Glup 2.0


 photo ra1_zpsczgcmpzb.jpg


15.11.07

Epítome, otro.

No existe el silencio
porque todo es sonido.
Y estar a tu lado.
Aún sin hablar
es la música que prefiero.

(
Pablo Guerrero.)


Me van a perdonar la insistencia pero este es un espacio que quiere ser literario, que lo intenta, con pretensiones. Qué cosas, como cuando en 1811 pasó un cometa, el que vio la madre de Handersen. Aunque miro y miro, todavía no he visto el cometa, quizás es que miro demasiado al suelo. Cada uno tiene sus aficiones, Nerea está haciendo un curso de Windows Vista, Hipólito cocina casi como Arguiñano, a mi me gusta escribir. Es cierto que todos escribimos y que nadie nos lee, es cierto que al escribir comunicas, poco o mucho, que logras desde indiferencia hasta interés, desde silencio hasta comentarios de variado tipo.

Al empezar con esto de los blogs no contestaba a los comentarios, me daba corte. Creo que me repito. Creo que me repito. Creo que me repito. Ahora procuro contestar todos dentro de mi escaso tiempo libre. Algunos me sonrojan, algunos hacen que me replantee la afición y piense en dedicarme a otras actividades, mas...corpóreas, digamos. Son ideas. En cualquier caso, sin dejar de ser un hueco que tiene que ver con la literatura, que lo intenta desesperádamente, se está convirtiendo para mí en algo enriquecedor. Por supuesto influye la teoría de la felicidad del ahora, del instante.

Inventar un texto diario, con mejor o peor fortuna pero con perseverancia, me disciplina, me aporta constancia. Sobre todo me siento afortunado por la oportunidad de cambiar ideas, experiencias y confidencias con las personas que voy conociendo aquí, a las que leo, las que me cuentan sus emociones, sus vidas, sus sueños, sus miedos, las personas que nos confiamos en un estimulante ejercicio de amistad. Es una comunicación extraordinaria, difícil de conseguir en otros ámbitos. Libero con ello mi tendencia al estupor, mi natural escepticismo ante otra vida posible. Esto de los blogs es un magnífico invento.

Por cierto ¿tú has visto el cometa?


10 comentarios :

Nikté dijo...

¡¡¡Soy la primera, soy la primera!!!
¡¡Que contenta estoy!!
¿Por esto se recibe un premio? Si es que si,yo quiero el mio.
En fin, que estoy en el trabajo en un ratillo de esos donde no se te muere nadie y como se que escribes a diario, de hecho aqui lo recalcas(que redicha soy) me he dicho... vamos a leer que después se te acumula la tarea y terminas diciendo chifladuras, aunque esa no es la razón, obvio.
A ver, mi querido Glup:El que este invento de los blogs y esta experiencia que estás teniendo te parezca enriquecedor es el mejor reconocimiento que te has dado a ti por ser su hacedor y a los demás, los que entramos aqui para leerte para disfrutar de ti, a veces de forma egoista.
Te tomamos y nos vamos con nuestra porción de pastel para acompañar nuestro café de las tardes o el que se yo.
Lo que te digo es que si, la disciplina es el mejor ejercicio. Esto es un trabajo- el de escribir- gratificante y a veces doloroso, pero una tarea que requiere de todo cuanto tu estas haciendo.
Que si entro aqui es porque respiro literatura. Tu haces literatura, aunque la adornas con palabras de otros que te embellecen aún más.
Que aún no acabo de respirarte como persona, que tal vez no lo hagamos nunca, pero que eso es lo de menos, el que no sea entre nosotros reciproco.
Tu estás aqui y eso es lo que importa.
Me quedo aqui, ya estan llamando
Un beso
Muacks

fgiucich dijo...

No he visto al cometa, pero escribes muy bien, con o sin disciplina. Abrazos.

Inmarcesible dijo...

