Glup 2.0


 photo ra1_zpsczgcmpzb.jpg


30.4.09

Sentado en la mitad del jueves.


Estoy sentado en la mitad del jueves, busco lo que no es, las cajas están ordenadas, numeradas, los calendarios se apilan sin eclipses y extiendo los brazos como un profeta para que los días caminen así, paso a paso, sin correr, sin pararse, sin cansancio.

Miro alrededor, fuera, los planetas giran en sus órbitas, sin sobresaltos, tal y como debe ser, no hay noticias del solsticio, ni de la lechuza, el mundo está donde estaba, soy Otro, soy ajeno a lo otro, a la fragilidad, soy lo que me queda por vivir.

Me levanto, me quiero mirar dentro y las murallas rechazan a Josué y a las trompetas, los ejércitos del pudor no me dejan ver (me), hay mil insectos enamorados entre la hierba y el jardinero es un dios malhumorado. Ay, atrevimiento de entrar en el jardín donde cada flor está llena de color, olor, una función estética o aroma de abejas zumbando, girando, sin atreverse a posar el vuelo no vaya a ser qué, no vaya a ser, vuelo constante, círculos en la nada.

Oh, viento rizando la superficie del arroyo de la duda, el hocico de la bestia asoma en el mármol, acaricio la garra del animal que ruge en lo oscuro, pesan los sueños detenidos, pesa el desprecio, el óxido de la promesa no cumplida.



Los poemas de antes eran así

(pulsa arriba, si quieres leerlo)

Ahora los pintores ignoran lo clásico y llenan el Guggeheim de impolutos lienzos inundados de blanco. También los poetas, atrevidos, ignoran la realidad y, en vez de escribir certezas, llenan de absurdos enigmas las paredes donde no hay lugar para la duda, para la cal, donde las escaleras sirven para bajar, para subir, para detenerse, para tapiar los puentes, para saber que al pan, pan y al vino, vino.

Estoy sentado en la mitad de un día que curiosamente es jueves, el aburrimiento se acumula en el marco de la ventana, escucho el fluir de mi alma. A ratos sospecho que soy sordo. Dos jóvenes pelean ensimismados, tenazmente. El deseo dormita sobre la seda negra, el deseo, tan distante como… No se hable más, hoy es jueves y estoy (razonablemente) feliz.

(Ilustraciones: Edgar Mendoza)


22 comentarios :

Logan y Lory dijo...

Incluso hay quien es capaz de pintar poemas, como acabas de hacer tú.

La imagen que encabeza tu blog, ese cuadro, está incluído en un interesante libro que ojeo frecuentemente. " Las mujeres que leen sos peligrosas". Al verlo lo he recordado.

Saludos

cristal00k dijo...

¿Medianamente feliz? Tu no eres mediano en ná de ná mi niño!
Aún así disfruta de tu jueves crack!
Sigo leyendo. Beso.

Pedro dijo...

Logan y Lory, es curioso ¿eh? así pasa la vida, pintando poemas en el aire.
Las mujeres que leen y las que no, son peligrosas, cierto.
Por eso es tan apasionante el riesgo de conocerlas.
(Tarea imposible por otra parte)
Yo qué sé.
Saludos

Pedro dijo...

cristal00k vamos a ver ¿qué hace una chica como tú delante de un ordenador a las 2.12? No sabes que hay cosas mejores que hacer a esas horas?
Se me ocurren dos (y una es dormir)

virgi dijo...

Pues si tú estás sentado en la mitad de un jueves, yo estoy a pleno sol del miércoles disfrutando con tu blog. ¡Es TOTAL!

(Muak por tu comentario)

Pedro dijo...

virgi, anda, ven rápida, te espero en el jueves hasta que llegues.
Pero no te retrases que me voy de puente.
Besos a ti.

Tempero dijo...

