13.3.09

¿De qué color es la nieve?





Escribo
pienso
leo
traduzco veinte páginas
oigo el informativo
escribo
escribo
leo.
Dónde estás
dónde estás.

Idea Vilariño




Lucían las estrellas en una noche continua.

El viento de la nostalgia no le impidió volver y caminó por las calles sentimentales de su adolescencia. Allí, sentado junto a la fuente, recordó el brillo de unos ojos y el aroma, el crujido de la seda entre sus dedos, las lágrimas al partir.

No, no fue él -no directamente al menos-, pero las voces le acusaban, cuchicheos de las mujeres vestidas de negro, dedos invisibles le señalaban, los rumores y aquellos carteles colgando de los árboles del paseo nuevo.

Fue él quien se perdió en el túnel, llorando, con los brazos en cruz.

¿De qué color es la nieve?


20 comentarios :

Camille dijo...

Qué fue lo que hizo, aunque no fuese él, o indirectamente lo fuera?

Uhmmmm rosa?

(El tipo de la imagen....está meando!!)

Arantza G. dijo...

Debe ser bonito volver, y recordar.
Debería.
La nieve es verde, como mis ojos.
Besos, unos cuantos

Mirada dijo...

Caía nieve de colores, amarilla, azulada, anaranjada...
La nieve caída aquella noche no era blanca sino amarilla.
En algunos lugares adquirió tonalidad anaranjada y, unos kilómetros más al norte, en la región de Tomsk, llegó a ser incluso azulada. La multicolor precipitación cayó también sobre la región de Tiumén.(recogido del periódico digital ABC)
http://www.abc.es/hemeroteca/historico-03-02-2007/abc/Sociedad/cae-nieve-de-colores-amarilla-azulada-anaranjada-en-algunas-regiones-de-siberia_1631267656937.html)


Pedro, todavía recuerdo hace ya varios años, como después de leerte, disfrutarte, y en cuánto una se disponía a comentar, blogia preguntaba "¿de qué color es la nieve?"... ay... qué tiempos, tan buenos como estes...menos mal que estás.

Un abrazo enorme.

Pedro dijo...

Camille, lo que hizo el tipo…mejor no menearlo, dejémoslo estar.

Efectivamente, el tipo está meando.
El cuadro es de Pérez Villalta
Guillermo Pérez Villalta (Tarifa, 12 de mayo de 1948) es un pintor, arquitecto y escultor español, integrante de la nueva figuración madrileña y uno de los pintores más representativos del posmodernismo en España. Algunas fuentes le incluyen en una corriente que llaman neomanierismo.
Comenzó a estudiar Arquitectura, una disciplina que ha seguido influenciando su obra pictórica si bien abandonó los estudios para pintar.
En 1968 se trasladó a Madrid, donde en la década de 1980 se le consideró integrante de la llamada movida madrileña. Ya en los 70 conformó un estilo «manierista» de colorido algo chillón y figuras deformadas en contorsiones que recuerdan a viejos maestros italianos. A mediados de los 80, evolucionó hacia un colorido más cálido y «sucio», con una técnica más suelta que recuerda a Tiziano y Velázquez. Posteriormente se han ido apreciando calidades más dibujísticas, propias del Quattrocento italiano: Piero della Francesca, Mantegna, etc. Es un artista siempre fiel al estudio de la tradición, con tendencia a una ornamentación abigarrada y a una exuberancia que inspira optimismo (o nostalgia por un pasado idealizado).
Frente a los típicos valores propugnados por la modernidad abstraccionista (autenticidad de los materiales y pureza formal), la pintura de Villalta es de naturaleza totalmente narrativa, como se aprecia en sus obras Grupo de personas en un atrio (1976; Museo Reina Sofía de Madrid), Gente a la salida de un concierto rock, La pintura como vellocino de oro (1981-1982), Historia Natural (1987), Sansón y Dalila y Santuario (1996). Su interés por temas mitológicos y religiosos (presentados con una audacia casi irreverente) le distingue de la corriente mayoritaria de la pintura actual; en 1982 diseñó una baraja española donde sustituyó las figuras habituales por dioses y santos desnudos. El Rey de Oros era una fusión de Cristo y Baco.
Defensor de la belleza como disfrute y como «necesaria para vivir», Pérez Villalta no oculta su afán por lo ornamental (en oposición al arte minimalista) y aunque a veces sea provocador y roce el escándalo, sigue métodos de diseño y producción tradicionales: múltiples bocetos, técnica depurada de lenta ejecución... Acusa influencias dispares y se confiesa admirador no sólo de maestros antiguos, sino también de Giorgio de Chirico, Marcel Duchamp y Dalí.
Ha ilustrado varios libros, como Faetón del Conde de Villamediana, La Odisea de Homero y Los viajes de Gulliver de Jonathan Swift. En 2006 se publicó el libro Idea, que reunía bocetos de años anteriores. Además, ha diversificado su producción, creando grabados en aguafuerte y litografía, escenografías para teatro, cerámicas, estatuillas de bronce e incluso un monumento ecuestre (El instante preciso) para el tejado del Ayuntamiento de Granada. Reivindicando su condición de «artífice», más que de simple pintor, Pérez Villalta ha llevado una antológica de su producción no-pictórica (Artífice) en 2006-07, por diversas ciudades de Andalucía. Esta exposición recaló en 2008 en el Museo Colecciones ICO de Madrid.
Está presente en las mejores colecciones: Museo Reina Sofía de Madrid, Museo de Bellas Artes de Bilbao, Fundación Juan March de Palma de Mallorca, Fundación Suñol de Barcelona, Patio Herreriano de Valladolid... En 1985 recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas.

