17.4.09

El día que murió la música.





Iridiscente en lo más alto de su canto
entre dos luces libre celebra, labra
un elíseo de música en un árbol,
el pájaro burlón, el sinsonte de marzo.

(Vitale)



Me gusta la música, siempre me ha gustado.
No quiero entrar ahora en exponer mi catálogo de preferencias, de gustos. Dejémoslo ahí. Soy coleccionista de música en diferentes soportes. Que recuerde ahora: rollos mecánicos, discos de pizarra, vinilos, diskettes de 5 ¼ y 3 ½, casetes, CD, DVD, MP3, etc.
Los diskettes los tiré a la basura.
De los rollos y los discos de pizarra ni hablo. Me ocupan sitio, se empolvan.
Se estropeó mi reproductor de casetes y no he encontrado piezas en ningún taller. Ahí están las cintas, olvidadas; no las tiro pero no me sirven ya para nada.
Un día dejó de funcionar el sistema de tracción del giradiscos y la tienda donde lo compré había desaparecido hace años, la marca también y nadie me dio ni una pista de dónde repararlo. Mis discos, una pared del salón entera, por orden alfabético, se llenan de olvido, muchos siguen con el plástico, sin abrir, sin escuchar.
El mes pasado entró un virus a mi ordenador y no he sido capaz –ni Nod- de quitarlo, de arrancarlo, adiós, finito, no funciona, toda mi colección de archivos en MP3 perdida, seis años de recopilación. Quiero comprarme otro PC, pero no tengo dinero para eso, ahora.
Por eso me he centrado en mi colección de CD´s. Tengo cientos, miles, perfectamente organizados; me pides un cantante, un grupo, una orquesta y ya, lo encuentro al momento.
Mi equipo de música es un Linn con pantallas Nexus, pre-amplificador de estado sólido Kairn, un reproductor Karik, una amplificador de potencia Klout y un plato Thorens (sí, el estropeado).
Dedico mucho tiempo a escuchar jazz, ópera, grupos de los 60, de los 70, de los 80, sinfonías, sin orden, cambiando, me agradan todos los géneros, folk, canciones brasileñas, italianas, francesas, ritmos suaves, fuertes, solistas, pandereteros, virtuosos de la flauta dulce, del violín, piano, castañuelas, cantaores, los que silban, joteros, rockeros, pop, indie, etc, etc. Mientras escribo, me acompaño con melodías, pianos, baterías y voces, maravilla de la música. No la escucho nunca cuando hago el amor (eufemismo) ya que tarareo las canciones y no me concentro.
Esta mañana me apetecía escuchar a Cecilia Bartoli; coloco el CD y nada, silencio. Se habrá roto- pienso. Cambio a Paolo Conte y tampoco suena. Pruebo con Celentano, nada. Frenético, lo intento con toda mi colección y después de varias horas compruebo que ninguno funciona. Me asomo a la ventana y no se escucha música, solo coches, ruido, gritos, truenos a lo lejos. Llamo a Javi y me llegan sus lamentos. No puedo escuchar mis Cd´s –gime-. Algo ha ocurrido. Veo un bulto pasar por la ventana, me asomo y en el suelo yace el cuerpo del melómano del cuarto, se ha suicidado. De la casa de enfrente se lanza otro aficionado al bel canto, con los brazos en cruz, plaff, se estrella contra los adoquines de la calle. Enciendo la televisión, un programa de cotilleo que se interrumpe para informar de suicidios masivos por ausencia de música, de inexplicable lavado de soportes, de que se han borrado todos los Cd´s del mundo.
Además me he quedado mudo.
Entonces me despierto y ya no llueve.

La idea es buena, pero no tengo tiempo (ni ganas) para desarrollarlo a mi gusto.
Sentado en la cama pienso en cuantas tonterías debo colgar aquí para mantener mi absurdo reto personal del post diario.
Y que paciencia tenéis conmigo.
Gracias, guapas, guapos.

