué balda están y cuantos tenemos. Me piden pernos y lo mismo. No necesito ordenador, tengo memoria. Ahora la empresa está pensando en ofrecerme una jubilación anticipada.
Tampoco me he casado, tuve relación con una mujer varios años pero me dejó por un oficinista, un estrecho que vivía en el centro. De esto hace tiempo, de todo hace tiempo.
Tengo amigos, una cuadrilla, tomamos vinos por el Casco Viejo.

Anoche le vi.
En realidad me vio él.
Se acerca un tipo y me dice –hola, Pedro-.
No reconocí a aquel individuo mal vestido, con barba de varios días, con pinta de colgado.
Soy Álvaro- me dice.
Perdona, no te conozco- y seguí hablando con los colegas.
Se marchó con paso vacilante, parecía estar bastante perjudicado.
Una semana después no me lo puedo quitar de la cabeza.
¿Por qué fingí no reconocerle?
Si él está así ¿cómo estoy yo?
Esta puta vida es una ruina.




16.9.09

A la noche.


Los suicidios de empleados de France Telecom obligan a actuar al Gobierno.

Ya son 23 los trabajadores que se han quitado la vida y los sindicatos lo achacan al plan de reestructuración del grupo galo

El ministro de trabajo se reunirá con el presidente de la compañía
Los suicidios de trabajadores de la empresa France Télécom, primer operador de telecomunicaciones y antiguo monopolio en Francia, han obligado a intervenir al Gobierno galo, que se reúne desde hoy con responsables del grupo. Después de 23 suicidios, el último de ellos el pasado viernes, el de una mujer de 32 años que se arrojó por la ventana de su oficina, el Ejecutivo prepara el envío del Director General de Trabajo a la empresa y la reunión con el presidente de la compañía.

La intervención del Gobierno viene precedida de duras críticas de los sindicatos, que han atacado las decisiones adoptadas por France Télécom en materia de traslados internos de trabajadores, que ven el origen de las trágicas muertes de los últimos meses.

Los sindicatos critican la gestión de la empresa en el proceso de reestructuración emprendido para hacer frente a la competencia a la que está expuesta desde que perdió su situación de monopolio, que ha conllevado la reducción de su plantilla en más de 20.000 personas, según los representantes de los trabajadores. Actualmente emplea a unos 100.000 trabajadores.
La semana pasada otro empleado había intentado suicidarse apuñalándose en el estómago en plena reunión de empresa.

Negociación

El ministro de Trabajo, Xavier Darcos, tiene previsto reunirse con el presidente de France Télécom, Didier Lombard, para abordar la situación en relación con las condiciones de seguridad del trabajo en la compañía. Fuentes del Ministerio ya han adelantado que Darcos solicitará a la empresa que negocie con los representantes de los trabajadores la aplicación de los acuerdos sobre prevención de situaciones de estrés laboral, un convenio alcanzado en noviembre de 2008.
France Télécom ha anunciado la suspensión provisional de las medidas de traslados internos y ha comunicado que tiene previsto abrir esta semana negociaciones con los representantes sindicales.
La propia dirección de la empresa, según informó la prensa francesa, admitió que el último suicidio se produjo después de que la mujer que se mató lanzándose al vacío desde su oficina supiera que le cambiaban de jefe en su equipo. La muerte de la trabajadora del grupo galo de telecomunicaciones es la última de una serie que comenzó en febrero de 2008 y que ha coincidido con la aplicación de planes de reestructuración interna de su plantilla.

France Télécom tuvo 2.559 millones de euros de beneficio en el primer semestre de 2009, el 4,3% menos que en el mismo periodo de 2008, y las perspectivas son que su resultado operativo vuelva a empeorar en la segunda mitad del año.




Pasó el día claro con sus horas desnudas, nada más.

Está lleno de magia y ellos no lo saben. Está lleno de momentos ordenados en sus cajas, para luego.

Tanto recordar quién dormía ayer con su nariz en mi pecho, me olvidé de quién dormirá mañana, contándome cuentos cuando tenga miedo de la muerte, engañándome, bah, no es nada, pronto pasará.

Lágrimas oscuras sobre la hierba que ya nadie corta (está el jardín abandonado).
Escribir por escribir, hablar por hablar en la noche del miércoles sin bostezos, tan rápido que casi es jueves.

Quizá este cansancio, esta tos –me he pasado el día tosiendo- sea el otoño, o quizá el alma columpiándose en el tendedero, entre la ropa que la lluvia mojó.

Esas cosas. No siempre estoy con ganas de escribir.
Pero tú sabes. ¿A que sí?
Hoy tampoco llegó el cartero.
¿Lo estás pasando bien?

Creo que volveré solo a Estambul.

(Ana Juan)

“Es más fuerte la sed
que el miedo al veneno.”

(Elliot)


15.9.09

Por la tarde.

Tout cela ne vaut pas le poison que découle
de tes yeux verts,
lacs où mon âme tremble.

(Baudelaire)

Soy un hombre cualquiera, uno que te escribe, sólo a ti, con sentimiento, dedicado a ti, sola, única, pensándote ahora. Este hombre normal está pensando en ti. Y se regocija. Tu recuerdo me hace feliz, pensar en ti me hace feliz, tú, tus ojos, tu cara dulce, tu cara alegre, riendo, mirándome.

Me repito, doy vueltas, giro sobre una o dos ideas, sin dejar de mirarte, te veo.
Y me siento, no espero, estoy calmado, mirando cerca y lejos, no te llamo, no te pido, no me canso.

Estoy aquí, lo sabes.

No te cuento cosas que también he hecho ¿no serán importantes?, ¿será que remarco solo aquello que me parece digno de contarte? No te he contado cómo te “veo” por la calle cuando camino. Ni cuando cierro los ojos y estás ahí. O cuando miro al mudo celular. O cuando añoro tanto tu voz. Cuando recuerdo como me acariciaste la espalda el viernes pasado, me besabas el cuello, tiernamente me besabas los ojos, fuiste muy, muy dulce conmigo.
Luego sigo, la familia me espera para cenar.

14.9.09

A la mañana.

Veo pasar los hombres, los muchachos, algunos
tan hermosos
con sus sacos de arena

pero son de otra especie aquellos que amo yo.

(Esperanza Ortega)



Sé que estás ahí pero ¿dónde?
Me escondo bajo tu falda para verte mientras lees una larga carta de ausencias turcas.
Bajo tu falda te veo, sentada, leyendo.
Te miro.
Hay maneras de leer.
Escuchas lo que te he escrito.
Hay cosas que no te escribo (o que pienso que no te escribo) y sin embargo las lees.
Lenguaje roto.
Fragmentos de los que quisiera decirte.
Frases incompletas.
No sé definir nuestros gemidos, los ruidos cuando nos amamos; no puedo escribirlos, repetirlos, pintarlos, dibujarlos, ni siquiera bosquejarlos.
Lees ahora lo que estoy escribiendo ahora.
Viajas por las palabras como viajaré a Turquía, volando sobre nubes, viendo anochecer ahí arriba ¿Veré amanecer?
Ahora esperas que vuelva pero, sin irme aún, ya he vuelto.
Y me lees.




No pierdan el tiempo con esta película.


13.9.09

De madrugada.


“En el mar le esperaba la belleza,

su séquito de insomnios...”

(Aurora Luque)



De madrugada leo con interés tus cartas antiguas.

Leo, releo, leo y veo, busco y no encuentro, lo pierdo, lo reencuentro, voy y vengo por las páginas que me acercan y alejan, imagino un país que no imagino, la noche cálida de monumentos y zocos.

¿Cómo he podido vivir sin conocerte?
Respuesta: mal, incompleto, a tientas, buscando en el aire de nadie.