Pedro dijo...

Arantza G. se sabe que el que vuelve nunca se fue.
Ojos verdes, verdes como la albahaca, verdes como el trigo verde y el verde, verde limón, que dice la copla.
¿Me los enseñarás algún día?
Beso, silencio, beso, silencio, beso y así sucesivamente,

Pedro dijo...

Mirada que todo lo ves.
La última vez que intenté leer ABC se me cayó un ojo por el desagüe (por eso llevo uno de plástico).
Hace varios años no pudo ser ya que prácticamente acabo de nacer.
Usted me confunde, señorita.

jajajajajajaja

Anda, ven, que tengo unas ganas de abrazarte.
Bella

Shandy dijo...

Te das cuenta, Pedro Glup, como la nostalgia es literariamente productiva? El viento de la nostalgia nos regresa a páginas antiguas, porque sólo el corazón de la memoria puede recuperar el tiempo que fue.
Para mí, la nieve tiene el color del silencio de un amanecer.

Me gustan mucho los poemas de Idea Vilariño... Aparentemente sencillos, pero trabajados y pulidos hasta el más mínimo detalle. El ritmo es golpeante, yustapuesto, y las palabras justas. Tiene un estilo contenido pero expresa los sentimientos con mucha intensidad. Me tocan estos ultimos versos, tan obsesivos.
Un beso silencioso

Ventana indiscreta dijo...

La nieve es tierra. La nieve se ha vencido. Soporta todo menos la lágrimas. Ya puede hacer calor, que si alguien no llora no avanza su derretir. Pero si alguien llora y lo hace por amor entonces a la nieve le acude el luto. El peor color para ella.

Besos, Pedro.

gaia07 dijo...

Es verde cuando comienza a nevar, el frío de la pena te hace volver, amarilla cuando cubre el suelo, dejas que te empape inerme, roja cuando lo cubre todo completamente, la congoja te llena el alma, negra cuando es espesa e intransitable, el túnel es largo y ya no reparas en nada.

Un abrazo por que si, de los que no vienen a cuento.

Tempero dijo...

¿Llego tarde?

Sí, se perdió y perdió el conocimiento. Se despertó de una manera extraña: brotando nieve. Tenía en su mano izquierda un bote de mercromina lleno de sangre de ella. No pudo curar su última herida entrada en riego. Allí tenía al Unicornio frente a él. Pasó tiempo hasta darse cuenta que el Unicornio sólo bebía nieve roja, porque un día, yendo triste por su nieve lanzó una gota con el dosificador. La nieve capilarizó toda la gota; al instante tenía allí al Unicornio.

Ahora él, que sólo se había dedicado a curarla, sube con el morral a las altas montañas a por nieve. Runde las gotas hasta extremos desesperantes. El unicornio lo espera.

Camille dijo...

Vaya! y todo eso por apuntar que un tipo estaba meando...
Ok, captado, majo

Pedro dijo...

Shandy, gracias, será para lo poco que sirve la nostalgia.
Al menos hoy que ha amanecido un magnífico día casi de primavera.
Miro hacia delante y el ayer está bien ahí guardado, en su caja fuerte.
Además he olvidado la combinación que la abre.
Un beso de aña.

Pedro dijo...

Una nieve enlutada Ventana indiscreta, ya no sabe qué inventar para que nos fijemos en ella.
Besos

Pedro dijo...

gaia07, me quedo en el abrazo y me olvido del resto
(Que a gustito se está así)

Pedro dijo...

Puff, tío, Tempero, rey, ¿estás bien?, ¿te has tomado algo?, hay setas alucinógenas, ten cuidado, anda ven, ¿una cervecita?
No, no, el unicornio no bebe
Salud

Pedro dijo...

Camille, no, jo, no, simplemente que me gusta mucho Villalta y no sabía cómo meterlo en el blog.
Tu comentario me ha venido bien.
Algo así como eso de “me alegro que me hagas esa pregunta”
Ale, descapta.
Un beso

Aury en el espacio dijo...

En mi tierra la nieve es blanca, tan blanca como la nieve.
Si vienes ahora lo podrás comprobar por ti mismo, deslumbra desde su pico más alto, majestuoso, El Veleta, a medio camino de su recorrido y para los visitantes de a pie se haya, paciente, La Virgen de las Nieves, esperándote, para que veas con tus lindos ojos de que color es.

Besos desde Granada con amor

Arantza G. dijo...

Si tú lo quieres...
Un beso.

Pedro dijo...

Aury en el espacio lindos no sé si han sido alguna vez, cansados sí que están ahora de tan deslumbrante blanco granadino. Bella tierra, de contrastes (¡qué frío he pasado ahí! ¡Y qué calor! Besos a ti y mis respetos a la Virgen de las Nieves.

Pedro dijo...

Te ibas a llevar una desilusión Arantza G..
Aquí solo dejo lo que escribo.
Luego, como tú, como todos, somos reales.
Y ya nada es como era.

(Aunque a veces es mejor)

Un beso.

Mi foto
Bilbao, Euskadi
pedromg@gmail.com

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com site statistics
Google+

Páginas vistas en total

Lo que hay.(Desde 08.02.07)

Se quedaron

Desde 08.02.2007

 photo glup20_zps43094b99.jpg