El Cd, soporte para la grabación de datos, fue desarrollado en 1979 por un holandés, Joop Sinjou. Están fabricados con plástico de policarbonato y recubiertos por una delgada capa de aluminio reflectante, donde se graba la información digital. Se complementan además con una película de laca protectora para evitar que la capa de aluminio sufra daños. Los peligros para este soporte de información son: la luz ultravioleta, que altera las propiedades ópticas del policarbonato, el frío, la humedad, y la oxidación que puede afectar a las capas protectoras. El mayor peligro para la duración de los CD son -claro- que surja una tecnología que los mejore y reemplace. Que vendrá. Y pronto.



16 comentarios :

gaia07 dijo...

Este si que es un sueño terrorífico. No me extraña, después de ver tantos entierros seguidos.

No temas, así como no es posible que en tanto existan humanos muera la poesía, seguiremos teniendo música aunque hayamos de escucharla directamente de la garganta del que canta y de las manos del que toca.

Del mismo modo que tus “tonterías” y tu virtuosismo nos deleitan cada día en el mismo goce de escuchar a Bartoli, disfrutar a Miguel Ángel o recrearse en Machado.

Un beso de diablesa.

Tempero dijo...

He escuchado la noticia sobre los suicidios masivos. No me importa que la gente se clave una corchea o una semicorchea. Andar en clave tampoco me gusta. Siempre lo dije, llévate una huerta al hombro y es como si te llevases un concierto. Así llevo desde que me abandonó mi soprano, mi amada Cecilia. Ahora me dedico a mi huerta y a mis pájaros. Los entusiasmo silbando de recuerdos. Cojo el azadón y hago infinitos surcos, planto las cebollas, crecen los ajos. Los pájaros se creen en pentagramas vegetales y allí acuden. Pero por lo que más se pierden es cuando los girasoles llegan a su derrame de luz y de color. Las pipas maduras los enturbian y, del canto pasan al despilfarro de su canora voz. Comisquean, se vuelven burdos y derraman heces. Por ahora no hago nada, pero me estoy pensando lanzarme a la acequia.

Abrazos y sigue, como puedas.

Shandy dijo...

Recuerdo a un niño subido a una silla para contemplar mejor una mesa servida con excelentes y variadas viandas. Tenía los ojos agrandados y brillantes, como excitado por la emoción de ver aquella rica mesa. Uno de los comensales,para servirle, le pregunto amblemente:¿Y tú, neniño, qué quieres?. Y el pequeño, se irguió en las puntas de los pies, volvió a recorrer la mesa con la mirada y respondió de corrido: Yo de Todo!
Pues mira, Pedro, yo ante un buena mesa de Viandas, Música o Literatura: de todo!

Me mido, porque el dinero no da para más. Compro más libros. Y sobre el tocadiscos: la última aguja que compré costó 3000 pts. Esperé por ella un siglo, la jorobaron unos manazas. Y ahora ya ni las deben de fabricar. Piezas de museo. Como serán los CD. Qué asco! Tendrá razón Tempero: nos quedan los pájaros, hasta que no nos envenemos todos. Pero yo de suicida nada!

Besos

cristal00k dijo...

Nos venden tecnología tras tecnología, muchas veces ya obsoleta en el mismo momento de su salida... pero hay que vender...
Cuida tus CD, amigo Pedro, y aprovecha mientras puedas!
Un abrazo.

ybris dijo...

Menos mal que no se trata de un remedo del Ensayo sobre la ceguera, de Saramago, aplicado a la sordera.
Son sólo los suicidios normales de los melómanos ante la ausencia de la música.
Yo, por si acaso, voy digitalizando poco a poco vinilos y cintas.
Y, por si pierdo el oído, me aplico a memorizar toda la música que puedo.
Ojalá la mente funcione hasta el final y las ventanas del suicidio sólo queden abiertas en pesadillas.

Abrazos musicales.

Nikté dijo...

¿Boberias?
¡Bah! Eso es lo que tu (no) crees.


Esta mañana me he levantado con una canción: "Bartolo tenía una flauta ¡Que flauta tenía Bartolo!