Hoy es Jueves:

Fíjate si estoy feliz. Iré a recoger todos los palos, todos los trapos sucios, todos los algodones, todas las briznas naturales que puedan ejercer de colchón. Ayer, ayer miré sobre el interior de un nido de cigüeña y me sobrecogí. Cabía en él, todo era de una orfebrería clásica, todo lo no válido para el hombre y la naturaleza -lo que yo quiero recoger- se ensimismaba y adquiría la condición de hogar, hogar teñido de Plateros y yo, algodones que nada rebuznaban a los huevos que hasta hacía un minuto estaban incubados. Ése es el hogar que quiero, pensé. Y por eso he decidido salir al campo y rastrear lo inservible porque nota ya he tomado de ese lugar que, con altura o sin ella, me prodigará un extremo de generoso sosiego. Así, abundaré en mi cuerpo, lo tantearé para notar su capacidad de vuelo, veré de sus rasgos más acrobáticos, incluiré dos pares de ojos para si alcanzo una altura insuperable. Y si estoy alto, alto, si alcanzo las mil reglas que el amor exige, entonces, entonces me quedaré. Y que otro ocupe mi nido, que para eso es jueves.

Pedro dijo...

Tempero, hoy es Jueves pero mañana es viernes, atento, que hoy eres una cigüeña y mañana puedes ser una salamanquesa, o un milano, que esto de la transfiguración, de la usurpación de la identidad, del cambio climático y genético es otra pandemia, que fiebre no tienes ¿no?, vaya, mejor, que ya estaba empezando a preocuparme, que se oyen tantas cosas que no está uno tranquilo, anda, ven, sube al púlpito que te hacemos un hueco. Mañana me voy al valle de Cabuérniga, pero espero volver si no me comen los osos o los lobos. No sé si abrazarte…por si me picas con ese largo pico. Lo tienes largo ¿no?

a-escena dijo...

Eres la leche, pedro!!!.
Cómo se puede escribir tan bien...cachis en la mar!!!!.
Voy a permitirme el lujo de mandarte tres o cuatro besos. Muac, muac, muac y muac. Gracias por tus textos, son todo un regalo.

Arantza G. dijo...

Los pintores adornan los museos con sus lienzos blancos, los poetas olvidan la métrica de un soneto y se permiten licencias por las que los clásicos matarían, pero es que las cosas han cambiado.
La forma de mirar igualmente.
Dicen que por una mirada puedes conocer a una persona. Qué bien para el que pueda! No tendrá sorpresas desagradables.
Es jueves, mi aburrimiento está tapando la puerta de entrada y yo sin fuerza para barrerlo. Qué asco!
Besos

Pedro dijo...

Mira, a-escena, este es un escenario absurdo en el que escribir bien o mal es puramente un accesorio, algo subjetivo.
Depende más de quién lee que de quién escribe (o deja música, o escoge fotografías, colores, temas).
Son gustos. Por supuesto todos ellos respetables.
Aquí llegan comentarios que me parecen de enmarcar, impresionantes, llenos de poesía, creatividad, sinceridad, complejos o sencillos, amistosos, una delicia. Los agradezco y me abruman, me alegra por ellos, olé su generosidad. También me alegro por mí, claro.
Entro a páginas que me dejan encandilado, son magnéticas, no se pueden dejar de leer. Entro a otras llenas de buena intención y malos poemas. Algunas tienen premios con nombres insólitos. Todo vale.
A veces me pregunto si muchos de los que publican no tienen espejos, o abuela, o alguien que les aconseje. Pero Belcebú me libre de criticar nada, somos tantos, tantos, que hay de todo. Pretender ser otra cosa que parte de ese Todo es una presunción absurda. Esto no da para más
Hay quién utiliza este medio para aliviar su soledad, sus miedos, sus fracasos en otros campos. Hay quién lo utiliza para buscar pareja, ocasional o duradera, quién lo utiliza para alimentar su ego, para pasar el rato, para llevar un exacto control de visitas en un reto consigo mismo o con terceros. Un blog es como un cerdo, de él se aprovecha todo –menos la gripe-. Somos muchos y cada uno sabrá, o no, qué busca y que le reporta esta historia de los blogs.
Por mi parte, entre otros logros, te diré que lo esencial para mí ha sido, es, la posibilidad de conocer a personas extraordinarias. Descubrir en directo a quién está detrás de nicks, nombres raros y máscaras es una aventura apasionante, un lujo, un privilegio. Saludo a todos ellos/ellas.
También te saludo a ti, por supuesto, y te pido disculpas por esta secada así, en frío. Recibo tus besos y los guardo para consumirlos estos días de descanso (o de ajetreo, según) Van los míos.