Estoy en el umbral de mi ventada, sostenida por los hilos de luz que la luna de noviembre marca sobre mi espalda... lo espero, siempre lo he esperado con ansia de estrella de naufragio.
Ahora pienso en la madre de Andersen -la que vio el cometa en el 1811-, luego en Inger, la niña que pisoteó el pan, luego, irremediablemente en el Hada del Sauco y de ahí hay un paso a mi madre.
Fugacidad de cometa, silencio de leyenda que se extiende por los decenios que se cuelan por las grietas del cuerpo. No debí verlo, no pude soportar sus destellos, me repito con los ojos ardientes de deseo.
Hace muy poco, en un viaje triste, un recuento de pasos por caminos sin misterio, me hallé a un hombre reventando estrellas en su ventana, el reflejo del lago lo hacía enorme y de la luz azul de sus manos brotaban pequeñas galaxias.
Del pulgar al meñique salió volando, un chispazo brillante, enceguecedor, imposiblemente mágico, salió por la ventana y en la silente noche, dejó su estela de polvos mágicos hasta caer en la opacidad del lago.
"Está soldando...", me dijo un hombre que se quiso perder en la noche con pasos de perro paseado, "está soldando, es mejor que no mire así o se le puede quemar el ojo". Seguro ya era tarde, me han quedado incendiados de tanta noche, de no contener esos cometas varados en la ventana del herrero de ese pueblo sitiado por sus propios lagos.
Pero yo ho he visto al cometa... él me tomó con su ojo de fuego, con su certero cruce que derritió mi cielo plomizo de noviembre. Pasó por mi tiempo con el hallazgo de lo que no podemos creer cierto, que no termina de convencer a nuestra realidad asentada sobre pies de acero. Demasiado aire, demasiada magia para un sólo tiempo, para un instante que se congela por el viento helado de los presagios ciertos.
Luego, sólo ha quedado volver los ojos al suelo, relamer los pasos que vamos dando con las miradas acuosas de los lastimados, de los que acumulan sal en los rincones de sus brazos para irse haciendo estatua un poco más a cada paso, no por mirar detrás, sino por caminar siempre de espaldas.

SEI

ybris dijo...

Me alegra ver a mi vecino Pablo Guerrero por aquí diciendo las verdades que acostumbra.
Y lo tuyo lo tengo claro: literatura y literatura. Entreverada con una constancia digna del mayor de los encomios y sumamente enriquecedora para los que venimos a aprender al borde de esta sorpresa cotidiana que son tus líneas.

Gracias y muchos ánimos como hasta ahora

Maduixeta dijo...

Eclipse de luna, me dejé bañar por sus influjos (o no) una tarde temprana de primavera sobre una columna donde solía ponerse mi gato, a unos metros del suelo, con un poste pegado a un cable viejo pero útil para el golondrineo a mis espaldas (es que tengo varias yo, ah no, que eso son caras...) y poco más. Con la pose adecuada, eso si, en flor de loto y mirando al cielo con las cejas, que no los ojos.

Ehem...ehem (carraspeo que confirma que lo que diré a continuación es importante)... te hago saber, mi glup, que desconozco tus motivaciones, tu finalidad, tu intencionalidad, desconozco si tienes algún cuadro en la cocina, pero sé que me gusta visitarte, leerte, fruncir el ceño como diciendo "aha...interesante..." (como haría Sherlock Holmes pero sin pipa), y decirte sin pensar, que suele ser lo que mejor se me da jejeje. Y me encanta volver a escondidas y descubrir que cositas me respondes!!!

Visto desde mi humilde pero ácida (las fresas ya lo tenemos) perspectiva, es más barato vomitar en el blog que pagar sesiones de terapia, y ya que habrá ocasiones en que tengas que pagar...pues esto es gratis jajaja.

Y no pasas desapercibido, no, no, no...ni lo sueñes, a mi me calas, y no soy la única, que lo sé de buena tinta de calamar. ¿Podría vivir sin ti? si, y sin música, pero la austeridad nunca me llamó en exceso, un poquito para sentirme bien y ya, que los extremos son muy malos.

Y voy a leerte la otra entrada, no sin antes el beso de rigor, aunque no por ello pierde intensidad (espero). Hoy te toca un besito de solete, calentito y que te ciega si abres los ojos ;)

Pedro (Glup). dijo...