Por poco caigo en la tentación de escribir sobre el escurridizo pensamiento que evoca.

Beso al elefante. A ti también

Nikté dijo...

Acabo de ver, oir, a Susan Boyle. Se que te disgusta que te comenten sobre todo aquello que no sea tu palabra, pero querido, esta bitácora tuya es más que letras, así que muerdete los labios y aguanta el trecho, porque la imagen del elefante no me dejo indiferente, como no me dejo indeferente la voz de esta mujer, inesperada. Todo eres tú y vas a más, recurriendo a cualquier manifestación de arte para expresar y lo haces y ¡Cómo lo haces! Me río ante ese tarareo del amante, me sublimo ante una imágen algo florida, algo de Edén, me emociona todo tú, desde ahí, desde donde te leo.

Y ahora, ve y quéjate de que no salió como tú querrías que fuese.

Ahora salgo a comprar tiestos y tierra y abono y a trasplantar.

Se me hizo la mañana bonita.

Llueve en Málaga.

No me respondas, no quiero que lo estropees.

Arantza G. dijo...

¿Tú no eras el que tocaba el piano en aquella película muda? Entonces para tí nunca morirá la música.
La música está en tí y eso es muy bello.
Aunque siempre nos quedará el recurso de silbar una bonita melodía, que nos haga recordar una dulce historia de amor...(por ejmplo)
Si me necesitas, silba. ja,ja.
Besos dulces

Pedro dijo...

Diablesa gaia07, hay algunas tonterías mías que me salen bien.
Pero no es aquí donde las hago
Jajajajajajaja
Un beso


Que bien comentas Tempero.
Que bien escribes,
Gracias y un abrazo.


Shandy a esa lista incluiría alguna cosa más.
Y soy como ese niño.
¡de todo!
Besos


cristal00k y eso que no he incluido en mi “cuento” que se me ha olvidado silbar.
Pero no sabes qué bien tarareo.
Un abrazo.


ybris, mi cuento era malo pero intentaba reflejar una realidad, la tecnología nos desborda.
No sabes cómo acaricio mis vinilos.
Puro fetichismo.
Pero escucho y disfruto con toda la música que puedo (aunque, lo confieso, a veces no tiene nada que ver con la que dejo aquí).
Abrazos sinfónicos.

Nikté 1. El elefante se queja. Yo no.

Nikté 2. (gracias)


Arantza G. fiu, fiufifififu.
Besos sin sacarina

Anónimo dijo...

Mi equipo de música es una birria, tengo algunas cintas y menos CD, pero qué causalidad: regreso de mis vacaciones, pongo uno de ellos en el compact del coche y voilá, todos juntitos, la Bartoli, Paolo, Celentano... ya sabes, uno de esos que un amigo te graba, él se va, pero la música queda.

Si quieres te lo presto. De nada, gracias a tí.

Mari Pili.

Arantza G. dijo...

Silbas muy bien...
tal vez...¿As time goes by?
Me pareció oirla...
Besos pianista.

Pedro dijo...

Mari Pili ¿y para qué quiero yo a tu amigo?
Si quieres venir tú,,,

Pedro dijo...

No, Arantza G., era “el puente sobre el río Kwai”
Besos

Piel dijo...

AhhH!!! yo también extraño mis cintas!!! No tengo donde reproducirlas.. asi uqe estna guardadas en una caja.... me han dicho que puedo digitalizarlas.... pero la empresa suena titanica.. jajajaaj!!! creo que mejor o me resigno a perderlas o me compro un reproductor nuevo.... vistess??? todo sea por la musica jajajaj!!


Si nos tiene bien agarrados.... eso capitalistasss jajajaja !!!


Besos calurososss!!!

Que el clima esta de primavera!!!

Anónimo dijo...

Si me grabas, voy.

jajajajaja.

Por hacerme reir: dos besos.

Mari Pili.

Anónimo dijo...

Narración impactante... Me fui adentrando en ella y sentí un frío en el cuerpo... un pequeño terror en aumento... mientras me brotaban las primeras lágrimas...

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg