15.10.09

Al compás del columpio.


-->


Amiga mía, un poeta es una mentira, ni siquiera una verdad tendida al viento de la nada. Golpean las ramas del sauce en tu ventana.

No puedes dormir y yo tampoco.

Un poeta no sirve para comérselo, ni para vestirlo en una fiesta, ni para correr demasiado. Nunca dormirá a tu lado cada noche.

Un poeta es un aroma en un plato sin sopa. Él quiere gustarte, meter su cuchara en la humeante olla de tu mente, probarte, saber de tus delirios.

¿A qué saben tus miedos?

Un poeta es una apuesta, la certeza de la pérdida, la distancia entre el temblor y el desamparo, una caricia sobre la sábana del aire.

Estamos tan lejos que no hay medio de locomoción que nos acerque mejor que la palabra. Por eso nos hablamos, rimamos, decimos y seguimos tan separados como entonces, como siempre.

Amiga mía, un poeta es una pérdida de tiempo, un disturbio, un infractor de lo que tú quieres que sea.


Vale, déjalo, tres con las que saques, sigamos meciéndonos en el columpio y la próxima ronda es mía.

(Sabes que lo he escrito para tí)



19 comentarios :

Anónimo dijo...

Y si.. "un poeta es un fingidor"Diría Pessoa.
No puedo dejar de leerte.
Como en estado de Gracia, desde Argentina.

Arantza G. dijo...

Pues me voy afligida...
Qué pena ¿no?
Besos

mabel g. c. dijo...

Son tres, vale, ganaste. Pero pagas tú, con lo que tengas acumulado de verdad en la vigilia...

No sé a qué sabrán sus miedos, a mí los insomnios me huelen últimamente a café. Afortunada, ella, la receptora.

Me ha encantado, hechizado, estoy a punto de salir volando... y sin escoba, que es lo que más me sorprende.

Un besazo.

mabel g. c. dijo...

¡Jolines, me has engañado, eran cuatro!

Guada dijo...

Un poeta produce ganas de vivir.
Interés por el arte, inquietud por el bien hacer.
Gracias por escribir para nosotros, Pedro. Por crear, y por alimentarnos.

Besos, muchos, muchos, muchos.

mi nombre es alma dijo...

Un poeta es un mentiroso que escribe lo que quieren los demás fingiendo que es él quien lo cree.

Un abrazo

Magnolio dijo...

Tienes toda la razón, un poeta sólo sirve para escribir poemas, pero, además, puede ocurrir lo que dice Lesky - ¿dónde encuentras esos poetas tan raros? -: que la palabra se haga cuerpo.

Lo juro: una vez me pasó.

gaia07 dijo...

Hasta que te das cuenta que es la palabra, y sola ella, la que nos acerca y borra el sabor del miedo.

Es un placer esto de columpiarse contigo.

PS. (Y si a la que sabe no le gusta que se coja otro columpio)

Єѕтnoм dijo...

Tú siempre haciendo trampas.
Lo de "a qué saben tus miedos?" me ha recordado un famoso anuncio (y a ti también ;-p)
Besos, poeta.

Ventana indiscreta dijo...

Sir Peter, ésto no te o digo yo, que creo en los poetas, o mejor que creo en la palabra acogedora. Ésto lo dice alguien, quién, qué más da, al fin y al cabo de una mentira se trata:

Hay demasiados versos en el mundo. Como el canalla que engendra y abandona, echa a andar otro atajo aunque nadie lo exija ni lo espere. Los veo formarse indefensos y salir en busca de alguien que los resguarde. La inmensa mayoría les da la espalda. Cuando ellos se acercan las personas desvían la mirada y hacen como si los versos no existieran.
En su desamparo los versos se drogan aspirando la Nada y se quedan inertes en la esquina. Algunos se dan valor para entrar en los lugares públicos. Tampoco allí los toman en cuenta y el personal los expulsa de mala manera.
Entonces suben a los vagones del metro e intentan pregonar su mercancía entre la hostilidad, el desprecio o cuando menos la indiferencia de los pasajeros. No les queda más remedio que entrar en las casas cuando nadie los ve y tratar de abrirse camino en los ojos, el oído y la mente de quienes no los ha invitado.
Cómo no vivirte agradecido si tú los recoges por un instante y los vuelves parte de tu voz interior, de tu respiración y el rítmico fluir de tu sangre. Al menos por esta noche los versos de la calle, los hijos de la inconsciencia y la intemperie, están a salvo. Mañana, quién sabe. Sólo hay algo seguro: dentro de poco ellos también se habrán evaporado. Nuevas legiones atestarán la ciudades.

Beso de media noche, locomotora bilbaína, ¿a vapor, diesel, a carbón?

eva-la-zarzamora dijo...

Si corre por tu cuenta, me la tomo.
Bs

Shandy dijo...

"Excepto los poetas,
¿hay alguien más en el mundo
capaz de nadar en una piscina sin agua?"
Me seguiré columpiando, con los buenos poetas. Y tú, Pedro Glup, eres uno de ellos.
Sobre el texto de Hazi Leskiy... qué duda cabe, Pedro Glup, qué duda cabe: "abrazaré ese cuerpo y lo acostaré a mi lado".
Pedro,los últimos textos son muy buenos.
Besos

Mayte dijo...