Nik'té, me encanta como vacilas, con qué elegancia playera, qué donaire, qué primor,
ahí, pobrecilla, que no se muere nadie -¿llaman los mismos muertos?-que has entendido a la perfección el anillo blogiano, el inicio y el fin, en esencia el mismo que en la vida, todo comienza conmigo y todo termina en yo -José Larralde dixit-, que en un brazo he sentido tu respiración, en primera persona, como si tu nariz esnifara mis pelillos del antebrazo, como si tu presencia no fuera distancia, como si mi disciplina no contrastase con tu
capricho de ahora entro aquí, mañana ya veré, dentro de tres meses solo me dedicaré al ocio y a los canarios, café por las tardes y los muertos que no llaman, ni llamen, con adornos literarios y jeroglíficos en html, qué cosas.
No sé si te he dicho que me agradan tus comentarios.
Y los besos finales (y los del principio)
Los míos.

fgiucich, como convenimos te he enviado flores a la dirección indicada.
Gracias.
Gracias también por los abrazos.

Inmarcesible, tu comentario es un blog en sí mismo, es un compendio de respuestas.
Y de preguntas.
Por ejemplo, además de aquí ¿dónde puedo leerte?
Y más, ¿dónde empieza la vida?
Acaso...recuerdos, imaginación, sensibilidad fluyendo en tus palabras,ricas, fértiles, que dejan esta esquina florida y anhelante, esperando tu próxima visita.
Todo, pero el final (Luego, sólo ha quedado volver los ojos al suelo,relamer los pasos que vamos dando con las miradas acuosas de los lastimados, de los que acumulan sal en los rincones de sus brazos para irse haciendo
estatua un poco más a cada paso, no por mirar detrás, sino por caminar siempre de espaldas)
entra en la antología de los privilegios de esta página.
Muchas gracias.
Y mi reverencia.

ybris, por
favor aclárame eso de "mi vecino". Pablo Guerrero está en mis altares, tengo todos sus discos (menos uno), sus libros de poemas, he seguido, admirado, su trayectoria profesional. Un cantautor de enorme sensibilidad.
Hoy mi abrazo de viernes va acompañado de mi agradecimiento y de respeto.
Me impresiona como estas líneas pueden generar tantos sentimeintos.

Anónimo dijo...

Tampoco yo ví el cometa , tan sólo su estela y la he seguido como sigo la tuya.

Besos desde el inmenso atlántico.

Maduixeta dijo...

Desolada encuéntrome yo al no recibir atenciones del huésped...para aliviar penas (que con pan son menos) me voy de compras...necesito unos botones rojos de tamaño gigante, a ver donde los encuentro...

Venga, como se que vas con prisas, que los días y sus horas se te rebelan, y que no te olvidas de mi, te mando un besito de dedos...acercate...cierra los ojitos...¿hueles mis manos? es menta y orégano, que acabo de estar en la terraza...regando...toma!!! un beso congelado de dedos!!!! que el agua esta muy fría jajajaja.
Que mala soy...enga, uno de verdad en los morros, mua!

Pedro (Glup). dijo...

Anónimo, aprovecha, hay cometas que pasan cada mucho (tiempo)
Pero ¿qué es el tiempo?¿qué es un cometa en la inmensidad del cielo?
Amen.
Besos desde un Bilbao de sábado azul.

Pedro (Glup). dijo...

Eso no se hace Maduixeta, que me das un beso en los morros y te vas así, corriendo, me cambias por botones rojos que aunque sean grandes no hay comparación, o parece que sí, fea, que me has dejado helado con esos dedos y estoy así, aquí, esperando que vuelvas. Ya verás, ya.
Eres peor que la bruja Avería.

Traductor

Se quedaron

Lo que hay.

Algunas ilustraciones, fotografías, dibujos, etc, que acompañan a los textos han sido
tomadas de internet y puede que no conste su autor.
Si algún propietario no desea que figuren en este blog, me lo comunica y las retiro.

Creative Commons License Page copy protected against web site content infringement by Copyscape ecoestadistica.com

counter to blogger