Aquí estoy, aprendiendo a vivir en tu distancia.






Una película compleja, emotiva, dura, plena de sensibilidad y ternura.
Nos hace sentir y pensar.
Un mundo diferente
¿Es el nuestro?


12.9.09

Arganza.

Hay que estar siempre ebrio. Nada más: ése es todo el asunto. Para no sentir el horrible peso del Tiempo que os fatiga la espalda y os inclina hacia la tierra, tenéis que embriagaros sin tregua. Pero ¿de qué? De vino, de poesía o de virtud, como queráis. Pero embriagaros. Y si alguna vez, en las escalinatas de un palacio, sobre la hierba verde de una cuneta, en la lúgubre soledad de vuestra habitación, os despertáis, habiendo disminuido o desaparecido la embriaguez, preguntad al viento, a la ola, a la estrella, al pájaro, al reloj, a todo lo que huye, a todo lo que gime, a todo lo que rueda, a todo lo que canta, a todo lo que habla, preguntad qué hora es; y el viento, la ola, la estrella, el pájaro, el reloj, os contestarán: " ¡Es la hora de embriagarse! ¡Para no ser los esclavos martirizados del Tiempo, embriagaos; embriagaos sin cesar! De vino, de poesía o de virtud, como queráis." (BAUDELAIRE, CH. El Spleen de Paris, Ed. Fontamara, Barcelona, 1979. p. 103.)



El bar del pueblo. “Hay pulpo”. También es tienda de comestibles. Desde fuera parece un cuadro de...no sé, un Hooper sin el reflejo del sol, sin sol. Fuera, a la izquierda, una señora sentada que nos mira al pasar; a la derecha un hombre dormido; en el centro un anciano marroquí que intenta negociar con alfombras y tres lámparas viejas. “Se vende luz”.

Compramos patatas, huevos y dos cebollas para una tortilla, pan y unos helados para el postre. Los tomates y las lechugas serán de la huerta de la finca.

Al salir, mientras metemos las bolsas en el coche, escucho algo a mis espaldas.

- Hijo de puta, español, ahí, tan derecho, hijo de puta, español, sí, tú, tan tieso.

Y la mujer de la puerta me mira agresivamente mientras me insulta. El hombre de la derecha asiente con la cabeza.

No les hagas caso -dice Juan- son los locos del pueblo.

Nos vamos, pero en la mirada de esa mujer, además de locura, había un odio infinito.

Jamás había estado en ese pueblo.


11.9.09

Mi vida es el blog.


Mi vida es el blog, el resto es apenas supervivencia, trabajar, comer, dormir, esas actividades necesarias para poder estar frente a esta pantalla mágica que me mantiene y da sentido a mi existencia.
Mi matrimonio, mis hijos son apenas una excusa para encontrar temas para el blog. Como mi familia es bastante aburrida –solo hablan, comen y duermen-, debo dedicarme a múltiples actividades a la búsqueda de temas interesantes que atrapen a los lectores.
Así, con seudónimo, he publicado importantes libros, me he dedicado a la pesca del bacalao en Terranova, a la pintura de frescos en Florencia, al cultivo de la orquídea negra, al amor libre, a la recolección de la fresa en Lepe, al robo con escalo, a vender mi sangre, a investigar las miserias humanas, un sinfín de actividades con el único objetivo de tener las experiencias necesarias para poder plasmarlo en desbordantes post que reciban comentarios interminables.
No es tan fácil, además que los ojos se me están quedando cuadrados, estoy teniendo serias dificultades para compaginar tanto movimiento. La otra noche, sin ir más lejos, no pude consumar el amor con mi pareja ya que no encontraba la entrada USB –se enfadó mucho, claro-. En cambio con mi amante andaluza fui capaz de tener una relación vía webcam -bastante satisfactoria por cierto-. Estas cosillas las cuento y algunos aplauden, ya, pero tiene un punto trágico.
Un problema añadido es que se me está olvidando hablar. Escribir, escribo, mucho, demasiado, pero hablar, apenas. Al menos mi santa se queja de eso “Paco –ella me llama así- nunca me dices nada”. Y yo, “sí, cariño, ahora voy” (aunque nunca voy, casi no recuerdo como es su cara). Es que esto del blog, ya sabéis, te come mucho tiempo, te lo devora. Que te comentan y lo contestas, que vives pendiente de las visitas, de saber cuántos te han entrado ayer, de si ha quedado bien la foto de arriba, la de abajo, la longitud de los textos, los colorines.
Luego está lo de los amores; enamorarse de cuatro o cinco personas a la vez es tremendamente complicado, aunque sea por carta. Que tarde o temprano quieren conocerte. Que vayas. O vienen. Y tienes que inventarte un cursillo de macramé en Cádiz, o unos juegos florales en Cuenca, que mi santa se lo cree todo. Ellas, las cuatro o cinco, no, pero ¿a quién le importa?, si tú eres el tres de sus cuatro o cinco, si todo es exagerado, o mentira, o ilusiones.