1. Un poeta...abismo. Sí.

2. Bikiños tres por si acaso :P

3. Salgo de puntillas, siempre.

Tempero dijo...

Me dijiste al compás del columpio. Nada de eso. Que yo sepa, el compás instruye hasta los trescientos sesenta grados, y sí, nosotros hemos girado y girado sobre nosotros, intentándolo todo, y nada, que nunca he tenido esa sensación de plenitud, que el arco del columpio es a lo sumo ciento treinta grados, ya sabes lo que te dije, confía en la gravedad, que yo te doy fuerte, rápido, que no te caerás, que la inercia lo hace todo, y tú que no, que el miedo, que si el amor circunstancial, y yo que si el amor redondo, circunferencial, qué me digo, que me arranco en poeta de la geometría, si le diera un beso y echásemos un polvo seguro que aventajaría a todos los poetas, pero que sí, que yo quiero enhebrar una circunferencia columpiándome o sin columpiarme, efectuando versos o sin efectuarlos.
Lo que no quiero es ese compás de espera.
Te quiero.

ybris dijo...

Deliciosa y sorprendente mentira la del auténtico poeta.
Justo como el golpeteo en nuestra ventana de las ramas del sauce movidas por el viento.
No es útil sino aromático y sensitivo.
Quizás exactamente caricia sobre la sábana del aire.
O palabra de acercamiento.

Un abrazo.

Tinta de aterrizaje dijo...

Siempre me infligió con sus versos.
Su infracción no fue otra sino el residuo de lentitud hacia mí.
Por eso, aunque me mintiera después, jamás dejará de serlo.

Besos.

ane dijo...

un placer, siempre ;)

Pedro dijo...

Anónimo, me alegro (que no puedas dejar de leerme).
Saludos.


Depende Arantza G., del punto de vista.
Besos


mabel g. c. la receptora se ha sentido desafortunada (al menos una de ellas).
Beso intenso.


mabel g. c. el poeta es un engañador, sí, eran cuatro


Guada la alimentación es mutua y las ganas de vivir están compartidas. También el interés por el arte, la inquietud por el bien hacer.
Lo que no comparto es el cariño que te tengo, ese es solo para ti.
Besos, muchísimos.


O no mi nombre es alma, quizás el mentiroso sea quién lee y finge que no lo cree.
O quizás no lo siente y entonces además es un desafortunado lector.
Puede ser.


Magnolio, no estoy de acuerdo, un poeta sirve lo mismo para un roto que para un descosido.
Sí, como dices, te pasó, lo sabrás bien.
(Otra cosa es que no te atrevas).


gaia07 este columpio es de quita y pon (recuerdo un columpio de mi infancia, lo puso mi padre en el pasillo, colgado de unos recios clavos en una viga).
Aunque no parezca, en esta página, algunos quieren columpiarse, mal, me doy cuenta cada vez que lo hacen. No digo nada por evitar la III Guerra Mundial, pero algún día me hartaré.

Pero contigo me resulta muy placentero columpiarse, solos tú y yo.

PS. (Sí, sí le gusta, aunque diga lo contrario)


Perdona Єѕтnoм, ¿y si te digo que me lo copiaron?
Nunca he hecho trampas. Y menos para que me quieran.
Pero soy de Bilbao, ya sabes.
Besos, reina.


Ventana indiscreta, el tuyo sí que es un comentario. Olé.
Mis hijos/poemas están engendrados con amor, al calor de la lumbre o bajo la luna, están llenos de pasión y jamás los dejaría en un hospicio, al contrario, aquí viven, a mi vera, míralos como saltan y como los jalean.
Quizás no sea una fiesta literaria, pero sí es una zambra amorosa.
Esta locomotora es de muslos y músculos. Y se alimenta bien (ya sabes, lo de la nueva cocina vasca. Incluso la vieja). B e s o s.



Vale eva-la-zarzamora, también pongo las almendras. Bs.



Shandy, tus elogios siempre los pongo sobre el armario, así los veo siempre, brillan por las noches y te recuerdo.
Muchas gracias. Besos



Mayte, un día me enamoré de una poeta y todavía sigo cayendo...aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah.
(Besos mientras aún caigo)


Tempero, tú y yo sabemos que escribes muy bien.
Lo que yo no sé es si lees lo que escribo o si comentas a tu bola según tu voluntad o la luna o qué.
Sea como sea te lo agradezco. Qué nivel (Maribel)
Un abrazo y buen fin de semana.


ybris qué bien que vienes, tienes a la peña preocupada.
Ayer mismo me decía Isabel que no durmió pensando en si te había ocurrido algo malo. También me lo dijo Arantza. Y lo he leído en varios blogs.
Chaval, no nos des sustos.
Te queremos.
Un abrazo.



Mira Tinta de aterrizaje, a mí me infligen y me lío a tortas que no paro. Hasta ahí podíamos llegar. Y de residuos nada, o todo o a otro perro con ese hueso.
Buen humeo, buen fin de semana
Besos, dos.

Ane, el placer es mío (¿Cómo has llegado aquí?)

Єѕтnoм dijo...

jeje, te copio hasta yo...
guapo!

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007