Mirada dijo...

Estoy conduciendo, son las nueve de la mañana de este jueves que ya pronto se irá, busco lo que no es, ayer todo era alegría, aunque los cielos que me cubrían eran de un gris oscuro, cada hora trae de la mano nuevas anécdotas, y he de tener cuidado en esta rotonda, aunque vaya por mi camino, hay audis que viene a por mi, me quieren embestir y por encima me pitan, son unos desagrecidos, jajajaja

Ay Pedriño, no vou seguir escachando todo o meu paso, síntome cansa e moi ¿apesadumbrada?, uff, necesito, luz y un abrazo, me retiro a mis aposentos, me gusta muchísimo más leerte, neno, lo haces de pinga...

Bicos. (este bilingüismo, nos lleva, nos lleva...)

Gracias Pedro.

Mayte dijo...

Hay algo que a mi me gusta mucho...no solo lo que plasmas cuando escribes, sino las imagenes y hoy al entrar el cuadro que me ha recibido con esa mujer retumbada...como a medio jueves en la espera sin encuentro...pues nada me gustó y mucho.

Hay algo en estos días distendidos...tranquilos y a la vez llenos de una sordidez que me aturde...y ahora de puntillas te dejo un biko y una sonrisa. Por cierto...merci.

gaia07 dijo...

Solo un genio puede mirarse por dentro y encontrar el que es, dios malhumorado, bestia rugiente que ensordece con el fluir del alma revelándola en este blanco lienzo, y al instante, volver a la realidad juzgándose terriblemente aburrido, y discernir que aún así, es feliz.

Alguna pega tenía que tener ser tan bueno.

Un acariciante beso, que no moleste ni al malhumorado ni al rugiente ;-P

Shandy dijo...

Estoy sentada en el umbral del mediodia de un viernes,puntualmente feliz ante la holganza de un fin de semana. Me recuerdan que Soy el tiempo que me queda por vivir, mientras husmeo por el jardín de un jardinero malhumorado y me detengo a mirar las flores y me siento abeja que liba las incertezas y los enigmas de un poeta que cubre un lienzo en blanco. Pero el viento también me arrastra al arroyo de la duda y me genera deseos y preguntas...

Pedro dijo...

Miradael día 30 es ya hace mucho..
Aún así ahí va mi abrazo
Y este beso, largo.

Pedro dijo...

Mayte, cuando pasan tres días ya ni recuerdo quién era esa mujer tumbada.
Y es raro.
Sí recuerdo quién eres, un beso.

Pedro dijo...

Vale, gaia07, se lo doy.
Pero la caricia me la quedo.
Ando escaso.

Pedro dijo...

Las preguntas Shandy puedo intentar responderlas.
Los deseos…me temo que no

Pedro dijo...

Me había olvidado de tu comentario Arantza G. Espero que tu aburrimiento haya desaparecido
Besos

Arantza G. dijo...

EL OLVIDO

No es tu final como una copa vana
que hay que apurar.
Arroja el casco, y muere.

Por eso lentamente levantas en tu mano
un brillo o su mención, y arden tus dedos,
como una nieve súbita.
Está y no estuvo, pero estuvo y calla.
El frío quema y en tus ojos nace
su memoria. Recordar es obsceno,
peor: es triste. Olvidar es morir.

Vicente Aleixandre, 1968

Gracias, no hay aburrimiento que no mate un buen libro.

Besos

Pedro dijo...

Arantza G., esta mañana he estado en la Plaza del Machete
Gracias por el poema
El aburrimiento sé matarlo de muchas formas
Besos

Traductor

Se quedaron

Lo que hay.

Algunas ilustraciones, fotografías, dibujos, etc, que acompañan a los textos han sido
tomadas de internet y puede que no conste su autor.
Si algún propietario no desea que figuren en este blog, me lo comunica y las retiro.

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com

counter to blogger