Los cuentos de la guerra (de nuestra guerra) que suelo dejar no son ciertos, no me han ocurrido a mí. Me lo contó mi abuelo Ramón cuando aún no existían los blogs, cuando aún tenía una vida familiar anormal -lo normal es esto, vivir para contarlo-. Los tenía en algún lugar de la memoria y adorno los recuerdos. Otros cuentos si son ciertos.
Como lo del robo. Quería recrear lo que se siente al decir eso de “la bolsa o la vida”. Me puse una capucha y frente a la ventanilla del BBVA se lo dije al señor de gafas que atendía el mostrador. No me entendió hasta la tercera vez que le grité “que la bolsa o la vida, la pasta”. Con la inexperiencia, con las prisas no me di cuenta que no llevaba pistola ni nada y el señor de gafas me dijo que volviese otro día. Lo conté aquí, modificado, y no lo entendió nadie, posiblemente pensaron que me lo había inventado o que era una broma.
Vaya, qué lástima, ahora mismo me avisa el presidente de la comunidad que van a cortar la luz. Con todo lo que tenía para contar. Bajo a un ciber y luego sigo.
Ilustraciones :Kyril Arkadiev

10.9.09

Alpendre.

La elocuencia no está en el que habla, sino en el que oye; si no precede esa afición en el que oye, no hay retórica que alcance, y si precede, todo es retórica del que habla. (Fray Martín Sarmiento)


Se apagaron los cuerpos y el amor se volvió transparente, se nos fue de las manos, flor deshojada que flota en el río. El agua, que era luz, se volvió sombra, noche extrema que fluía por las riberas de la soledad, tan dura, tan larga.

Interpreto las miradas de ceniza y extiendo palabras como hilos de cobre temblando mientras busco la rama donde asirme, el ruido en la buhardilla, el de la madrugada, una habitación saturada de profetas, el verbo pálido, el incansable frío desde las semillas derramadas.

Me aburre el temblor de mis labios al musitar ese nombre en las alcobas con ancianos desolados, ebrios de monjas y visitas de familiares lejanos, de candidatos a una firma, un código, un lugar, ahí está enterrado. Por eso van, los viernes, aún esperan un gesto, un cabeceo, el índice señalando, una herencia. No.

Estas cosas dicen que digo, que escribo, que dejo aquí sin importarme el rubor, el nombre, sin tener en cuenta que los días se hacen más cortos y el otoño.

Malditos amores reencontrados.


Traductor

Se quedaron

Lo que hay.

Algunas ilustraciones, fotografías, dibujos, etc, que acompañan a los textos han sido
tomadas de internet y puede que no conste su autor.
Si algún propietario no desea que figuren en este blog, me lo comunica y las retiro.

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com

counter to blogger